Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Krhom escriba una noticia?

Carta a Barcina

29/07/2013 22:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Honradez y honorabilidad, señora Barcina?

  Cada vez se pone más en evidencia en nuestro tiempo que los conceptos de moralidad, de ética y de legalidad, se funden y confunden -por identificación- en una misma acción. 

  Quizá con ello se pretenda, por una parte, justificar no pocas acciones que, si bien no llegan a ser punibles o condenables legalmente en un momento concreto, las mismas están bien alejadas de lo que podamos considerar como acciones aceptables y correctas éticas y moralmente ante quienes pretenden convencernos de su honradez y honorabilidad.

  Es el caso que nos ocupa.

  Señora Barcina:¿A quién quiere usted convencer, y / o confundir, al defender que por el hecho de que el Tribunal Supremo haya archivado su causa relativa al cobro de las dietas de Can, susacciones han sido dignas de una persona que presume de honorabilidad y de que su honradez ha quedado salvaguardada? Lo que se ha puesto en evidencia con la sentencia del Tribunal Supremo es que no ha sido condenada legalmente por cohecho impropio, al archivar dicho tribunal el caso del cobro de las dietas en Can; pero, por favor; no cambie de plano y de contexto al dar el paso a afirmar que con ello se ha puesto de manifiesto su honradez... ¿Y políticamente...? ¿Acaso no se relata en el auto, con severidad, una mala praxis política en la entidad financiera...?.

  ¿Acaso sustenta, entre otras acciones, su honorabilidad en el hecho de haber cobrado en una misma mañana, asistiendo a dos y hasta tres reuniones sin contenido alguno aquellas astronómicas cantidades?.

  Vamos, lo mismo que un alicatador, como usted decia, que puede llegar a cobrar unos 3.400 euros... (entiendo que usted consideraría en su comparativa que dicho profesional obtenia ese sueldo en una mañana de trabajo... tal como usted lo obtenía en una reunión, ya que no lo dejaba claro -lo digo por comparar ahora, por dedicación de tiempo invertido,  merinas con merinas...-).

Más sobre

  ¿Sustenta su honorabilidad igualmente en haber devuelto aquellas cantidades de sus dietas, no antes, sino cuando fue denunciado públicamente el escándalo de dichas acciones...? ¿Lasw va a reclamar ahora que, según quiere hacernos ver, su honradez ha quedado inmaculada?.

  Supongo también que sus declaraciones sobre su honorabilidad (término que se define como "condición de lo que es digno de honor y respeto") son para consumo interno, el de sus votantes y simpatizantes; quizá como una forma de justificarse ante ellos al mezclar y confundir (identificar) los términos... y, en definitiva, seguir ganando tiempo para mantenerse impertérrita en su puesto...

  Ya que, comprenderá, para quienes usted no genera ninguna confianza, es igual que haga las declaraciones que en este momento haga manifestando su honorabilidad en este asunto, ya que sus actos ahí han quedado evidenciados y supongo que podrá comprender que hay personas, muchisimas en esta Comunidad, que no vamos a comulgar con ruedas de molino.

  Con todo, considero que si ejemplo de honradez y moralidad en la que debemos fijarnos como pauta de honradez y de honorabilidad es la que usted, como presidenta de esta Comunidad, ha demostrado en el asunto del cobro de las dietas de Can y así nos lo quiere vender...; y si, además, con ello debemos considerar que esta es la verdadera democracia en la que tenemos que confiar, y la forma adecuada como hay que hacer política (omito mi opinión sobre la sentencia...), considero que este sistema democrático que tenemos necesita una profunda revisión y reestructuración, ya que todo lo que se ha puesto de manifiesto con este asunto es estéticamente, éticamente, moralmente y honorablemente nauseabundo.

  Por favor, señora Barcina, no confunda ni equipare los conceptos relativos a la moralidad, a la ética política y a la honradez con la legalidad(en este caso, su sentencia), porque ahi nos estamos equivocando; y más si todo ello pudiera llegar a hacerse como sustento y pretensión de justificar su enroque en el poder.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Krhom (146 noticias)
Visitas:
1373
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.