Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Libertad Crítica escriba una noticia?

Cataluña: la crisis interminable

33
- +
25/01/2020 20:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Qué ha conseguido el independentismo catalán en los últimos años? ¿Cuál es la situación actual en Cataluña?

Por Jorge Nieto Ortiz,

redactor de Libertad Crítica.

 

Cataluña es una palabra que sale a día de hoy de la boca de muchos políticos tanto de izquierda como de derecha, al igual que de las conversaciones de muchos ciudadanos españoles pero debemos pararnos a pensar: ¿qué ha logrado el movimiento independentista estos últimos años?

La respuesta es bastante sencilla: se han practicado el harakiri a ellos mismos, pues solo han conseguido el rechazo de la mayor parte del pueblo español y han conseguido en parte unir izquierda y derecha en al menos estar en contra de sus reivindicaciones de independencia, pues la derecha y el centro español estaba claro que no iban a apoyar sus pretensiones separatistas y si nos fijamos un poco en sus divisiones podemos ver que los partidos de izquierda de Cataluña, quitando a ERC y la CUP no apoyan firmemente la independencia, pues el PSC es un partido catalanista (que no “indepe”) y ya ha sido incluido en el “bloque de los carceleros del 155”, al menos según ERC y JXCat; por otro lado Catalunya en Comú-Podem (sección de Podemos en Cataluña para que nos entendamos) ni siquiera apoya la independencia estrictamente, si no como mucho el “derecho a decidir” que eso no es independencia como lo pintan los políticos nacionalistas catalanes, sino votar si quedarse en España o no.

Recordemos las palabras de Xavier Domenech, dirigente de este partido que tuvo declaraciones de este tipo hará cosa de un par de años:

Fuente:eldiario.es

Ahora bien, vamos al quid de la cuestión, desde que comenzó el process, allá por 2012 aproximadamente se han sucedido en el cargo en la Generalitat una serie de líderes catalanes cuyas actuaciones han ido de mal en peor y han ido acabando poco a poco con el prestigio que antes suponía el cargo de president, al menos en Cataluña.

DE ARTUR MÁS A QUIM TORRA, LA DEBACLE DEL CATALANISMO POLÍTICO

Recordemos un poco la labor de los diferentes presidents de la Generalitat, empezando por Artur Mas, pero centrándonos en su famoso referéndum de autodeterminación ilegal de 2017, que convocó el 1 de octubre habiendo sido prohibido por orden directa del Tribunal Constitucional un mes antes y tras lo cual se sucedieron las famosas protestas y manifestaciones de aquellos días. Todo sea dicho, el referéndum fue una respuesta a que el Pacto Fiscal de Mas no salió adelante.

Después vamos con el señor Carles Puigdemont, que decidió celebrar una declaración unilateral de independencia en 2017 o la famosa “República de ocho segundos” pues la canceló porque supuestamente había “mediaciones internacionales”, sin duda, otra pos verdad del proceso para contentar a sus votantes y ganar algo de tiempo. El señor Puigdemont habla mucho de independencia y libertad, instando a la oposición al Estado Español, pero ojo, siempre estando a miles de kilómetros de distancia, en Waterloo y ahora en Bélgica, a salvo de la justicia española para no ser arrestado y encarcelado como a otros dirigentes catalanes como Oriol Junqueras, mucha valentía desde luego no tiene, estando ahora como diputado del Parlamento Europeo en Bruselas gozando de inmunidad parlamentaria y cobrando su sueldo de europarlamentario junto a su socio, el señor Toni Comín.

El señor Puigdemont ha mentido y le ha prometido al pueblo catalán lo que él sabía perfectamente que no podía conseguir pues legalmente no está recogida la secesión en la Constitución Española y ningún estado de la Unión Europea ni del mundo occidental reconoce a Cataluña como ente soberano e independiente, pues como señala el periodista más crítico con el proceso, el señor Xavier Rius: “La Unión Europea no la han constituido los pueblos sino los Estados”. En los planes del secesionismo catalán sonaba espectacular: saldrían de España constituidos como nueva república y Europa les acogería con los brazos abiertos.

