Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Cae una banda de narcos que empleaba buzos y motos de agua para arrastrar fardos de hachís hasta la costa de Málaga

10/06/2010 14:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una operación conjunta entre la Policía Nacional y la Agencia Tributaria ha permitido desarticular una red de narcotraficantes que utilizaba un método inédito para arrastrar fardos de hachís hasta la costa española. Bautizado como "el infalible" por los ocho miembros de la organización, el procedimiento se basaba en emplear buzos y motos de agua para trasladar la droga oculta bajo el mar hasta las playas de Málaga.

Cinco españoles, dos marroquíes y un británico idearon el sofisticado sistema con el que estaban convencidos de que la Policía "nunca" descubriría los fardos, que podrían ser trasladados por una moto acuática "sin levantar sospechas" hasta la orilla, según destacó hoy el comisario jefe del Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado (Greco), Ricardo Toro, en rueda de prensa en el Complejo Policial de Canillas, en Madrid.

El comisario explicó cómo una sección de la organización introducía la droga, procedente de Marruecos, en una embarcación semirrígida para fondearla y anclarla, durante las primeras horas de la mañana "a plena luz del día", a unos 20 metros de profundidad en un punto cercano a la costa española.

Una vez que la rama española marcaba el lugar con una boya, actuaba un buceador malagueño, de 28 años de edad y sin antecedentes policiales, que, provisto de un equipo de respiración autónoma, se sumergía y amarraba con un cabo los fardos a una moto acuática. La tercera fase consistía en arrastrar el estupefaciente a diez metros de la orilla para enterrarla a tres metros de profundidad. Ya en plena noche, otros miembros del grupo tiraban con un todoterreno del cabo al que iban atados los fardos para sacarlos a la superficie.

El objetivo de la organización era cargarlos en furgonetas y después trasladarlos a los clientes. Sin embargo, sus intenciones fueron abortadas por los investigadores que llevaban siguiendo los pasos de los 'narcos' --algunos con antecedentes por tráfico de drogas-- desde hace cuatro meses.

FARDOS DE 70 KILOS

La Policía descubrió otra marca que identificaba a la organización. "Los fardos no eran los clásicos de 25 o 30 kilos sino de 70 kilos para evitar que tuvieran que hacer más viajes o más cabos para atar la mercancía y simplificar la actuación del motorista", reveló el comisario Toro, que destacó que los agentes incautaron 458 kilos a bordo de una monovolumen que circulaba en la A-7, desde Málaga hacia Granada, y que conducía uno de los acusados de origen marroquí.

A su vez, intervinieron en el fondo del mar diez fardos unidos entre sí con unos 700 kilos de hachís, envueltos en sacos de arpillera, material empleado para que la droga no se deteriorase al contacto con el agua. No obstante, la Policía continúa rastreando la zona, próxima a la playa del Saladillo, en la localidad malagueña de Estepona, porque "es posible que todavía pueda quedar alguna cantidad anclada", según precisó el jefe de los Greco, que añadió que "se puede decir que la totalidad de la mercancía está recuperada", la cual asciende a 1.158 kilos.

"Lo más novedoso es el método de anclarlo y arrastrarlo con la moto de agua. En otras ocasiones, la moto de agua va directamente a recoger la mercancía en Marruecos y vuelve con el apoyo de otra que le suministra combustible. En este caso, la moto lo único que hacía era salir al punto donde estaba enterrada cerca de la orilla y la trasladaba a la playa", prosiguió el comisario, que indicó que la proximidad de España a las costas africanas facilita este método de introducción de droga y añadió que la Policía no ha dado tiempo a que los acusados distribuyeran el hachís entre los consumidores.

La organización estaba liderada por cabecillas españoles y marroquíes y en ella participaba un ciudadano británico que hacía labores de alijador y un buzo malagueño que también era el propietario de una de las embarcaciones. Además de las sustancias estupefacientes, los agentes han intervenido cuatro coches, una moto de agua y una embarcación neumática.

La operación ha sido realizada por agentes del Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) Costa del Sol y el Grupo XII de la UDYCO Central, de la Comisaría General de Policía Judicial, junto con la Agencia Tributaria.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
63
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.