Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mi Pluma escriba una noticia?

Su cara me recuerda a todos los escapulários que tenía mi bisabuela

30/12/2014 14:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Seguro que le llamará la CBS, para cubrir el puesto que dejó el maestro de maestros, Walter Cronkite

“Niña esclerótica y algo diabética, que entre los hábitos incluída estás...” una canción de la Tuna que me viene a la memoria, cuando pienso en...bueno, me pasa igual con los escapulários, me los recuerda todos, el pobre. ¿Quién le ha equivocado? ¿Quién le dá trigo al gallito para que alabe con tanta fuerza su propio valor? ¿Quién? Adivina, adivinanza... pero, “no hay nada secreto a los ojos, y los oídos, del Señor” como diría un estudiante de liturgia.  

Admite el corralero que viene de la cochambrera, pero presume que de los cientos que han pasado entre la basura, SÓLO él tiene las nalgas sentaditas en una silla del portal de bailén “será por algo...” y tanto...y tanto...“por algo.”

Seguro que es porque eres un gran periodista. Seguro que es porque te graduaste CUM LAUDE y porque tienes un intelecto con un IQ de por los menos 162. No sé como estás ahí insultando a señoras mayores, buscando “bombazos” que tienen menos energía que un cohete de feria, y dándole a ésa bocaza, por la que Dios quiera un día no te entre una boñiga, porque “chatin” te caben las de los mansos de los San Fermines. Claro que seguro que es todo temporal. Con tus credenciales, no pasará mucho tiempo hasta que te llame la CBS. Hace algunos años que se les murió Walter Cronkite, que era un maestro de maestros. No ha habido ninguno como él; pero tú, con esos ataques esquizofrénicos que te dan, cuando tienes carnaza entre los dientes; esas babas a las que se les junta la moca, de vez en cuando; esos empujones de cerebro cuyos cables parecen haber sido cruzados por un personaje sacado de una película de esas de la serie TORRENCIAL 4, 5, tú llegarás, ténlo por seguro.

Más sobre

Lo único que podría detenerte en ese camino al triunfo sería que fuese cierto lo que se dice por la villa, se dice, que eres un cobardica. Que te pones muy flamenco cuando estás con el “engranaje diabólico, ” pero a recular no hay quién te gane. Y ya sabes tú donde vas ¿a que sí? No es igual llamarle a una señora mayor, muy mayor, y con mucha más dignidad que toda tu família junta, nos referimos a la madre del cantante, algo muy feo, muy feo, a través de una cámara. No, éso no es igual que ponerse delante de un tío y abrir la bocaza, que no lo harías ni para respirar, porque lo tuyo es insultar a ancianas, vejar a mujeres, hablar por los codos de gente vulnerable, y debil. Y lo haces como un chuplaflautas de mierda. Pero cuando te las tuviste que ver con un chaval, que no valía tanto como tú, con todo el "por algo" que te tiene a tí con el culito en tu sillita, quedaste con los calzones caídos y el trasero al sol. Tú que has sido el escogido entre tantos "por algo." Tú eres una mezcla de todo que, emocionalmente, se quedó estancado en la pubertad, y como tal, eres un pandillero el cual, sin la pandilla, se vuelve un topo que se esconde bajo tierra.

No te des tanto postín que no engañas a nadie, mira lo que te decimos, a nadie. Vamos a conjugar el verbo saber: tú sabes por qué estás ahí, nosotros sabemos por qué estás ahí y ellos saben por qué estás ahí. Y no te las des de que juegas al escondite, no pretendas tanto, porque seguro que no hay nadie que quiera mancharse la mano de mocos por tocarte. Pero, eso sí, igual que tú tienes fotos en tu chivato, otros pueden tener fotos en sus chivatos; igual que tú tienes “informadores” otros pueden tener “informadores” y así puede estar la cosa, que estemos todos de información hasta las orejas. Y ¿sabes qué? La gente se lo vá a pasar pipa cuando LA LIBERTED DE EXPRESIÓN llegue a la cueva de Alibabá y sus cuarenta Pendones. Y eso de tú me proteges, yo te protejo, nosotros nos protejemos se vaya al garito, y todo el mundo se quede con el culo al aire. Jaajajajajaaa. Por cierto, os estaréis preparando para ir a recoger el Premio Nobel al mejor padre de família a tu compinche, él se lo merece más que mermelada de la alcapurria el Ondas. Lo justo es justo.  

 Tú que vas a valer más que los otros muchachos-muchachas que han pasado por la cueva de los cuarenta Pendones. Ellos valen más que tú, precisamente, por no estar donde estás tú, como estás tú y por lo que estás tú. ¡Ay! Qué gentecita lleva mi carro: cuatro putas y un boticario, rezaba el labriego en su camino hacia la parroquia.

Merry and good year! Jejeje.


Sobre esta noticia

Autor:
Mi Pluma (62 noticias)
Visitas:
926
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.