Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jjcomunicaccion escriba una noticia?

Un cambio de accionariado en una empresa puede provocar hasta un 45% menos de productividad según DBM Spain

23/05/2011 00:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando compran tu empresa, tu primera reacción es de miedo. Durante los siguientes meses, el aluvión de rumores llega a afectar dramáticamente al clima, a la motivación, a los resultados. Por eso, para solventarlo, una empresa debe formar a sus empleados en el cambio

Hoy en día, por motivos económicos, sociales, culturales o estratégicos, las fusiones empresariales son cada vez más comunes y, en algunos casos, este tipo de procesos afecta al recurso humano de la organización. Por lo general, el anuncio de una fusión corporativa genera incertidumbre en los empleados, especialmente respecto a su estabilidad laboral porque la adquisición o absorción de compañías suele asociarse con reducciones de personal. Sin embargo, estos movimientos organizacionales también representan opciones de crecimiento y desarrollo profesional. DBM Spain, primera compañía en el mundo de gestión del cambio, quiere inculcar en las empresas españolas que la gestión del cambio y el proceso de gestión del cambio deben ser manejados con delicadeza y con transparencia.

Cuando un accionista compra una empresa, generalmente lo hace por un motivo muy simple: para ganar dinero. Son pocos los que en ese momento piensan en los empleados de la empresa comprada y menos los que piensan en la cantidad de dinero que pierden por no pensar en ellos. DBM Spain"Y es que todos lo hemos vivido alguna vez. Nuestra empresa es comprada y en el proceso, los pasillos se llenan de rumores, los despachos de tensiones y las casas de angustias. Aparece ansiedad y enfrentamientos, aparecen distanciamientos y miedos. Está medido que 90 días después de un cambio mal (o no) gestionado, las personas pierden compromiso. Y con ese compromiso, baja su productividad ¡hasta un 45%!", explica Alberto de Córdoba, socio director de DBM Spain.

Y para ilustrar perfectamente cómo debe gestionarse este tipo de cambios empresariales, que mejor que un ejemplo real que DBM ha vivido en el último año. "Una de las primeras empresas mundiales vendió su división en España hace un par de meses. Y para hacer digerir ese cambio con el menor impacto posible sobre su plantilla, decidió contratar nuestros servicios. El planteamiento de DBM fue trabajar de forma segmentada con los dos colectivos clave: mandos y empleados de base. Con los primeros, quería hacerlos promotores del cambio, que supieran cómo responder ante las múltiples dudas, miedos de sus equipos. Con los segundos, quería disminuir sus miedos, darles respuestas a sus miles de preguntas, centrarles en su trabajo mejorando sus vidas", explica Alberto de Córdoba.

Con los gestores de personas, se afrontaron las 6 claves para conseguir reducir la incertidumbre en sus equipos. Lo primero fue cómo hacer frente a la ambigüedad, entender el proceso y las fases por las que van a pasar, cómo sus miedos actuales son en el fondo normales y serán finalmente superados. Eso les da confianza, seguridad. Lo segundo es cómo preservar la motivación, lograr que el día a día sea un poco mejor. Tras ello, poner el foco en lo importante, pequeñas metas que llevan a centrar la mente. Lo cuarto, crear zonas de estabilidad. Ante un mundo que se mueve, ¿qué mejor que tener espacios de tranquilidad? Y la mejor forma de hacerlo es con una comunicación continua, que dé claridad. Pero todo ello no puede hacerse sin que uno sea capaz de manejar sus propios miedos como empleado, sin estar uno bien, sin aceptar tu propio proceso. De este modo, los jefes consiguieron dar el salto de preocuparse a ocuparse, de sentirse receptores a sentirse actores.

"Fue todavía más complicado con los empleados de base. Con ellos se vieron algunas de esas pautas, pero además se incorporó un tema clave. Y es que son muchos los empleados envueltos en momentos como éste que acaban siendo víctima de depresión. Para vencerla, se dieron recomendaciones tan prácticas como planificar tu día a día buscando retos alcanzables y realistas, como aprovechar para pasar más tiempo con familia y amigos, como hacer deporte liberando endorfina, como no guardarse los problemas o como acabar hablando con profesionales si se siente un estrés prolongado", concluye de Córdoba.

Con ello, se ha conseguido mucho más de lo que la empresa esperaba. Primero de todo, los empleados se han visto sorprendidos porque han sentido que la empresa se preocupaba por ellos, que "no eran tratados como números en una hoja de Excel". Y con ello, han llegado a sentirse explícitamente agradecidos. De hecho, han puntuado con un 9 la iniciativa lanzada por la Dirección de Recursos Humanos. Y esto ha hecho que el cambio fuera asimilado de una forma más normal consiguiendo que el personal trabajara tan comprometidos como antes y con la misma productividad.


Sobre esta noticia

Autor:
Jjcomunicaccion (900 noticias)
Visitas:
501
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.