Desde luego de todo lo que ha hecho el citado señor Puigdemont no podemos extraer nada más que una actitud bastante hipócrita pues conforme hace lo prometido, lo deshace, pero ojo, su sueldo no se toca.

Después vino el señor Quim Torra i Pla, puesto a dedo por Puigdemont (como Más había puesto a dedo a este mismo) y votado en el Parlament para ser president de Cataluña pero ¿qué ha conseguido Torra en su labor como president?

Siendo sinceros, poca cosa, escasa actividad legislativa en el Parlament y ser inhabilitado por la Junta Electoral Central por poner una pancarta a favor de los que la justicia española ha condenado a prisión como delincuentes. Sin embargo el señor Torra se ha negado a dejar su escaño de diputado y su cargo en la presidencia de la Generalitat a pesar de la ratificación del Tribunal Supremo en su inhabilitación porque según él mismo: "Soy diputado y president, no me echaré atrás"

Vaya, parece que los políticos nacionalistas dirigentes catalanes, presuntamente,   comparten una cosa en común, el desacato y la desobediencia a la justicia española, será porque se creen que son la “raza superior catalana” que algunos de ellos pregonan y que los españoles somos “una panda de bestias taradas” u otras expresiones como “hay algo freudiano en estas bestias. O un pequeño bache en su cadena de ADN", todo esto, palabras del mismísimo Torra, que podemos encontrar en su artículo: “La llengua i les besties”, está publicado en internet, pueden encontrarlo en Tarragona Digital.

También hay otras declaraciones poco afortunadas de Torra contra el pueblo español que son menos conocidas pero no podemos restarle importancia por ello, ha usado expresiones tales como "aquí (en Cataluña) hay gente que ha dicho basta y, cada uno a su manera, combate por unas ideas y un país. Gente que se ha olvidado de mirar al sur y vuelve a mirar al norte, donde la gente es limpia, noble, libre y culta. Y feliz.", estas declaraciones fueron publicadas en El Singular Digital bajo nombre de artículo de "L’orgull de ser català".

Los dirigentes del proceso han dividido Cataluña en dos partes, no hay un conflicto político, hay una crisis de convivencia y mientras tanto a día de hoy tienen como “honorable president” a un hombre que manifiestamente odia al pueblo y al Estado español y presuntamente muestra unas actitudes xenófobas y intolerantes contra todo lo que representa España y hacia su pueblo mientras cobra del dinero público y tiene sueldo vitalicio. Ante la intolerancia del señor Torra no cabe otra que ser intransigente con él y con los que están dividiendo y llevando a Cataluña al colapso institucional, económico, civil y político.

Tampoco nos olvidemos de ERC, el partido que hasta hace nada hablaba de independencia y “libertad” pero que ha acabado cediendo hacia posturas más moderadas pero aún así se las arreglan para seguir siendo votados vendiendo logros como “la mesa de negociación” que prometen haber conseguido negociando con Pedro Sánchez para que éste fuera investido presidente. Ahora hasta ERC ya solo pide el “diálogo” para una solución pacífica y la amnistía o indultos a los presos políticos, parece y me atrevería a decir que se han desinflado un poco. Dejo por aquí una declaración del señor Gabriel Rufián (ese que llama fascista a todo aquel que no piensa como él) que parece haber olvidado.

 

Parece que la credibilidad del señor Rufián está empezando a caer, pues no olvidemos aquel histórico momento en el que increparon al portador de ERC en el Congreso los propios independentistas a grito de “botifler”, un insulto de los independentistas que viene a significar “españolazo” o traidor de una manera figurada.

De esta manera ERC ha engañado igualmente a sus votantes prometiendoles “libertad y democracia” para al final acabar dialogando con el Estado en cosas banales y que no llevarán a cambiar nada seguramente y que ellos conocen perfectamente que es inútil lo que hacen pues no conseguirán independencia alguna sino seguir viviendo del proceso y cada uno con su cargo y sueldo.

Cataluña tiene un grave problema por resolver y muchos de sus dirigentes han alimentado el odio y la polarización en la sociedad catalana. El pueblo catalán no merece vivir esta situación.

 




Sobre esta noticia

Autor:
Libertad Crítica (10 noticias)
Visitas:
2720
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.