Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rutacuarentaydos escriba una noticia?

"Capitán América", una película de acción con un superhéroe de por medio.

03/08/2011 14:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

De todas las películas en las que aparecen superhéroes en lo que llevamos de año se podría decir que ésta es la que más pretende alejarse del concepto, aún abrazando el esquema que prevalece común a todas. 

Nuevamente Esther Miguel Trula, nuestra colaboradora en Madrid, nos hace llegar su crítica y en esta ocasión del esperado estreno de "Capitán América".

Me explico, Steve Rogers es un hombre con superfuerza, resistencia y agilidad extraordinarias. Pero más allá de eso el Capitán América es, ante todo, un valiente soldado en mitad del conflicto bélico más importante del siglo pasado. Como persona que ha sabido lo que es sufrir el abuso de los poderosos cree en la justicia de la resistencia. El bien ganará al mal porque es bueno, es decir, simple.

Es una película predominantemente de acción bélica con unos toques de ciencia ficción en forma de adaptación de un cómic. Un concepto muy interesante. Pero no es más. Ah, eso sí, para tratarse del Capitán América han faltado muchas banderas americanas.

image

Lo que más llama la atención en este film también es que se presta a verla sin problemas para los ignorantes del universo Marvel. Muy disfrutable para los no fans pero ¿será igual a la inversa? Ahí dejo la pregunta.

En general, y como hemos dicho, es una muestra pura de cine dionisíaco con la estructura previsible, de narración lineal del género de superhéroes. Véase chico enclenque que no es nadie, hechos insólitos provocados por la fantástica ciencia de un genio loco que cree en lo valioso del chico, reciente progresión de muestras de poder, pelea contra el ultravillano y tensión sexual resuelta o no con la chica.

Sin embargo, una vez superado esto, que el guión no pretende trascender y que la historia original del personaje se verá manipulada de alguna forma, tenemos por delante una sesión de cine fantástica que nos podrá sorprender en algunos momentos de genialidad y disfrutar de la imagen de hombre correcto que tiene Chris Evans (muy a favor de este chico), del siempre arrollador Hugo Weaving y de otros secundarios como Hayley Atwell, Tommy Lee Jones o Stanley Tucci.

Especialmente hilarante la escena de la promoción a la compra de los bonos de guerra autoparodiándose y haciendo homenaje a la propia historia real de lo que fue el Capitán América, sobre todo para aquellos niños de la guerra. Un circo en el que Hitler es golpeado de mentira cientos de veces. El malo real es el que fuera Agente Smithen Matrix, que se quita la careta para dejarnos ver su cráneo rojo. La linea entre la ficción y la realidad.

image

Mención honorífica también al recurso que Dios sabrá quién ha hecho y cómo del pre-Roger. Cuerpo de prepúber decrépito que inquieta en cada escena.

Y por último señalar que la idea que transmite el guión de la película es que Steve Rogers, incluso desde antes de recibir la superfuerza, busca la muerte. Es un kamikaze capaz de obviar sus muchas enfermedades y taras físicas con tal de rendir un servicio que nadie le pide, ya que siempre le deniegan la entrada al ejército de los Estados Unidos. No es hasta que le contratan por vías indirectas para un programa experimental militar que puede empezar a vivir su sueño, y aún con los superpoderes se las ingenia para ponerse en riesgo mortal en innecesaria maniobras. Y al hilo de este pensamiento ¿Qué nos quería decir el director en esa última escena de la gran batalla? Porque simbólicamente el mensaje hasta duele.

Las referencias más claras de entre las que se habría podido prestar Joe Johnston (Jurassic Park III, Jumanji, Océanos de Fuego) salvando lo difícil que es discernirlas, pero que de seguro podrán aparecer en la mente de los espectadores serían: Spiderman, por ser la precursora de este nuevo cine de superhéroes; Watchmen, por los momentos en slow motion y un algo en la fotografía (ese algo que no acaba de encajar del todo con la estética de los 40) e Indiana Jones por las coreografías en las peleas. Con semejantes antecedentes es difícil no encontrarla disfrutable, pero hubiese dejado mucho mejor sabor de boca una versión algo menos seria y oscura en favor de algún que otro gag que se echaba de menos. Más próxima a Iron Man, aunque no todos pueden ser Tony Stark.

Offtopic total por mi parte, es que en la primera mitad de la película, cuando porta el escudo del disfraz, no podía dejar de pensar en el escudo del Atlético de Madrid. La historia alternativa de ese gran club de fútbol luchando contra las secciones místicas de los nazis durante la segunda guerra mundial con un superhombre creado a base de drogas. A mi sinceramente me apetecía ver más esa película que nunca existirá. Fin del offtopic.

La buena va a ser The Avengers.


Sobre esta noticia

Autor:
Rutacuarentaydos (1460 noticias)
Fuente:
ruta42.es
Visitas:
7401
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.