Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Castilla y León habilita una central de atención telefónica para informar y atender a los posibles enfermos

28/08/2009 13:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Junta de Castilla y León habilitará a partir del martes, 1 de septiembre, una central de atención telefónica a la que se accederá a través del número 900 222 000 o del 112 dentro de un "complejo y amplio" dispositivo epidemiológico, comunicativo y asistencial para atender un posible incremento estacional de los casos de infección por gripe A/H1N1 en la Comunidad.

En concreto, el centro de atención telefónica contará con entre doce y 16 puestos, lo que supondrá contratar a unas 60 personas, aunque no funcionará al 100 por cien desde el principio ya que el número de efectivos se incrementará conforme se eleve el nivel de alerta por gripe.

Además, según informó el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, el Plan de Actuación pretende hacer frente a un posible incremento de los casos de personas afectadas por la nueva gripe coincidente con el periodo de mayor actividad gripal estacional en otoño e invierno.

En primer lugar, este paquete de medidas incluye un plan de comunicación e información en el que se incluye la central de atención telefónica además de la difusión de trípticos y cartelería, la creación de un enlace específico sobre la gripe A en el Portal de Salud de la Junta y la colaboración con los medios de comunicación para difundir consejos y medidas ante el virus.

TRÍPTICOS Y CARTELES

La difusión de trípticos y carteles incluye una doble campaña destinada, por un lado, a la ciudadanía en general y, por otro, a la población escolar. En estos medios se incluye información sobre el virus, cómo prevenirlo, medios de transmisión, teléfonos de contacto y principales síntomas.

En el tríptico dirigido a la población en general se establecen recomendaciones como "evitar ir a los hospitales y centros de salud" para preservar el sistema sanitario y permitir que sus recursos se mantengan. Además, Guisasola recordó que hay medidas "muy simples pero que si se hacen bien son tremendamente efectivas".

Por otra parte, la población escolar se convierte en un destinatario especial, según confirmó Guisasola, por la concentración de alumnos en el sistema educativo "que favorece el contagio local". Para ello, se ha trabajado en colaboración con la Consejería de Educación.

Así, la Junta repartirá un tríptico para cada alumno, además de carteles que se colgarán en los centros escolares castellanoleoneses. Estos documentos incluyen unas recomendaciones dirigidas a los padres sobre la posibilidad de cerrar centros educativos, medida que solo se tomará "excepcionalmente".

Además, Guisasola anunció que los próximos días 7, 8 y 9 de septiembre, la Consejería organizará unas jornadas con directores y algunos profesores de colegios e institutos de la Comunidad para informarles sobre el virus con la ayuda de expertos.

La campaña de información se verá ampliada con un enlace específico en el Portal de Salud sobre la Gripe A que estará "continuamente actualizado". Es aquí donde se ha instalado un test de autoevaluación orientativo que permitirá a los interesados comprobar la posibilidad de que padezcan el nuevo virus. El test, tras varias preguntas, establecerá tres niveles según la posibilidad de padecer gripe A y según la gravedad.

PLAN DE RESPUESTA

Asimismo, la Consejería de Sanidad ha establecido un plan de respuesta que girará en torno al centro de atención telefónica. Esta central reunirá todas las llamadas relacionadas con la nueva gripe que lleguen desde el 900 222 000 o desde el 112.

Así, a través de un Centro de Coordinación de Urgencias se procederá a clasificar las llamadas, en principio, en dos grupos. El primer grupo incluirá aquellas consultas en las que se descarta un proceso gripal pero que requieren información general sobre el virus. Además, un segundo grupo estará relacionado con los sospechosos de padecer la gripe A para, posteriormente, valorar su gravedad.

Una vez valorada la gravedad, se clasificará a los afectados en dos grupos. Por un lado, se sitúan aquellos enfermos cuya sintomatología es de carácter leve y requiere comunicar la enfermedad a su centro de atención primaria para que el afectado reciba una asistencia médica domiciliaria.

Los casos de gripe de alto riesgo incluirán a aquellos que no tengan síntomas de alarma pero sean grupo de riesgo que serán atendidos de forma prioritaria en su domicilio y los de alto riesgo con síntomas de alarma que serán trasladados a hospitales.

NIVELES DE ACTIVACIÓN

Asimismo, el Plan establecerá unos niveles de activación para reorganizar la asistencia sanitaria, adaptar los recursos humanos, adecuar los espacios asistenciales y proteger de forma individual o colectiva a los profesionales.

En cuanto al personal, el consejero de Sanidad aseveró que se aumentará el personal conforme a las necesidades aunque se seguirá un orden de tal manera que se propondrá la reorganización de la atención sanitaria, reestructuración de horarios, doblaje de jornadas de forma voluntaria, contratación de más personal, restricción de vacaciones, recuperación de jubilados y, en casos extremos, contratación de estudiantes de último año de Medicina o Enfermería como equipo de apoyo.

Además, de forma excepcional, está previsto la instalación de áreas específicas en los hospitales dedicadas exclusivamente a los enfermos de gripe A o habilitar otros edificios como, por ejemplo, el antiguo Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.

Para los niveles de actuación, asimismo, se tendrá en cuenta en la atención primaria el incremento de la actividad en las consultas y los avisos domiciliarios mientras que en el caso de la atención especializada se atenderá al incremento del número de urgencias totales y al número de ingresos urgentes.

Finalmente, Álvarez Guisasola aseguró que la Junta adquirirá vacunas, con un coste de 17 millones de euros adelantados por el Ministerio de Sanidad, para atender de forma prioritaria a grupos de riesgo médico, niños y profesionales que presten servicios esenciales para la sociedad como médicos, bomberos o profesores.

"Lo importante es que la vacuna sea segura y que no produzca efectos secundarios mayores a la enfermedad", añadió el consejero en referencia a la fecha en que estará disponible.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107907 noticias)
Visitas:
69
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.