Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

'La Casa de Bernarda Alba' es "un retrato de intolerancia de la derecha en este país", afirma su director, Lluis Pascual

09/09/2009 14:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con un reparto de lujo encabezado por Nuria Espert y Rosa Maria Sardà, el director catalán Lluis Pascual trae a Madrid, 'La casa de Bernarda Alba', avalado por su éxito en Barcelona donde atrapó a 26.000 espectadores en dos meses. Este montaje "íntimo" y algo "voyeur" del clásico de Federico García Lorca refleja, según Pascual, la "intolerancia de la derecha en este país". "Lorca nos explica de qué material estamos hechos" y "de dónde venimos", agregó.

La obra que estará en cartel en las Naves del Teatro Español en el Matadero desde mañana hasta el 25 de octubre, ha acercado a dos grandes actrices españolas, Nuria Espert y Rosa María Sarda, que comparten por primera vez escenario y el "miedo" de enfrentarse a un Lorca, miedo que han salvado tras "un enorme esfuerzo y muchos ensayos", hasta conseguir un espectáculo "cálido, cercano e inquietante, en el que no falta ni una palabra del texto original", señaló Nuria Espert.

'La Casa de Bernarda Alba' que escribió Lorca en 1936, describe la la represión y el enclaustramiento que sufren las cinco hijas de Bernarda (interpretada por Nuria Espert) tras la muerte del padre. Bernarda, una mujer autoritaria y extremadamente religiosa, prohíbe salir de casa a sus hijas durante años para guardar las apariencias.

El "MIEDO" A LORCA

Espert reconoció que en su dilatada carrera nunca había "sentido tanto miedo" con un personaje, que describe como "no grato" y con el que pensaba que tendría que "forzar las palabras". No obstante, la actriz consiguió acercarse a la piel de Bernarda y aseguró que es una "pobre mujer que condena a sus hijas y se condena a sí misma" pero que probablemente le hubiera gustado tener otra vida.

"Ella no tiene ninguna vida más que la de carcelera", advirtió la actriz, quien subrayó el "terror" de Bernarda hacia la sexualidad "como muchas mujeres que no han recibido educación sexual y consideran el sexo algo pecaminoso o atroz", indicó.

Por su parte, Rosa María Sarda, quien interpreta el papel de La Poncia, confesó ser "fan número uno" de Nuria Espert y aseguró que se ha subido a las tablas de este montaje con toda la "inocencia, frescura, descaro e irresponsabilidad de una actriz que empieza".

Marta Marco, Nora Navas, Clara Segura, Rebeca Valls, Almudena Lomba, Tilda Espulga, Marta Martorell, Monste Morillo y Bárbara Mestanza completan el reparto de esta obra que alcanza su tinte más drámatico cuando el novio de la hermana mayor, que habla con ellas tras la reja, se convierte en el objeto de deseo sexual de las cinco hermanas.

RADIOGRAFÍA DEL MAL

En este sentido, para Lluis Pasqual, este texto Lorca es una "radiografía" de la realidad, similar a la que realizó Picasso con El Guernica o Buñuel con Las Hurdes, y "retrata con crudeza" una realidad social y el poder del mal, representado en el papel de Bernarda, un mal "que también está en nosotros mismos", advirtió.

Asimismo, afirmó que Bernarda nunca explica en qué se fundamentan sus valores, igual que la derecha, que representa a un "gigante con pies de barro" porque sus "valores no fundamentan en nada". "Lorca hace este retrato, que es de donde venimos, de esa miseria", añadió.

En esta tragedia lorquiana, en donde se ponen en duda la validez de ciertos valores sociales, también se refleja las consecuencias del fanatismo religioso, las leyes del patriarcado o el poder de los intereses económicos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
566
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.