Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Cautivados por el castrismo

09/04/2010 00:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autor: José Luis Valladares

A finales de febrero, dos días después de la muerte del represaliado cubano, Orlando Zapata, se celebró en Ginebra el IV Congreso contra la Pena de Muerte. La inauguración del mismo corrió a cargo de José Luis Rodríguez Zapatero. El lugar elegido para celebrar este congreso no podía ser más oportuno, la sala de los Derechos Humanos del Palacio de las Naciones.

En dicha sala, y bajo la polémica cúpula de Miquel Barceló, Zapatero pronunció un discurso muy desangelado. Habló de la pena de muerte, de que nadie tiene derecho a matar, pero de una manera muy abstracta. Realizaremos, dijo, "gestiones directas allí donde se produzcan casos individuales de aplicación de sentencias de pena de muerte que violen los criterios mínimos establecidos por el Derecho Internacional. En particular, cuando afecten a los grupos más vulnerables: menores de edad, mujeres embarazadas o personas con discapacidades mentales". Y agregó: "España y los españoles estamos plenamente comprometidos en la lucha contra la pena capital, plenamente comprometidos en el respeto a la vida".

Abogó también por que se incorporen al grupo de los "abolicionistas" otros países y que aquellos otros pueblos, donde ya no se practica la pena capital, pero su abolición aún no ha sido incluida en sus legislaciones, firmen y ratifiquen el protocolo segundo del Pacto de Derechos Civiles y Políticos. Pero de la muerte del opositor Orlando Zapata prácticamente nada de nada. La ocasión era la adecuada y el lugar el sitio preciso para denunciar la situación de los derechos humanos en Cuba, ya que hacía pocas horas que había muerto Zapata, acosado y perseguido por la dictadura castrista por defender precisamente los derechos humanos y reivindicar la dignidad del pueblo cubano. Pero Zapatero, silente como una estatua, evita una condena clara a la dictadura castrista.

Lo que si hizo Zapatero, improvisando y ya fuera del discurso que llevaba escrito, fue referirse de manera velada al caso Zapata. "El éxito de todos (...) –dijo- será el éxito de los estados que respeten hasta el último instante la vida de cada uno de sus ciudadanos. Nadie tiene derecho a arrebatar la vida a otro ser humano". Palabras que, sin la aclaración posterior de La Moncloa, nadie hubiera pensado que se refería a Cuba. Frase sumamente genérica y que la delegación española en Ginebra ha tratado de vender como una condena clara al régimen impuesto por los hermanos Castro.

Lo que si queda claro es que Zapatero ha dado muestras, una vez más, de una complacencia culpable con el Gobierno de Cuba. De ahí la tibieza en sus críticas a los dictadores cubanos y en solidarizarse con el preso político Orlando Zapata Tamayo. Además de no condenar la actuación de los hermanos Castro por la desgraciada muerte del opositor Zapata, quiso liberar al régimen tirano de Cuba de la nueva patata caliente que tienen ahora con el disidente Guillermo Fariñas, que cogió valientemente el testigo que dejo Orlando. Quisieron traérselo a España, pero Fariñas no aceptó la componenda. Puso como condición la liberación inmediata de todos los presos políticos que sufren condenas y malos tratos en las cárceles cubanas.

Tanto Zapatero como el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, hacen caso omiso de los disidentes cubanos, pero están prestos a habilitar partidas considerables de dinero que se traducen en suculentas subvenciones para los dictadores de cubanos. Es deleznable que, en Exteriores, jueguen al despiste y digan que "lamentan" la muerte de Orlando Zapata y que habían mediado por él en el seminario sobre Derechos Humanos en Cuba celebrado en Madrid. Pues es manifiesto que se trató de un seminario trampa, utilizado para disfrazar la realidad, ya que se realizó a puerta cerrada, negando la asistencia al mismo a las plataformas democráticas cubanas que residen en España y a la propia Amnistía Internacional que también quiso asistir.

Con prohombres como Moratinos, que pretende intensificar el diálogo con Cuba por que dice que da buenos resultados, todo se puede esperar. La complacencia del Gobierno de Zapatero con los hermanos Castro es manifiesta. Buscan sin desmayo que la Unión Europea modifique el status exigente que mantiene con La Habana desde 1996 y, simultáneamente, financian al régimen cubano con aportaciones millonarias a cambio de nada. Y todo esto, sin tener en cuenta las necesidades por las que atraviesa España como consecuencia de la grave crisis económica que nuestro Gobierno no supo o no quiso capear adecuadamente. Últimamente el régimen de los hermanos Castro ha sido agraciado con 2, 7 millones de euros

La concesión de ayudas discrecionales a la isla es continua. Entre los destinatarios de esas ayudas en materia de cooperación internacional están prácticamente todos los países de Iberoamérica. Pero Cuba es la principal beneficiaria, a pesar de su violación constante de los Derechos Humanos. Son abultadas las partidas entregadas a los ministerios cubanos de Educación, Salud Pública, Agricultura y Comercio Exterior, subvencionados con la significativa cifra de 1.140.000 euros. Mas importantes aún son las cantidades destinadas al Gobierno provincial de Guantánamo, al que se le asignan 560.000 euros y a las oficinas del Historiador de La Habana, Camagüey y Trinidad, que se lleva nada menos que 685.540 euros del ala. También aparece un donativo de 50.000 euros para el Ayuntamiento de Baracoa con vistas a su renovación tecnológica.

Que nuestro Gobierno está subyugado por la magia de Fidel y Raúl Castro es evidente. De ahí que Zapatero y sus ministros, sobre todo Moratinos, traten de estrechar sus lazos con estos tiranos a golpe de talonario. Y eso, aunque tengan que dejar al descubierto alguna de nuestras urgentes necesidades derivadas de la crisis económica y de la incompetencia de nuestros gobernantes.

Clases Medias Aragón

pCUA Comunicación


Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
831
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.