Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Herrero escriba una noticia?

Carta abierta a la ministra de Defensa

22/11/2009 20:51 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

A la ministra de Defensa, Carmen Chacón, ni le gustan los Reservistas Voluntarios del Ejército ni tampoco decir la verdad a los españoles

No quiero que me malinterprete, señora Chacón. Le aseguro que no es esa mi intención. Le puedo prometer, y prometo, como diría el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez, que sé de sus limitaciones en el ministerio de Defensa, de sus limitaciones oratorias y de las limitaciones propias en materia de Defensa que tanto usted como el presidente del Gobierno tienen respecto a lo que es de verdad la defensa de España y de los españoles. Claro que, para ello, habría que considerar primero, por mi parte, y aclarar después, por las suyas, qué siginifica para ustedes "defensa" y "patria", ya que tengo la sensación de que no tienen ni idea de su significado, ni de las repercusiones que puede tener desconocer el mismo.

Es un poco como el refrán, o al menos esa es mi sensación, de que "la burra vuelve al trigo", y se come lo verde, angelicalmente, lo maduro y lo seco, lo útil y lo inútil. Y los españoles, por consiguiente, lo digerimos todo, lo aceptamos todo, de grado o de conformismo, sin vanalizar nada, sin pensar en las miserias que nos ocupan, a las mismas que nos han llevado nuestros gobernantes. Miserias éstas que sólo se comentan y se "lamentan" en la barra de un bar. Ya no entiendo a los españoles, a mis compatriotas, al hombre que quiere y dice ser libre, de verdad que no, y lo siento. Nos morimos de hambre, nos comen los bichos, se nubla más que nunca el futuro y sólo hacemos que bostezar, no relinchar, como diría León Felipe, como debería decir el pueblo llano, alabastrado en su inmisericorde postración, oprimido como nos oprimían los antiguos opresores. Esto no es socialismo, lectores, socialistas, se los aseguro. Esto es vivir del cuento, contándonos demasiados cuentos que escuchamos, obnubiliados, como cazadores de sueños que ya no tienen sueños que soñar, dejados ellos, presos en los atrapasueños indios.

A usted, señora ministra de Defensa, no le place demasiado, a lo que se ve, la bandera de España, no le gusta en demasía el Ejército que dirige, elabora planes ridículos sobre la carrera militar (de lo que no entiende ni sabe ni quiere entender) y pone en pie de guerra a nuestras Fuerzas Armadas que, según su criterio, más bien parece el ejército de Pancho Villa o la antigua Legión Extranjera. Y busca usted, con mil artimañas innecesarias, con reglamentos rebuscados en los bolsillos más profundos, que los Reservistas Voluntarios desaparezcan del mapa, de su mapa de cristal opaco, reservistas que, por otro lado, da la sensación que crearon en su día no por la reglamentación de la OTAN sino para "hacer número", bulto, y no pagar así por servicios prestados por terceros. Usted no tiene ni idea de lo que es y significa el Ejército, con mayúsculas; pero tampoc tiene interés por saberlo, como no lo tiene por servir a España, aunque la sirva.

Se está cargando a la Reserva Voluntaria, necesaria y obligada por otra parte, porque no tiene ni idea de lo que de verdad es y significa serviar a la Patria, no a Cataluña: a ESPAÑA y su BANDERA. ¿Cree usted, sinceramente, que el trato que dispensa el ministerio a los reservistas es el adecuado? ¿Cree que deben pedir permiso estos militares a tiempo parcial, que ven perjudicados muchas de las veces sus intereses profesionales por colaborar con el Ejército unas semanas al año, para ponerse el uniforme, por escrito, con quince días de antelación, cuando a la hora de firmar el compromiso se les anima a que "deben" lucir el uniforme y servir de nexo de unión entre la milicia y la sociedad civil? ¿Cree, de verdad, que estos militares se conforman con ser activados una semana al año? ¿Piensa que es de recibo, de justicia, que se desaproveche en las unidades, con todas sus carencias y sus faltas de medios de personas cualificadas, a personas con formación específica en muchos campos de la vida civil, así como su experiencia? Para eso los Reservistas se han hecho militares. Usted quiere acabar con todo, pero no va a conseguirlo.

La moralidad, el espíritu de servicio, se mama, no se compra ni se vende, Carmen Chacón, ni su nubla participando en manifestaciones en contra de los principios fundamentales del Reino, que es uno solo e indivisible, mal que les pese a aalgunos, y a usted misma. Negar la evidencia, en este caso muchas evidencias, es absurdo. Eso sólo sirve cuando las cosas van bien, porque yendo bien la gente no lo toma mucho en cuenta. Psan desapercibidos. Me gustaría que los políticos trabajaran para el pueblo altruistamente, sin sueldos, a ver cuántos habría en la cola del autobús para "colaborar", para ayudar al pueblo, para servirlo. Con sueldos millonarios, dietas, gastos de representación, vitalicios, hablan ustedes de afrontar la crisis mientras el pueblo llano se muere de asco y de hambre, mientras la morisidad se multiplica como Jesús multiplicó los panes y los peces, y en tanto el empleo va de mal en peor, y no como ustedes dicen que ya estamos en buen camino. Nos piden tranquilidad y aseguran que ya hemos "pasado lo peor", aferrados a sus sueldos y a sus sillones mientras el pueblo bosteza.

Carmen Chacón, como ministra de Defensa usted debería haber dimitido hace rato.De lo poco o nada que sabe en estos asuntos, ha ido metiendo la pata de forma habitual y nadie parece atreverse a pedirle que nos deje en paz, que se vaya a Cataluña a cataluñizar el condado de Barcelona o el principado de Gerona, si la dejan, y nos deje a los demás tranquilos de una puñetera vez.

El papel que está haciendo con la protección de los atuneros en la zona cercana a Somalia es de risa. Y no por lo que ocurrió, nos contó, nos mintió, con el secuestro del Alakrana, sino por todo en sí. Decide que quien debe proteger a los barcos es la seguridad privada (no el ejército, no los reservistas voluntarios, por ejemplo) y les dan un cursito absurdo sobre armas de guerra, HK G-36 y poco más, y los envían a la "guerra" en nombre de España sin poder hacer la guerra en nombre de nadie, sin reglamentación al respecto. ¿Por qué? ¿Para que empresas de seguirdad cobren fuertes emolumentos y los vigilantes también? ¿Y qué van a hacer realmente los vigilantes? Como usted acaba de decir con el intento del nuevo asalto (porque somos paganinis) por parte de los piratas somalíes, que ya conocen nuestra bandera, al buque Txori Gorri -¿llevará bandera española o vasca?-, que los vigilantes realizaron su tarea de "disuasión necesaria" para evitar el secuestro. ¿Nos puede explicar qué es una disuasión necesaria? ¿Qué puede hacer y qué hace la seguridad privada, sin formación adecuada, para evitar el abordaje de los atuneros? ¿Disparar? ¿Matar? ¿En nombre de quién, si son gente habilitada por el ministerio del Interior? Ay, señora ministra, céntrese, no nos engañe más... y váyase a su casa


Sobre esta noticia

Autor:
José Herrero (13 noticias)
Visitas:
1892
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

vanesa (09/12/2009)

buen dia,me gustaría k alguien del ministerio de defensa de argentina se comunicara con migo,soy soldado voluntario y tengo la necesidad de plantear mi situación.