Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Caldera dice que el PSOE no caerá en seguidismo a Obama: "Si se aparta de nuestros valores discreparemos elegantemente"

04/11/2009 15:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ex ministro y dirigente del PSOE Jesús Caldera aseguró hoy que el PSOE no caerá en el error de respaldar a ciegas al presidente estadounidense, Barack Obama: "si Obama se aparta de nuestro esquema de valores discreparemos elegantemente, amablemente, pero discreparemos. Y en todo caso esperamos que eso no ocurra", afirmó.

Caldera quiso dejar claro que el apoyo de José Luis Rodríguez Zapatero a Barack Obama no será como el de José María Aznar a George W. Bush: "Nosotros pensamos primero y actuamos después, no disparamos primero y preguntamos después".

"Nosotros no tenemos prejuicios ni somos sectarios, sino que gobernamos basándonos en valores y en tanto compartamos esos valores actuaremos conjuntamente", añadió el ex ministro en un acto de la fundación socialista IDEAS, de la que él es vicepresidente, junto a dos asesores del Partido Demócrata estadounidense: el que fuera director ejecutivo del Comité Nacional Demócrata durante las pasadas elecciones, Tom McMahon y la vicepresidenta del centro de estudios progresista Center for American Progress, Jennifer M. Palmieri.

Caldera, que presentó el acto en inglés, recalcó que la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama ha abierto una "nueva era" en las relaciones entre Madrid y Washington, que ahora comparten posiciones sobre la seguridad mundial, la recesión económica y el cambio climático. Así, se mostró convencido de que la colaboración entre Obama y Zapatero puede desempeñar un papel importante en el mundo, especialmente en la lucha contra el cambio climático y contra el hambre y la pobreza.

Durante el coloquio, Palmieri defendió que Obama no está defraudando expectativas y que ha conseguido incluso algún "logro enorme" por el que no ha recibido "suficiente crédito", como el haber evitado un "colapso económico".

A su juicio, el actual cuestionamiento de su gestión como gobernante se debe a la negociación de la reforma sanitaria. "Una vez que la tenga sobre la mesa (para firmarla) volverá a ser brillante", manifestó.

McMahon, por su parte, opinó que Obama necesita "paciencia" de sus socios europeos, especialmente en lo relativo a la lucha contra el cambio climático.

DERROTA EN NUEVA JERSEY Y VIRGINIA

Ambos rechazaron interpretar la derrota de los demócratas en las elecciones estatales celebradas ayer en Virginia y Nueva Jersey como un "referéndum sobre Obama" y la atribuyeron más bien a razones de política local.

En Virginia, llegó a decir la vicepresidenta del Center for American Progress, "un buen candidato habría ganado". En este Estado se hizo con la victoria el republicano Bob McDonnell, antiguo fiscal general del Estado, frente al senador demócrata Creigh Deeds.

Más sobre

Pese a esta victoria republicana, Palmieri y McMahon se mostraron moderadamente optimistas sobre las opciones demócratas en las elecciones parciales al Congreso que se celebrarán en 2010, especialmente porque los republicanos no tienen un líder que sea capaz de aglutinarlos a todos --y mucho menos de cara a las presidenciales de 2012--.

Según McMahon, sólo un 17 por ciento de los estadounidenses se declara actualmente republicano, la mitad que en las últimas elecciones presidenciales de 2008, frente a un 43 por ciento que se declara demócrata (5 puntos más que hace un año).

En este sentido, defendió que para el éxito de los republicanos será clave el proceso de elección de sus candidatos al Congreso y, si en estas primarias participa un número pequeño de ciudadanos, los más fieles al partido, los aspirantes que elijan serán más extremistas y orientados a la derecha, y eso podría ser una ventaja para los demócratas.

Para el partido de Obama, explicó McMahon, el reto está en "articular el discurso" y hacer ver a los ciudadanos que el Gobierno está trabajando por ellos. Además, los demócratas confían en que para entonces la economía haya empezado a remontar y las medidas adoptadas por la Administración se noten plenamente en la vida diaria de los norteamericanos.

En este sentido, destacó que los votantes independientes son los que al final inclinan la balanza en las elecciones y entre estos hay "mucha ansiedad" por la situación económica, las hipotecas pendientes, el empleo y la actividad empresarial. La economía estadounidense ya está creciendo más de un 3 por ciento, pero aún no se nota en la vida diaria, admitió este asesor.

INCERTIDUMBRE SOBRE OPEL

Refiriéndose a esta situación de incertidumbre, Palmieri evitó contestar a la pregunta de hasta qué punto podrían España y Estados Unidos cooperar en la industria de automoción después de que General Motors haya decidido no vender Opel a la empresa canadiense Magna, lo que ha renovado la inquietud en los trabajadores de la planta española de Figueruelas (Zaragoza).

Así, afirmó que aunque "Ford está haciendo dinero, sorprendentemente", en el caso de General Motors hay "preocupación" y se declaró incapaz de "predecir" nada relativo a la industria de automoción estadounidense.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
139
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.