Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Los 27 buscarán el lunes un acuerdo para la reforma del control de la pesca que incluye el carné por puntos

16/10/2009 18:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los ministros de Pesca de la Unión Europea tratarán de alcanzar un acuerdo político el próximo lunes sobre la reforma del reglamento para el control de la pesca que incluye, entre otras medidas, la introducción de un carné por puntos para sancionar las faltas graves de los pescadores y multas de hasta 300.000 euros por infracciones graves.

La presidencia de turno de la UE, que este semestre ocupa Suecia, buscará el consenso para un reglamento que lleva debatiéndose cerca de un año y que ha sido criticado tanto por parte de los ecologistas, que lo consideran insuficiente, como por la patronal pesquera europea (Europêche), que temía que la reforma se tradujera en una mayor carga burocrática y más costes para los pescadores.

Fuentes de la presidencia reconocieron las "dificultades" para conseguir un equilibrio que satisfaga a todas las partes, pero consideraron que los Veintisiete están "cerca" de lograr un acuerdo. El objetivo es que el nuevo reglamento sea respaldado por unanimidad, por lo que tras la presentación de la última propuesta a primera hora del lunes, la presidencia y la Comisión iniciarán reuniones bilaterales con los Estados miembros para afinar el documento.

Tras varias modificaciones a la propuesta inicial de la Comisión Europea, España considera que el nuevo reglamento es "equilibrado" y "necesario" para apoyar otra normativa sobre pesca ilegal, no regulada y no declarada (INDRA) que entrará en vigor a principios de 2010, explicaron fuentes diplomáticas.

Bruselas pretende que las nuevas normas puedan entrar en vigor en 2010, pero la mayoría de gobiernos defienden un plazo más largo (entre dos y cuatro años), sobre todo por cuestiones prácticas, y que la aplicación de las normas se haga de manera progresiva.

Entre las principales novedades de esta propuesta figura un sistema similar al carné por puntos que existe en varios Estados miembros para los conductores y que en este caso sumará puntos negativos en la cuenta de capitanes de barco, operadores y propietarios de licencia de pesca.

Establece la retirada de la licencia en tiempos progresivos, desde varios meses la primera vez que se supera el máximo de puntos permitidos hasta la retirada definitiva del permiso en caso de varias reincidencias. Son precisamente esos tiempos progresivos uno de los problemas por los que varios Estados miembros han mostrado reticencias a este sistema, cuya negociación sigue "abierta", explicaron fuentes diplomáticas.

PRINCIPALES DIFICULTADES

También plantea dificultades la regulación más estricta para la pesca deportiva que reclama el Ejecutivo comunitario, que incluso aboga por contabilizar estas capturas dentro de las posibilidades de pesca que se otorgan a cada Estado miembro anualmente. Para países como Reino Unido y Francia este aspecto es un problema, entre otras cuestiones, por la dificultad de contabilizar la pesca deportiva, aunque podrían admitir algún tipo de normas que encuadren esta práctica.

Otra cuestión para la que será necesario seguir discutiendo este lunes es la armonización de las multas a escala europea para infracciones graves, que oscilarían entre los 5.000 y los 300.000 euros. Para varios países el que la UE fije sanciones mínimas supone una intromisión en competencias nacionales.

El documento también plantea que la Comisión reduzca o retire ayudas a los Estados miembros en caso de incumplimiento de las normas de control de la política de pesca común. Varios países rechazan esta opción, aunque se negocia una cláusula de "condicionalidad" por la que el castigo sólo se aplicaría si queda acreditada la "dejadez" de la administración y las ayudas afectadas deberían estar directamente relacionadas con los mecanismos de control.

Fuentes diplomáticas apuntaron que en líneas generales, las reticencias ante el nuevo reglamento de control responden más a "problemas políticos, que técnicos" y confiaron en que sea posible el consenso para un acuerdo, que permitirá, además, enviar un "mensaje político" importante.

Durante su reunión en Luxemburgo, los ministros de Pesca también buscarán un acuerdo sobre las posibilidades de pesca de determinados recursos como el arenque, el salmón y el bacalao en el mar Báltico, que no afectan a los intereses de España.

Asimismo, intercambiarán puntos de vista sobre las negociaciones anuales con Noruega que tendrán lugar antes de finales de año para acordar la contrapartida (no económica, sino en especies) que la UE está dispuesta a ofrecer por las capturas de bacalao en aguas noruegas.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
72
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.