Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rojoynegro.info escriba una noticia?

La cama, la calle y viceversa

06/11/2011 22:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Triple poema de Jorge A. Jerez, compañero colaborador del Rojo y Negro, y miembro de su consejo editorial. Publicado en el Rojo y Negro 251 - noviembre 2011, en su sección Cultura Libre.

Foto original de José Alfonso, tomada en la manifestación del 15 de octubre de 2011 en Madrid, tratada y pasada a grises.

La cama, la calle y viceversa

Sé que te gusta que te despierte

cuando el sol todavía esta durmiendo.

Sé que te gusta rodar hasta el otro lado de tus parpados

cuando me voy a que me saquen los ojos,

a vender mi vida,

a regalar tu tiempo.

Dices que te molesta reír temprano,

que te deje dormir. Pero tus dientes salen a pasear

de inmediato, y lo desmienten con rotundidad.

Entonces me voy con el pensamiento a cuestas,

subiendo el río como los salmones,

esperando el oso que me contrate.

Mientras una mano firma

y la otra trata de impedírselo,

pienso en muchas cosas:

el frío que me quitas,

el hierro que se merece el papel que rasgo con una tinta que no es mía,

tu flequillo loco,

tu flequillo libre,

en las fauces afiladas del señor de corbata,

en la insultante indiferencia desdentada de sus víctimas.

Bueno,

La cuestión es que rayo ese papel,

que al fin y al cabo me entrega las llaves

de tu casa,

que,

es la misma que la mía,

y que me permite molestarte cuando me levanto,

y tu te quedas con tu piel inmutable,

regalándole al tiempo y al espacio robarle un pedacito de ellos.

****

Si mañana estallase la Revolución,

- pero la Revolución Revolución. No

sucedaneos descafeinados, o con demasiada

cafeina. Si mañana

estallase la Revolución Libertaria. La

de las alas blancas. La de

las banderas sin color; sí,

las negras-

decía que si mañana estallase la Revolución,

no te dejaría ir al frente,

y

que tú me lo impedirías.

Me impedirías impedirtelo y

yo

te llenaría de bastones

y de

zancadillas.

Zancadillas llenas de

besos.

Tendría que atarte,

que atravesarte con razones

falsas

si fuese necesario.

Si mañana estallase la Revolución

sé que erupcionaría una flor roja en tu pecho

- pero del rojo de la pasión,

no otro rojo.

El rojo de las banderas

anarcosindicalistas,

el rojo del mar de los poetas-.

Y yo no podría permitir que me

mataran si alguna vez te pasara

algo.

Yo tendría que proteger tu vientre

y me acercaría al barro con tu frente alta

- arriba,

donde se cruzan las gaviotas-.

Yo lo daría todo,

pero,

- qué ironía-

tú,

que todo lo eres,

a tí,

no podría darte.

****

Estamos asistiendo a un grito

irrevocable,

a un desgarro

vinculante.

Mientras tu boca se pelea con la mía

y la convence,

ahí fuera,

se están martilleando tímpanos

-y aún más-,

se está luchando

para que en esta pelea

que protagonizan nuestras bocas

no haya vencidos

-y aún más-,

no haya vencedores.

Estamos asistiendo a una moralización

frenética,

a un cambio

de paradigmas.

Mientras tus ojos se enfrentan a los míos,

y los doblegan,

ahí fuera,

está lloviendo

-y aún más-,

se está alicatando una esperanza.

Estamos asistiendo a un aullido

hambriento,

a un hervor de corazones

sangrantes.

Mientras tu ombligo rivaliza con mi ombligo,

y lo subyuga,

ahí fuera,

se está manifestando una causalidad

histórica

-y aún más-,

está reverberando el azufre

de nuestras entrañas.

Jorge A. Jerez


Sobre esta noticia

Autor:
Rojoynegro.info (9347 noticias)
Fuente:
rojoynegro.info
Visitas:
481
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.