Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Impulso escriba una noticia?

Catalunya es territorio económico, político y legal de la UE... Sobran los simplismos

22/04/2014 19:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Desde hace meses, los "grandes" medios de información españoles publican textos informativos y de opinión cuyos autores afirman que la Unión Europea (UE) no podría o no permitiría que Catalunya siguiera integrada en la Comunidad si proclamara o accediera a la independencia. En numerosas ocasiones esos textos informativos o de opinión [casi todos de corte amenazante o intimidatorio] añaden que la UE ni siquiera podría o estaría dispuesta a habilitar un procedimiento para hacer posible la permanencia en la Unión de una Catalunya independiente. Lo cual, dicho sea de paso , equivaldría a lavarse las manos y generar mil y un conflictos y desajustes de todo orden a decenas de millones de ciudadanos [¡no solo a los residentes en Catalunya y en el resto de España!] , a miles de entidades y empresas, a las Administraciones de todos los países socios (incluidas las de Justicia), etcétera, etcétera ... ¡y también a todas las entidades financieras !, desde el FMI hasta el más pequeño de los bancos. No vale engañarse: ese tipo de informaciones y opiniones solo sirven para contentar a unos, provocar el desánimo en otros y al mismo tiempo son útiles para satisfacer a un sector de los consumidores de prensa, radio y TV [los ciudadanos del sector anti-segregación, que son mayoría en el conjunto de España , cierto, pero "mayoría" no es sinónimo de "racionalidad" ] . La insistencia de los "grandes" medios en difundir esa supuesta actitud o decisión de la UE es, cuando menos, chocante por varios motivos. De entrada, en esa batería de informaciones/afirmaciones hay cuatro "detalles" que han sido silenciados u orillados por los periodistas y/o los colaboradores especializados en asuntos comunitarios de los que disponen la mayoría de los medios [esto se supone, como la valentía del guerrero...] :

.. image Jose Manuel Durao Barroso 1. La Comisión Europea (CE), que es el único órgano del que han partido pronunciamientos al respecto, es el poder ejecutivo de la UE, no el legislativo ; ni mucho menos el judicial, por supuesto. La función de la CE es cumplir y hacer cumplir el Tratado de la Unión y las directivas (legislación), así como las decisiones del Consejo Europeo y del Consejo de Ministros de los Veintiocho (presupuestos, programas, etcétera). La CE no está facultada para hacer interpretaciones de los textos legales , y mucho menos interpretaciones políticas o ideológicas. La CE no puede suplantar las competencias del Consejo Europeo ni del Consejo de Ministros y, por descontado, la CE carece de competencias para introducir artículos en el Tratado de la Unión y, por descontado, no puede ni debe interpretarlos ni añadir elucubraciones o "complementos" al gusto. Lo que si podría haber hecho la CE es encargar un informe a un equipo de juristas [una "task force" constituida ex profeso] ; pero no lo ha hecho por razones obvias, entre otras porque sería una iniciativa política radicalmente contraria a las normas no escritas que hacen posible el funcionamiento cabal de la Unión: inmiscuirse en asuntos internos de un país socio está muy mal visto... Es más, la CE ni siquiera ha propuesto al presidente del Consejo o al propio Consejo de Ministros una iniciativa que quizá despejaría dudas: solicitar un dictamen prejudicial al Tribunal de la Unión que determinara que podría o no hacer la UE si prosperara un proceso segregacionista y se constituyera un nuevo Estado en territorio comunitario.

La ausencia de esas u otras iniciativas hace todavía más llamativa la locuacidad y la vehemencia con las que se emplean personajes como como el ex maoísta y hoy derechista Durao Barroso, presidente de la CE y, por cierto, militante del PPE.

En resumen, las opiniones emitidas por ese señor o por cualquier otro miembro de la Comisión carecen de relevancia legal y su valor es estrictamente político , lo que no es poco; pero solo valor político . 2. Al margen de las opiniones difundidas por algunos altos cargos, ni el Consejo Europeo ni el Consejo de Ministros de los Veintiocho han emitido pronunciamiento vinculante alguno, y ningún Estado miembro ha solicitado al Tribunal de Luxemburgo un dictamen prejudicial [esta iniciativa es bastante habitual en asuntos legales de todo tipo y recurren a ella tanto instituciones públicas como agentes económicos y sociales, desde simples ciudadanos hasta bancos, pasando por entidades civiles, empresas y grandes consorcios] . En resumen, las opiniones, sean de miembros de la CE o de otros organismos, carecen de toda relevancia legal y solo tienen valor político . 3. El Tratado de la Unión y demás textos legales no establecen nada, ¡absolutamente nada !, para el caso de que en el territorio de la Unión se constituya un nuevo Estado.

