Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Balboa escriba una noticia?

La Bota de Oro de Forlán lleva al Atlético a la Champions

01/06/2009 13:39 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

El espectacular final de temporada del uruguayo posibilita que el club rojiblanco repita participación en la Copa de Europa

Cuando tienes en tus filas un delantero de la clase y la eficacia de Diego Forlán, las probabilidades de cumplir con éxito los objetivos marcados se tornan mayores. El Atlético puede presumir, veremos si también el año que viene aunque todo parece indicar que sí, de contar con el goleador más eficiente de toda Europa. Un jugador que determina partidos por sí sólo gracias a que ejecuta con ambas piernas desde la distancia que se la antoje, presiona a la defensa rival como si le fuera la vida en ello y, sobre todo, ostenta el privilegio de la definición, otorgándole el calificativo de letal y excelente. Es un rara avis en el panorama futbolístico actual, plagado de delanteros sin aptitudes de cara a la portería contraria, ahí cuando la vista se les vuelve borrosa. Forlán no sólo es la excepción a esa cada día más consolidada regla, sino que es un elemento discordante: a pesar de golear con tremenda facilidad, acude al envite del regate con mucha fiabilidad en el resultado y traza los desmarques con precisión de cirujano, lo que provoca muchas situaciones ventajosas para enfrentarse mano a mano con el portero. Aunque realmente a veces no le haga falta y recurra a su potente y colocado disparo ambidiestro desde la posición más inverosímil

A su lado nos encontramos a Aguëro, afianzado como crack, aspirante a jugador dominante. Quizás ensombrecido por la extraordinaria campaña de su compañero de ataque, el Kun es otro componente extraño. Una clase de futbolista que se destila de lustro en lustro, una especie de Romario que se maneja no sólo dentro del área y que se siente imbatible en el regate corto y elegante y seguro en la definición. Con esta presentación en la delantera, unida a la regularidad de Simao y al buen hacer de Maxi, cualquier aficionado apostaría a principios de cada temporada a que el Atleti no tendría el menor problema en clasificarse entre los cuatro primeros. Incluso le concedería alguna opción de conquistar la Liga. Pero el Atleti es el Atleti y, salvo contadas ocasiones en las que el ambiente propicia que todo resulte perfecto (véase el doblete del 96), siempre hay que dar por descontado que algo fallará. En los últimos años, la defensa rojiblanca, sean quienes sean sus componentes, deambula de campo en campo. Todo lo ganado arriba se pierde abajo. Puede ser un problema de jugadores, que lo es, puede ser un problema táctico, que también, pero sobre todo es una cuestión de concepción e idea del juego. Sino, no se puede entender que todas las temporadas se corrobore que la zaga atlética es una de las más inseguras del campeonato. En este sentido, si Abel continúa al frente del equipo, podrá, esta vez desde la pretemporada, diseñar su concepto de equipo y el sistema defensivo que crea más conveniente pero que, por encima de todo, logre solucionar todos los contratiempos que sufren los de atrás y que se trasladan en forma de disgustos a la parroquia rojiblanca. Sólo así no se volverán a escuchar en el Calderón los gritos de “Jugadores Mercenarios”.

Forlán es un rara avis en el panorama futbolístico actual, plagado de delanteros sin aptitudes de cara a la portería contraria, ahí cuando la vista se les vuelve borrosa

Mientras que Forlán y Agüero compartan delantera, el Atleti tendrá ganados muchos enteros para seguir acudiendo a disputar la Copa de Europa. Pero, como sucede en muchos equipos convertidos en Sociedades Anónimas, corre el serio riesgo, de hecho ya lleva años haciéndolo, de que su propietario obvie los intereses de equipo y se preocupe más por escabullirse cuando vienen mal dadas que de atenerse a su responsabilidades, que son, sin ir más lejos, las de llevar digna y cumplidamente las riendas de un club grande con mucho respaldo social, al alcance de muy pocos, y construir el mejor equipo para sus aficionados, aquel que pueda competir con Barsa y Madrid por todos los títulos en juego. Pero, si Gil Marín sigue considerando al Atlético de Madrid, igual que lo hacía su padre, como un Cortijo en propiedad que pueda manejar a su antojo, guiado por caprichos y arbitrariedades, el Atleti está condenado a mantenerse en un segundo plano. Por el bien del fútbol español, que necesita de alternativas serias y contundentes para plantar cara a los de siempre, el Atlético de Madrid está destinado a subir ese peldaño de responsabilidad, compromiso y calidad que le resta. El primer paso, dada la incompetencia del sujeto en sí, pasa por que Gil desaparezca. Habrá que esperar.


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Balboa (266 noticias)
Visitas:
184
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

teto (01/06/2009)

el año q viene la final en el bernabeu, con la explosion de aguero en europa y el despertar de heitinga y ujfalusi, equipazo!!!!hahaha