Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dysart escriba una noticia?

Canas maltratadas

14/10/2010 11:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pretendo demostrar que la presencia de canas nos dan prestigio de edad. No al tinte

JAVIER DYSART

Aunque no abundan, confieso que estoy en edad de presumir de canas. Para llegar a este momento, han tenido que transcurrir algunas décadas. También he tenido que desafiar variadas fases, especiales y rutinarias, de la vida misma. Cuando me espejeo y veo los brotes blancos distraídos entre los rizos y lo raso, siento una grata satisfacción por haber conseguido llegar. Pertenezco a esa peña de carcas que consideramos que, unas canas bien llevadas, fortalecen la personalidad y dan cierto empaque al actor. Para algunos, las canas son signo de madurez. Para otros, son huellas de edad. Por eso unos y otros afrontan los ritmos del tiempo de forma distinta. También depende del concepto que se tenga sobre las causas de su aparición. La explicación científica dice que se trata de un factor genético, especialmente cambio de melanina. Cada persona envejece según el código genético almacenado en su ADN. Otros lo achacan a distintos factores de la vida, como estrés, mala alimentación, o agobios varios.

Aunque no abundan, confieso que estoy en edad de presumir de canas. Para llegar a este momento, han tenido que transcurrir algunas décadas

Dependiendo de la deriva del ánimo, las reacciones son distintas. Generalmente, la aparición de canas en la peluda craneal es un proceso que se suele llevar bien, sin mayores espavientos. Se acepta como cosa natural. Pero claro está, no todos tenemos el mismo temple para soportar la indumentaria de la vejera. Los coquetos no se resignan. Rechazan el ingreso en el club de los ‘entrados en canas’ y, al grito desesperado de ¡guerra a las canas!, se someten a la tortura del tinte. Se trata de aparentar. La presencia de pelos nivosos se camuflan con ungüento castaño, moreno o rubio. Urge desactivarles. Si los tonos del cabello son similares a los de la parienta, se aprovechan las sobras tintoreras. A veces, es tanto el entusiasmo en el proceso, que se pasan en la dosis y se les pone la pelambrera tan luminosa como el cometa Crinito. Cuando alguien me recomienda el tinte, raudo contesto: ¿Sabes cuantos años me ha costado conseguir estas canas....? ¡Como para quitarlas ahora!


Sobre esta noticia

Autor:
Dysart (258 noticias)
Visitas:
287
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.