Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Campaña ‘ orgónica’

25/11/2010 10:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La incapacidad de obtener gratificación genital –que debería ser la cosa más natural del mundo- demostró, por lo tanto, ser un síntoma que nunca faltaba en los pacientes femeninos y rara vez en los masculinos". Wilhelm Reich. La función del orgasmo

Mi trabajo me impide seguir, día a día, la campaña electoral catalana, pero parece que las "profecías" de Max Weber, sobre la vulgarización de la política, se han cumplido al cien por cien; y me atrevo a decir que se ha superado con creces dicho límite: superando a Spengler diríamos que no estamos en una "sociedad decadente" sino en una "sociedad decaída". El problema está en quién la levantará, suponiendo que alguien se dé cuenta de que estamos como estamos, pues la mayor parte de los políticos, catalanes y no catalanes, cree vivir en "el mejor de los mundos posibles".

"Navegando" por Internet, y por los periódicos digitales, se ofrece la nueva dimensión donde han entrado los políticos para "remover el inconsciente" de los votantes, pues ya parece que los "niveles" conscientes tradicionales no "levantan a nadie de la cama" para "darle de comer a estos ganapanes sin oficio" que quieren "¡vivir amarrados al pesebre de la Administración!", como dice Galdós; y este nuevo nivel no es ya lo "inconsciente" sino que dentro de éste han ido a "lo orgónico". Tenemos que irnos a la época de entreguerras, en Europa, y volver a leer a Wilhlem Reich, para situarnos en el "lugar" a donde nos han llevado la clase política catalana.

Resulta que, además, han "cerrado" el ámbito de representación, pues sólo se podrán "presentar a las elecciones catalanas los ciudadanos de Cataluña". La Cataluña abierta al mundo y acogedora de "emigrantes" de toda España, que iban a buscar la suerte que se les negaba en sus lugares de nacimiento, esa Cataluña ha desaparecido; ahora, Cataluña es la "quintaesencia" de lo que son las "dos España reales": la España de las personas que trabajan, que sufren y que se esfuerzan y la España que vive de la anterior, y que ha buscado su acomodo en la "política", vulgarizándola hasta extremos insospechados.

De este cerramiento nos enteramos "a posteriori", y como los tribunales correspondientes se abstienen de todo, pasan los plazos y muchos partidos de ámbito nacional no se pueden presentar, "¡por no ser catalanes!": ¡y sigue el "pesebreo"!. Aun así, parece que los ciudadanos responsables de Cataluña siguen sin tener ganas de participar en esta "comedia", donde no sólo Cataluña se está empobreciendo sino toda España; y para hacer que vayan a votar, esta "casta" ha sacado del baúl de los escritores a este autor austriaco (austro-húngaro), pretendiendo "remover" los instintos obscuros del hombre que son los sexuales, metiendo en el mismo saco la racionalidad política y los instintos "orgónicos". Quizás consigan que esta mezcla "contra natura" tenga su eficacia; estoy convencido que la mayor parte de los catalanes no entrarán a formar parte de esta "farsa" y no caerán en tanta vulgaridad.

Así, mezclándolo todo, razón y sexo, creen que "matan dos pájaros de un tiro": anulan la representación parlamentaria y se creen más "papistas que el Papa" al hacer que la sexualidad, y dentro de ésta la genitalidad, sea el único norte político; como si los ciudadanos catalanes estuvieran todos frustrados sexualmente y la única "satisfacción" fuese el votar-les: este juego inconsciente puede salirles mal, por mucho pesebreo que haya en Cataluña, como en el resto de España

Ya empezó esta "farsa" con el candidato de Ciudadanos: su desnudez física quizá era fruto de su desnudez mental; pero ahora ha ido en aumento. Claro está que llueve sobre mojado: qué tiempos aquellos donde los llamados "progresistas" iban a ver películas porno a Perpignan, como signo de "liberalidad"; no sé si habrían leído a Reich: supongo que no; es más, me imagino que no sabían ni quién era: los caprichos de entonces eran como los de ahora: que trabajen los pobres, mientras los ricos se dedican a "follar": ¡Fellini se quedó corto! El amor era trivializado en la genitalidad; sin darse cuenta de que los pobres sí aman. Claro está que es un mundo que ellos desconocen; el de la pobreza, me refiero. No saben lo que es "recoger fruta" bajo los caprichos de un "payés": esta gente "especula" sobre la "nación catalana" y ahora sobre "el orgasmo" sin darse cuenta de a quién tienen al lado.

Cataluña se ha cerrado y con ella España: la pobreza circundante es tapada con las eyaculaciones espirituales de los políticos; la frustración política se manifiesta en su esperma fracasado al cual le sobran todos los profilácticos morales. Están tan fuera de la realidad social que hablan un lenguaje "espermático-galáctico", mientras la sociedad catalana y española se empobrece día a día, y creen que con sus gemidos eróticos solucionarán algo. Pero no; somos las personas de a pie quienes hemos de afrontar nuestro destino, desde el trabajo, el esfuerzo y ... el amor.

Antonio Fidalgo

Secretario de cultura del CDS

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1594 noticias)
Visitas:
273
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.