Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

En Cataluña, las empresas se dividen sobre la independencia

07/11/2014 20:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Una Cataluña independiente ¿sería sinónimo de reducción de impuestos y mejor gestión de las finanzas públicas o de fuga de multinacionales e inestabilidad financiera? En Barcelona, grandes y pequeñas empresas debaten sobre las oportunidades de una separación de España.

Esta comunidad industrial, la más rica de España, que genera cerca del 19% del PIB total, acoge un rico tejido de empresas, especialmente pequeñas y medianas.

Y, tras haber observado en relativo silencio el auge del independentismo, los empresarios catalanes empiezan ahora a tomar la palabra. Defendiendo puntos de vista diametralmente opuestos.

David Poudevida, director de marketing y comunicación de un grupo catalán de supermercados, forma parte de los proindependentistas. Es portavoz de la plataforma Creemos en Cataluña, que reúne a cerca de 600 empresarios favorables a esta causa en torno a un sentimiento común: el hartazgo fiscal. "Aquí estamos dando mucho dinero", afirma, denunciando que Cataluña paga más en impuestos a España de lo que ésta invierte en la comunidad.

Mientras la economía española crecía, no parecía ser un problema. Pero la grave crisis económica que ha sacudido España en los últimos seis años alimentó el descontento de muchos catalanes.

"Si tú puedes decidir dónde pones este dinero, no digo todo, quizá hay muchos ámbitos de la economía que irían mucho mejor aquí", considera Poudevida.

También Joaquim Gay de Montella, presidente de la poderosa federación patronal Foment, piensa que reforzar los poderes autonómicos permitiría una mejor gestión presupuestaria y que el Gobierno central privilegia a Madrid frente a Barcelona en sus inversiones. Aun así, está fuera de cuestión que Foment, representante de las PYMES, pero también de las grandes empresas, defienda la independencia. "Cataluña tiene más ventajas en su permanencia en el Estado español por tener la estabilidad de nuestro sistema financiero y bancario", asegura.

- ¿Salida de la UE? -

Es imposible decir cómo Cataluña, una de las comunidades más endeudadas de España (31, 2% de su PIB), se financiaría en los mercados si saliera del país y, por consiguiente, de la Unión Europea. Restablecer la confianza de los inversores podría llevar "un espacio no inferior a 20 años", advierte.

A las empresas no les interesa que Cataluña salga del regazo español, coincide en señalar Albert Peters, portavoz de la plataforma Cataluña fuera de Europa, no. Según este consejero fiscal alemán, que vive en Barcelona, muchos empresarios no se atreven a pronunciarse contra los proyectos del presidente catalán, Artur Mas, para no ofender a las autoridades. Pero ven riesgos: "las exportaciones hacia España podrían verse gravadas con derechos aduaneros, los bancos dejarían de tener acceso a la liquidez del Banco Central Europeo" y a las empresas les costaría más exportar, lo que podría llevar a algunas de ellas a desplazar sus sedes, enumera.

El presidente del gran grupo editorial Planeta, José Manuel Lara, con más de 10.000 empleados, ya se declaró dispuesto a mudarse.

Peters reprocha a los catalanes su poca memoria porque, subraya, "también se beneficiaron de la entrada de España en la UE" en 1986.

Pero reconoce, como Foment, la necesidad de lograr un nuevo pacto fiscal y social con el Gobierno central que tenga más en cuenta los intereses de Cataluña. El régimen especial, denominado 'foral', que se aplica en el País Vasco y Navarra, con ventajas jurídicas y fiscales, podría servir de modelo, considera Gay de Montella. Una idea que los partidarios de la independencia descartan de un plumazo. En su opinión, es demasiado tarde.

"El Estado español no negocia. Tiene una mentalidad de imponer", asegura Ramir de Porrata Doria, presidente de la start-up Keonn Technologies, especializada en el desarrollo de nuevas tecnologías. Su empresa exporta el 70% de su producción. Sin embargo, "estoy dispuesto a asumir que no estemos en la Unión Europea, que no tengamos el euro", afirma con pasión.

Como otros, está convencido que Europa no podrá prescindir de una región rica como Cataluña. Pero, sobre todo, el deseo de independencia es más fuerte que cualquier argumento contrario: "no es sólo una cuestión económica, es una cuestión de dignidad", afirma.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1070
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.