Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Alfonso Pérez Duval escriba una noticia?

Caos, muerte y destrucción

15/04/2010 23:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La inmensa fuerza de la naturaleza es incontrolable, los que quieran hacerlo pueden ocasionar el caos, la muerte y la destrucción

Japerezduval@gmail.com

http://www.diarioonline.tk/

La naturaleza es muy poderosa, eso es algo que olvidamos muchas veces, un simple volcán bajo el glacial de Eyjafjallajoekull en Islandia ha generado una nube de gases que trastorna el transporte aéreo de Europa, en realidad es un volcán más bien pequeño nada extraordinario, pero ya ven el caos que es capaz de producir.

Eso demuestra que nuestra civilización tiene unas bases muy débiles, volcanes, terremotos, ciclones, maremotos, cualquier fenómeno natural un poco extraordinario genera el caos, somos como un hormiguero al que un niño destroza de un pisotón.

Las autoridades británicas han cerrado todos los vuelos a los cinco aeropuertos de Londres, temen que las cenizas puedan dañar los motores.

El tráfico aéreo en Dinamarca, en Bélgica, en Países Bajos, en Noruega, en Suecia, en el norte de Finlandia y Francia y en parte de Alemania también ha sido suspendido.

En España, 466 vuelos han sido cancelados, según los últimos datos facilitados por Aena.

Pero esa erupción no es nada si la comparamos con la del Krakatoa.

Krakatoa fue una isla situada en el Estrecho de Sunda, entre Java y Sumatra.

Estaba localizada cerca de la región de subducción de la Placa Insoaustraliana bajo la Placa Euroasiática.

En mayo de 1883 comenzaron una serie de erupciones que continuaron hasta el 26 de agosto de ese mismo año, cuando una explosión cataclísmica voló la isla en pedazos.

La explosión tuvo una fuerza equivalente a 200 megatones, equivalentes a 10.000 bombas atómicas de Hiroshima.

La explosión se notó a miles de Km. y genero maremotos de 40 m. de altura que ahogaron a 36.000 personas.

La ceniza de la explosión alcanzó los 800 Km. de altitud.

Tres años después, los observadores de todo el mundo describían el crepúsculo y el alba de brillante colorido, producido por la refracción de los rayos solares en esas partículas minúsculas.

Pero no solo ha habido grandes erupciones, hay otros fenómenos naturales que causan caos, muerte y destrucción.

El gran terremoto de Oriente Medio, el sismo más trágico del que se tiene noticias en toda la historia, golpeó Siria la madrugada del 20 de mayo 1202, con el epicentro en el suroeste de Siria.

Según algunas fuentes causó más de 1.100.000 muertos y miles de heridos, al norte de Egipto y en la zona del Mediterráneo, posiblemente fue el terremoto peor de la historia.

El Ciclón Bhola, el más mortífero registrado, golpeó la zona altamente poblada del Delta del Ganges en el Bangladesh el 13 de noviembre de 1970, como un ciclón tropical de Categoria 3. Se estima que acabó con la vida de 500.000 personas.

Esta realidad da miedo pero nuestra vida es insegura, la naturaleza en cualquier momento puede generan caos, muerte y destrucción.

La nube de hoy es un pequeño ejemplo, se destaca por suceder en Europa, si pasará en África por ejemplo apenas nos enteraríamos.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Alfonso Pérez Duval (204 noticias)
Visitas:
192
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.