Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Pardo escriba una noticia?

Cataluña, la sardana económica de España.

05/10/2012 07:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Antes de la Diada, Arturo Mas, sencillamente era un político fracasado. Hoy en día y aunque haya despertado la farsa esperanza del independentismo sigue siendo un político al margen de la realidad. Es tan cierto como verdad que ha lanzado la cortina de humo del secesionismo y ha convocado elecciones para enmascarar la situación económica de Catalonia sin razón que lo justifique. El problema es que al monstruo de las galletas se le ha escapado el control económico de la generalidad catalana y puede que zarandee al resto de España, si Mariano el corto, no pone los huevos sobre la mesa. ¿Por qué no podemos saber los españoles QU? Y DE QU? hablaron? Primero porque somos españoles y segundo porque ninguno de los dos merece la más mínima confianza.

Toda, toda la Conferencia de presidentes comunitarios ha sido el relato de la crónica de un cinismo anunciado. Su silencio en Madrid era más que significativo, PREPOTENTE. Para orgullo suyo que cobra, orgullo el mío que pago. Este payaso de Catalonia, Arturo Mas, está haciendo equilibrios de circo para salir de la crisis que le atosiga y aquí conejos de la chistera solo sacaba Zapatero. Necesita el dinero de Madrid pero a la vez también necesita que la opinión pública catalana no se revuelva contra él y por eso ha abierto los portones del independentismo. Mientras sigue siendo partidario de no entregar las cuentas del tripartito porque crearían alarma social. Ya no tengo duda, ERA UN CUATRIPARTITO.

Más sobre

En España hay razones más objetivas para preocuparse por el independentismo deliberado. A diferencia del turno al trono de la Tebas mítica, pactado entre Eteócles y Polinices y cuya ruptura está en la base de la tragedia de Esquilo, en la España actual y real, la alternancia no está estipulada. Por eso, es libre y ""democrática"". Sin embargo, no es menos cierto que la historia electoral española, por las razones que fueren, presenta un perfil bipartidista desde tiempos inmemoriales que invitan al consenso en temas de Estado y exigen el respeto a la alternancia. En las tres décadas largas de la presente democracia, más de tres cuartas partes del voto se reparten entre dos grandes formaciones, de centro-derecha y centro-izquierda. Pero, desgraciadamente, siempre tienen la última palabra los porculeros independentista catalanes, cuando no también los sectarios vascos, omnipotentes gallegos o vividores canarios.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Pardo (3169 noticias)
Fuente:
blogdejuanpardo.blogspot.com
Visitas:
4075
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.