Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Padron Sabina escriba una noticia?

Botellón, “jumentud” y cachondeo

11/09/2009 09:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estamos en la España de Zapatero y aquí la “jumentud”, que viene de jumento, está más protegida que en ninguna otra parte del mundo mundial. Una protección “planetaria” que diría Leire Pajín

<a href="http://www.flickr.com/photos/9036674@N02/2465432913/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/9036674@N02/2465432913/" target="_blank">Ferminius</a> via Flickr

Estamos en la España de Zapatero y aquí la “jumentud”, que viene de jumento, está más protegida que en ninguna otra parte del mundo mundial. Una protección “planetaria” que diría Leire Pajín. El otro día en Pozuelo de Alarcón, uno de los municipios más ricos del país, se desbocaron un montón de niños pijos hartos de alcohol y de vaya usted a saber, y decidieron emprenderla con todo: mobiliario urbano, cajeros automáticos, escaparates, coches, contenedores de basuras… Y como todavía les pareció poca la fiesta, pues unos 200 macacos de estos, digo jóvenes de muy buenas familias, decidieron asaltar una comisaría de policía, en la que tuvieron retenidos a los agentes con piedras y botellas durante horas. Una niñería, vaya. Una inocente diversión que acabó con diez policías heridos y daños materiales incalculables.

Y luego como el juez los condenó “a no poder salir de fiesta a partir de las 22.00 horas durante tres meses”, los abogados de las excelentes familias de los tortolines estos pusieron el grito en el cielo porque consideran “desproporcionada” esta medida. Desproporcionada, claro que sí; es una medida de una desproporción planetaria, porque desde mi punto de vista los niñatos estos tenían que haber acabado en la cárcel después de los juicios correspondientes. Pero es que un servidor es muy retrógrado. Así como que también se debía haber obligado a los padres de estos vándalos a pagar todos los daños causados. Pero es que un servidor, ya les digo, es muy primitivo e incluso de derechas. De lo cual ustedes no saben cuánto me avergüenzo. Porque lo progre y socialista es estar del lado de los mocosos borrachos que casi causan la muerte de varios policías y se cargan medio pueblo. Todos unos pobres jóvenes víctimas de las sucesivas leyes de educación socialistas; las mismas que nos han colocado a la cola del mundo mundial en formación, porque la derecha no ha perpetrado ninguna en sus años de gobierno.

Leire Pajín no diría, pero pensaría: “Tenemos una mierda educación de alcance planetario”. Lo que sí diría es que la culpa es de los 40 años del franquismo; porque en los 35 años de democracia no ha tenido tiempo su partido el PSOE de arreglar la cosa. ¡Qué va! Lo que sí ha logrado es empeorarla hasta niveles planetarios.

Y Rubalcaba dice ahora que va a “estrechar el cerco a las bandas violentas y situarlas en un mapa”. Estupendo. Que es que debe ser que Rubalcaba tiene de asesor para estas circunstancias al que asó la manteca. Verbi gratia: –Buenas, ¿está el que asó la manteca, digo Gregorito el del mapa? –Sí señor, un servidor para servirle. –Pues verá usted, Gregorito, que quiero que me explique qué significan estos puntos verdes del mapa. –Pues eso significa que son zonas pacíficas de botellón; ahí lo más que le pueden hacer es partirle la cabeza con una botella. –Mire usted qué bien. –¿Verdad? –Sí, sí; ¿y estos puntos naranja…? Pues ya eso es de otra índole, porque ahí el mapa indica dónde puede ser usted asaltado con bates de beisbol e incluso violado; pero poquito; comprenda que los jóvenes se aburren. –Sí, sí; ya me hago cargo. ¡Pobres jóvenes de tan buenas familias! Oiga Gregorito, ¿y los puntos rojos…? –Pues ahí hay unas tribus urbanas, especialmente presionadas por una sociedad que los margina y unos padres desalmados que no les dan postre si no hacen sus deberes, que se ven abocados por esto a cortarle a usted los huevos, con perdón, sin mediar palabra. –¿Sin anestesia ni nada? –Efectivamente. –¿Y las autoridades no hacen nada al respecto? –¿Cómo que no? ¿Y el mapa este qué es…? De forma que me sacrifico a hacer este plano jugándome la vida, ¿y usted dice que no hacemos nada…? Lo siento, señor ciudadano, pero no tendré más remedio que detenerlo, y llevarlo esposado por la calle Mayor de Madrid. Y ahora voy y le canto una zarzuela: Cariiiño, como el que yo sientooo, no ha habido ni habrá en la viiida… –¿Y no se sabe “La del manojo de rosas”? –También: Hace tiempo que vengo al taller, y no sé a qué vengo. –Eso es muy alarmante, eso no lo comprendo.

Conclusión provisional: ¡Sigan bailando!


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Padron Sabina (56 noticias)
Visitas:
433
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.