Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ascohastalanausea escriba una noticia?

Canallas de bata blanca

06/09/2014 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ashya King es la víctima y sus padres los delincuentes. La cuestión médica en conflicto siempre se resuelve por la propia medicina ortodoxa, alopática, llamada de bata blanca y, por tanto, siempre y en todo caso, infelizmente, la razón estará de su lado

“Ashya King el menor británico de cinco años secuestrado por sus padres, ya se encuentra a salvo, hospitalizado y sus padres ingresados en prisión”

Este es uno de los muchos titulares que se han hecho eco del caso y como no puede ser de otro modo, me produce AscoHastaLaNáusea. Espero que hayan incrementado la tirada y la publicidad perseguidas pero moralmente siguen en imparable declive.

“La vida por encima de la patria potestad” “El interés del menor trasciende a sus padres y pertenece a la sociedad” Titulares como estos o parecidos, acompañados de columnas y artículos de médicos de familia, oncólogos o profesores universitarios, han sido la moneda de cambio de los últimos días en torno a este caso.

Han tenido que ser los propios padres en rueda de prensa los que pusieran punto final a tanto dislate y sinrazón al explicar sus razones para actuar como lo hicieron y poner el foco en el hospital que formuló la denuncia falsa.

Pero el debate de fondo es doble: de un lado el derecho de todo ser humano a decidir sobre su propia vida y la de sus hijos menores de edad frente a la autoridad del estado y de los facultativos y médicos y, de otro, la libertad de elección del tratamiento más idóneo, los cuidados paliativos o la prolongación de la vida vegetal, en cada momento y dentro del propio sistema de salud.

Y el problema para dar respuesta a ambas cuestiones es que las mismas, se decidan por la administración o por un juez, siempre las resuelve la medicina de bata blanca o medicina alopática. En otras palabras, del mismo modo que cualquier acción militar o en estado de guerra, la resuelve un tribunal militar, cualquier cuestión médica la resuelve la ortodoxia médica -el propio juez termina pidiendo el informe pericial de los médicos- y, por tanto, se haga lo que se haga por los padres biológicos del menor, siempre tendrán las de perder.

Al parecer los padres de Ashya, que seguro quieren y les importa la vida de su hijo infinitamente más que a los impostados y despechados médicos salva-vidas y mata-personas del hospital de Southampton que los denunció falsamente, se negaron a que a su hijo se le radiara para combatir el cáncer cerebral que padece por cuanto, según sus informaciones, el resultado podía ser la parálisis cerebral y que su hijo se quedara como un vegetal.

La denuncia de los mata-personas del hospital de Reino Unido fue falsa

A estas alturas, son legión los que mínima mente informados saben que las técnicas del Fuego -radiación- Guillotina -cirugía- y Veneno -quimioterapia- del protocolo médico contra el cáncer, lejos de haber demostrado una mínima eficacia en los tratamiento de cualquier cáncer, han arrojado un índice alarmante de daños colaterales al enfermo, muerte incluida. Y son también multitud los que conocen de la existencia de decenas de tratamientos alternativos, no cruentos ni invasivos, que han demostrado resultados espectaculares contra el cáncer.

El problema es que ese protocolo de bata blanca es un suculento negocio para las todopoderosas multinacionales que proveen los medicamentos, los reactivos, las pruebas, los aparatos, etc. y para su casta de mantenidos -políticos, médicos y hospitales- y por tanto, estamos a años luz de que algo cambie pues poderoso caballero es don dinero.

Así ocurrió por ejemplo cuando en el siglo XIX irrumpió Samuel Hahsnemann con la homeopatía. Un tratamiento que procura la sanación con dosis infinitesimales de lo que, en altas cantidades, provoca los mismos síntomas que la enfermedad. Pues bien, la reacción de los boticarios de la época no se hizo esperar y persiguieron los descubrimientos del profesor casi hasta su muerte. No podían permitir las curaciones con cantidades imperceptibles de lo que ellos sanaban con la venta de litros o kilos de remedios en sus boticas.

Pero lo ocurrido en este caso no tiene antecedentes y al margen de las acciones legales que procedan contra el Hospital de Southampton por denuncia falsa contra la familia King, es una canallada y una bajeza desde cualquier punto de vista moral, ético e hipocrático. Resulta que los médicos del hospital no aceptaban que los padres del menor rechazaran el tratamiento protocolario de radiación que proponían para Ashya. Y los padres vetaron el tratamiento y comunicaron que se lo llevaban. Y no se les ocurre otra cosa, cuando se llevan a su hijo para ponerlo lejos de las fauces de su evidente malapraxis, que denunciarles por maltrato y secuestro.

Esta en juego la libertad de las personas que no comparten el engaño masivo de la medicina actual en el tratamiento de las enfermedades. La libertad de los que no aceptamos la ortodoxia de unas practicas médicas y quirúrgicas que parapetadas en una muy frecuente engañosa evidencia científica, desecha por sistema, ya desde las facultades de medicina, los tratamientos alternativos que propone la medicina China, Hindú, Homeopática, Natural, etc. Y esta vez parece que han ido demasiado lejos.

AscoHastaLaNáusea

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ascohastalanausea (258 noticias)
Visitas:
3213
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.