Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Carcesa, segunda empresa de Nueva Rumasa que se declara en suspensión de pagos

17/03/2011 19:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Nueva Rumasa ha solicitado en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Badajoz el concurso voluntario de acreedores, antigua suspensión de pagos, para la empresa Carnes y Conservas Españolas (Carcesa), fabricante de marcas como Apis y Fruco, informó la compañía en un comunicado.

Se trata de la segunda sociedad del conglomerado empresarial que se declara insolvente, después de que esta misma semana la firma de postres Dhul entrara en concurso en Granada y la familia Ruiz-Mateos fuese apartada de la gestión por el juez.

"Deseamos que la nueva situación concursal nos permita reanudar el proceso productivo y, con ello, poder hacer frente a los pedidos comprometidos", indica Nueva Rumasa, que confía en lograr un acuerdo con los acreedores para superar el concurso "lo antes posible".

El grupo de la familia Ruiz-Mateos sostiene que adopta esta medida con el objetivo de "proteger los intereses" de sus empleados, inversores y acreedores y de "garantizar la viabilidad futura" de la compañía.

En este sentido, Nueva Rumasa manifiesta su "más absoluta confianza" en que las acciones adoptadas garantizan el futuro de Carcesa, que fabrica patés, tomate frito y triturado, magro, callos y zumos y que opera con las marcas Apis y Fruco.

LANZ? LA PRIMERA EMISIÓN DE PAGARÉS.

Carcesa, sociedad adquirida por la familia Ruiz-Mateos a la multinacional Kraft en 2008, fue la primera empresa del grupo en lanzar pagarés corporativos en febrero de 2009, con una rentabilidad del 8% anual.

Con fábricas en Mérida, Don Benito y Montijo, en la provincia de Badajoz, la empresa tiene una plantilla de alrededor de 300 trabajadores.

Nueva Rumasa ha optado por la suspensión de pagos de algunas de sus empresas porque la situación 'preconcursal' en la que se encuentran una treintena de sus firmas no impide que sigan produciéndose actuaciones ejecutivas por parte de acreedores y porque la situación de tesorería de las empresas "ha empeorado".

Además, considera que la mejor forma de alcanzar acuerdos con potenciales compradores o inversores es en el marco de un proceso concursal. En estos momentos, la familia Ruiz-Mateos está negociando con la sociedad portuguesa de capital riesgo Megafinance Partners, que estudia inyectar 70 millones de euros algunas de sus empresas, según confirmó a Europa Press una portavoz del fondo.

Nueva Rumasa está ultimando la solicitud de concurso voluntario de acreedores para la empresa de productos lácteos Clesa y, según fuentes sindicales, también para Cacaolat.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
185
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.