Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juantos escriba una noticia?

CARTA A EVARISTO

06/05/2009 17:10 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Porqué la televisión se llena de gente que no tiene nada que decir, una mera reflexión personal de como Risto Mejide puede tener tanto pronunciamiento.

Algunas veces me pregunto, como ha terminado llenándose la televisión de gente que habla sin tener nada que decir, lo que los productores y profesionales del medio te justificarían como la dictadura de la audiencia.

 

La pregunta por tanto habría de reformularse en busca de cómo se fue modulando el gusto de la audiencia.

 

Probablemente el origen haya que buscarlo en aquellas noches radiofónicas donde una persona pequeña, hacía crecer noche tras noche su número de oyentes y su cuenta corriente, a base de descalificaciones, dejando fluir una creatividad arrebatadora que acuñaba términos como “abrazafarolas” que la gente comentaba divertida al día siguiente en el trabajo.

 

Seguramente también tuvo su cuota de culpa, aquel programa que usurpando para su título un celebrado tema musical de Marisol, reunía a una caterva de comentaristas, en donde las raras veces que hablaba sólo uno, podían escucharse lindezas del tipo “no se como nos llevamos tan mal con lo que nos gustan a los dos las mujeres”, frase que así vista no parece tener mas enjundia, si no fuera porque fue dedicada a una señora mayor de morros siliconados que compartía plató con el aristócrata venido a menos que la pronunció.

 

O quizás fuera aquel famoso programa en la que una chica Hermida no tuvo ningún pudor en poner sobre la pantalla las vísceras de tres pobres chicas valencianas, para que el espectáculo no decayera. “show must go on”.

 

Para no hacer eterna esta lista, que vendría salpicada de programas que llenan los bolsillos a delincuentes, premiando de esta forma la actuación antisocial, me gustaría hablar del penúltimo subproducto que nos regala nuestra querida televisión, Risto Mejide.

Algunas veces me pregunto, como ha terminado llenándose la televisión de gente que habla sin tener nada que decir.

 

Un señor que noche tras noche, escribe para su propio lucimiento personal, y celebración de sus seguidores una autentica oda al mal gusto y a la falta de educación.

 

Una especie de auto-ficción de si mismo, que busca el aplauso fácil de una parte de la audiencia, (otra vez la audiencia) cuya indigencia moral y cultural, vitorea la incontinencia verbal del sujeto, y a los que me gustaría ver celebrando con la misma intensidad si fuera un hijo o un hermano el que fuera sometido a la mofa pública.

 

Reconozco que aún me sorprende cuando hablo con alguno de sus defensores, que justifican su actitud en aras de una supuesta justicia aunque fallen las formas, me pregunto si tendrían los bemoles necesarios para decirle a su jefe que tiene unos andares epilépticos antes de pedirle un aumento de sueldo, o si se atreverían a decirle a su profesor que tiene una voz como si se hubiera tragado una cabra, antes de solicitar una revisión de examen, que me digan después que las formas no importan.

 

También me pregunto que opinan aquellos que padecen la epilepsia, de que se use su padecimiento como insulto.

 

A pesar de todo esto, de verdad, igual que algunos países tienen los dirigentes que se merecen, y algunos concursos tienen los jurados que se merecen, no me parece mal Evaristo que te aproveches de la mediocridad cultural de este país para forrarte, de verdad que no, pero por favor no lo justifiques, que entonces me viene a la mente para ti el único calificativo que creo que aun no me habías sugerido, que es el de patético.

 

Cuando el miércoles pasado viendo OT oí que explicabas tu vuelta como garante de que el concurso sea algo distinto a un reality, y adoptabas un rol pseudo-paternal diciendo que el verdadero enemigo de los chicos son las expectativas, casi vomito, como se puede tener tanta caradura, al menos ten la decencia como tienen algunos de tus predecesores en la corte del rey “audiencia” de decir que estás ahí por dinero, porque si de verdad te importan los chicos, relee lo que dice el poeta en el último párrafo de “Esos locos bajitos”, y déjales que decidan por ellos, que se equivoquen, que crezcan y que un día nos digan adiós.

 

Sin más querido Evaristo, recibe un fuerte abrazo.


Sobre esta noticia

Autor:
Juantos (1 noticias)
Visitas:
970
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

david (08/05/2009)

... a mi también Risto "Mejode", aunque pienso que es una mera marioneta en manos de Globomedia, por el afán de crear audiencia