Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javisa escriba una noticia?

Las Cajas pueden sacar papel al mercado en cualquier momento por unos 30.000 millones ¡es mucho!

29/06/2009 09:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las cajas de ahorro españolas tenían hasta hace poco, antes del penúltimo crash, una cartera de valorada en más de 50.000 millones de euros a la vez que contaban con inmuebles por importe de 13.452 millones de euros

Esta cifra ha caído a menos de la mitad en números redondos. Además, las necesidades de liquidez acucian en muchas de estas instituciones, fuertemente expuestas al sector inmobiliario, de construcción y de consumo. Las cajas de ahorro, como norma, necesitan cash para atender sus compromisos más inminentes. No lo digo yo. El Banco de España lo ha advertido hasta la saciedad en los doce últimos meses. Advertencias que, del mismo modo, también se han generalizado por parte de los grandes bancos de inversión y de las agencias de calificación de riesgo, que han bajado el ráting a un puñado de entidades. El FMI también se muestra cicatero. El análisis que propongo hoy es fácil. Si usted necesita liquidez para atender una necesidad urgente, inmediata ¿qué hace? Usted buscará liquidez dentro de casa y si no tiene dinero en caja venderá enseres para paliar el asunto. Si no tiene nada que vender pedirá prestado dinero a un familiar o amigo. En el caso de que tampoco hubiera contestación recurrirí­a a una entidad financiera solicitándole un crédito, que en estos momentos no le concederá. En el caso de las cajas de ahorro, la amenaza para muchos valores cotizados emana de la necesidad que tienen de vender acciones para mejorar sus ratios de liquidez.

Liquidez es la palabra mágica para el sector financiero en los últimos meses y la cartera de empresas cotizadas que están en manos de las cajas de ahorros es un colchón a tener en cuenta. Actualmente, las cajas tienen en su poder más de 3.000 millones de acciones de compañías del Mercado Continuo español, una cifra que representa el 4, 8% del total. Estos títulos tienen un valor en bolsa que ronda los 30.800 millones de euros a cierre de mayo.

Por eso, el Banco de España sigue atento los acontecimientos. Ya antes de que estallara la crisis de liquidez, hace casi dos años, y comenzara a empeorar la situación económica, la institución intensificó la vigilancia a las entidades financieras. También, endureció las exigencias para mantener los niveles adecuados de solvencia. Liquidez y la solvencia, o al revés. Son las premisas con las que trabaja el Banco de España a la hora de tomar el pulso a los bancos y cajas de ahorro. Los más crí­ticos dicen que se trata de una obsesión, los mejores analistas, no obstante, que gracia a ello los ratios de solvencia, sobre todo el core capital (el principal indicador de la capitalización de un banco o caja) están mejorando, según los balances conocidos hasta ahora. Ello, además, en un entorno en que la morosidad sigue subiendo y las coberturas bajando.

En términos puramente bursátiles, los actores en los mercados deben tomar buena de nota de que el Banco de España está recomendando a las cajas de ahorros que vendan su cartera industrial y de sus inmuebles. Además, las nuevas exigencias de capital de Basilea II, que han entrado en vigor, penalizan estas inversiones al exigir mayores requisitos de recursos propios ante el previsible riesgo que suponen estos activos. Por ello, las cajas llevan meses deshaciendo posiciones en Bolsa.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió a finales de abril de la “vulnerabilidad” de las cajas españolas por su dependencia del sector inmobiliario requiere una “estrecha vigilancia”. En un informe sobre España, la institución internacional afirmó que recibe con satisfacción el aumento de la aceptación de las fusiones interregionales, además de considerar que un “mayor uso de las acciones de participación”, si fuera necesario, reforzaría los balances. Además, el FMI consideró que, a pesar de que la banca española “ha resistido bien el primer impacto de la crisis mundial gracias a una regulación prudente”, el entorno operativo cada vez “es más difícil debido a la desaceleración profunda y prolongada”.

El organismo dirigido por Dominique Strauss-Khan constató que los bancos están sujetos en España a presiones, al mismo tiempo que están aumentando los préstamos dudosos debido a la desaceleración del mercado inmobiliario y por el aumento del desempleo.

No obstante, para los mejores sabuesos bursátiles lo importante es que las cajas de ahorro aún conservan algunas, muy pocas, plusvalí­as en sus carteras, porque en muchos casos fueron adquiridas a precios históricos. Las cajas de ahorro son, de este modo, los mayores proveedores potenciales de papel en la Bolsa española. Por eso, los expertos recomiendan seguir con detenimiento los tí­tulos de aquellas compañí­as en cuyo entramado accionarial el peso de las cajas de ahorro sea mayor, porque suponen un riesgo potencial de venta, de caí­da de esas acciones.

Por lo demás, dentro del capí­tulo de recomendaciones y en los que respecta a la venta de inmuebles, el Banco de España es partidario de que vendan edificios, aunque permanezcan de alquiler en ellos. Es la fórmula que utilizó por primera vez en España Santander y que ha, seguido otros grandes bancos aunque con variaciones, como BBVA y Popular, además de varias empresas. Con esta operación bajan sus riesgos y por lo tanto sus necesidades de capital a la vez que pueden obtener liquidez ví­a plusvalí­as.


Sobre esta noticia

Autor:
Javisa (6 noticias)
Visitas:
293
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.