Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bankimia escriba una noticia?

La carencia de capital: el kit kat de las hipotecas

03/01/2012 10:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aplicar una ‘carencia de capital’ a una hipoteca significa dejar de pagar durante un periodo determinado la parte de la cuota hipotecaria destinada a amortizar capital. Es decir, es un plazo de tiempo en el que no se amortiza capital de la hipoteca.

image

Existen Hipotecas con carencia de capital inicial, son aquellas que durante un plazo inicial (normalmente de un año) se pagan únicamente intereses.

La finalidad de este tipo de hipotecas suele ser reducir la cuota mensual durante un periodo de tiempo, para poder hacer frente a otro tipos de gastos que se generar al comprar la primera vivienda (compra de muebles, dar de alta subministro, etc.).

Por otro lado, hay hipotecas que no disponen de un periodo inicial de carencia, pero si que te permiten solicitar una carencia de capital durante un plazo determinado a lo largo de la hipoteca.

En este caso, permiten que, en momentos de reducción de los ingresos familiares, como está ocurriendo en la actualidad, las familias tengan que pagar menos hipoteca. Así que es una buena alternativa que ofrecen algunos préstamos hipotecarios. El problema surge cuando tu hipoteca no tiene esta condición, ya que toca negociar con el banco.

Ventajas de la carencia de capital

Las ventajas no abundan en la carencia de capital, ya que únicamente tiene una ventaja, que es disfrutar una cuota mensual más reducida durante un periodo de tiempo determinado. Lo que si que abundan más son los motivos por los que una familia puede decantarse por solicitar una carencia:

  • Situación financiera débil por la reducción de los ingresos familiares, algo que está ocurriendo en la actualidad por la crisis.
  • Necesidad de tener una cuota más reducida al principio de la hipoteca para hacer frente a gastos adicionales como son los muebles, seguros, decoración y otros.
  • Gastos inoportunos que pueden acarrear en un momento determinado y que se pueden alargar. Para poder ir más desahogados es mejor reducir el gasto que supone la hipoteca.

Si por alguno de estos motivos puedes necesitar reducir la cuota de la hipoteca y la mejor o la única solución es una carencia de capital, al final las desventajas suelen ser lo de menos a la hora de solicitar o negociar la carencia de capital.

Desventajas de la carencia de capital

La principal desventaja es que cuando se realiza una carencia de capital, no se amortiza el capital pendiente de la hipoteca. Esto conlleva consecuencias:

  • No se amortiza capital, de forma que durante el plazo de la carencia la hipoteca queda en ‘standby’, es decir, durante ese tiempo tienes siempre el mismo importe de capital pendiente.
  • Pagas todos los meses la misma cantidad de intereses, ya que se calculan sobre el mismo importe, por lo indicado anteriormente. Esto supone que al final de la vida del préstamo se hayan pagado más intereses.
  • A partir del final de la carencia, al tener un plazo más reducido de amortización de capital las cuotas de la hipoteca, probablemente, se verán incrementadas al tener que amortizar el capital pendiente en un plazo más reducido.

Como vemos las desventajas abundan frente a las ventajas, pero si es necesario reducir los gastos mensuales es una alternativa viable, ya que hay probabilidades de que sea aceptada por el banco.

Al solicitar la carencia de capital, como sabemos durante ese plazo únicamente pagamos intereses, por lo tanto es un dinero ‘perdido’ si solicitamos una carencia de capital debemos asegurarnos que al final del periodo podremos hacer frente a la cuota hipotecaria, para no ‘tirar’ el dinero pagado de intereses. Si sabemos que es una situación temporal es una buena solución para no dejar de pagar la hipoteca u otros préstamos.

Imagen| Schoko-Riegel


Sobre esta noticia

Autor:
Bankimia (4546 noticias)
Fuente:
bankimia.com
Visitas:
570
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.