Nada hay legalmente previsto al respecto a pesar de que el nuevo Estado estaría dentro del ámbito geográfico, económico, político y ¡legal! de la UE , lo que obligaría a las instituciones a tomar decisiones, salvo que se lavara las manos, lo cual [y reitero lo reseñado en el segundo párrafo:] equivaldría a generar mil y un conflictos y desajustes de todo orden a decenas de millones de ciudadanos [¡no solo a los residentes en Catalunya y en el resto de España!] , a cientos de entidades y empresas, a las Administraciones de todos los países socios (incluidas las de Justicia), etcétera, etcétera ... ¡y también a todas las entidades financieras !, desde el FMI hasta el más pequeño de los bancos.

4. Para redondear el dislate que supondría que la UE se lavara las manos, resulta que Catalunya está en la zona euro , con todo lo que esto implica.

..

Los dogmas políticos solo sirven para destruir la convivencia

El asunto es muy complejo. Mucho más de lo que informan/afirman casi todos los medios.

Todas las opiniones son legítimas y respetables , pero es absurdo que el actual Gobierno central y los medios anti-segregacionistas conviertan las opiniones, vengan de quien vengan , en dogma y punto final del debate UE-España-Catalunya.

[¿Alguien cree realmente que los Estados miembros expulsarían ipso facto y sine die del mercado común y de la eurozona a Catalunya, o a la Padania, Silesia, Bretaña, Escocia, o el Tirol?...]

El debate sobre si una Catalunya independiente seguiría o no perteneciendo a la UE es de tan pésima calidad y tan deficiente como el que se mantiene en general sobre el contencioso España-Catalunya.

El Gobierno central y el partido que lo sostiene, que son los actores fundamentales quieran o no asumirlo , no buscan soluciones de futuro [quiero decir soluciones reales, no "parches" como el de crear diecisiete comunidades autónomas] , sino que se han encastillado y su único objetivo es imponer sus criterios y su concepción de España, como si de una finca se tratara. Es lógico, pues, que en lo tocante al "capítulo UE" se contenten con buscar "amigos" circunstanciales y apoyos ideológicos.

..

La UE tiene "lagunas" que los hechos obligarán a vadear...

Escocia y Catalunya son las primeras naciones sin Estado que acometen un proceso soberanista en el seno de la Unión y lo hacen con fuerza social suficiente para que las instituciones comunitarias asuman el reto reiteradamente pospuesto de arbitrar procedimientos que hasta ahora los países socios han preferido obviar en los tratados .

No es la única "inhibición" que la UE debería corregir, pues tampoco está previsto cómo afrontar que un Estado miembro decida abandonar la Comunidad, o la eurozona.

Es más, la UE ni siquiera ha previsto cómo ejecutar la expulsión de un país socio que conculque principios legales o democráticos que son de cumplimiento obligatorio para pertenecer a la Unión.

Los altos, medianos y bajos cargos de la UE pueden decir lo que quieran, incluso pueden cantar la "misa" que un gobierno solicite a fin de simular lo más conveniente en cada momento ; pero las opiniones, opiniones son.

Convendría no olvidar un "detalle" ya mencionado y que es capital: si Escocia, Catalunya u otro territorio comunitario se proclamara Estado, ese hecho jurídico ocurriría en el ámbito geográfico, económico, político y ¡legal! de la UE .

La UE no es un "accidente" y los Estados serios, ¡que los hay!, muy difícilmente permitirán que cuestiones ideológicas y mucho menos los patrioterismos pongan patas arriba el sistema [el capitalista, por supuesto, del que el PP aún tiene mucho que aprender...] .

El asunto es muy complejo. Sobran los simplismos.


Sobre esta noticia

Autor:
Impulso (646 noticias)
Fuente:
im-pulso.blogspot.com
Visitas:
1561
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.