Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

El CCCB se pierde en la historia de los laberintos en su nueva exposición

27/07/2010 15:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Los laberintos, en todas sus tipologías y variantes históricas, protagonizan la nueva exposición del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB): 'Per laberints', que proyecta sobre estas construcciones tres miradas diferentes: la del experto, Ramon Espelt, el arquitecto, Òscar Tusquets, y el científico, Jorge Wagensberg.

Los tres comisarios de la muestra han intentado que sea "una obra de arte en sí misma", por lo que la importancia del componente estético contrasta con la huida deliberada del recorrido cronológico. Aún así, la exposición arranca con algunas de las primeras representaciones del laberinto, monedas dedicadas a Apolo (190 a.C), vasijas griegas y mosaicos romanos.

Poco a poco el espectador percibe una de las máximas de la exposición, la diferencia entre los laberintos unicursales --que tienen el mismo camino para llegar al centro del laberinto y para salir de él-- y los multicursales, que no surgieron hasta 1420, por iniciativa del erudito veneciano Giovanni Fontana.

Una vez aclarada la diferencia la exposición se adentra --literalmente-- en los jardines vegetales, pues en este punto de la exposición, dedicada a los parques de la aristocracia europea de los siglos XVI al XVIII, las paredes se convierten en setos e invitan al espectador a perderse.

"Para volver a casa se necesita la memoria", ha comentado Tusquets, por lo que esa alusión al pensamiento y al error como forma de aprendizaje se plasma en un hormiguero, que pretende ser una aproximación al tema desde la perspectiva de las ciencias de la naturaleza.

La exposición también contiene numerosas alusiones mitológicas, --el laberinto del Minotauro de Creta aparece tiene reservada una sala, y el hilo de Ariana en forma de 'led' guía desde el techo a los visitantes-- y también culturales, pues otro espacio aborda la relación que artistas como Randoll Coate, Jorge Luis Borges, Patrick Ireland, Michael Ayrton, Friedrich Dürrenmatt y Saul Steinberg tuvieron con los laberintos.

Para acabar de dar sentido a la exposición, el patio del CCCB acoge un laberinto suspendido en el aire, que proyecta una sombras que irán evolucionando, igual que el sol, hasta que se cierre la exposición, en enero. Después, en el primer semestre de 2011, se podrá ver en el espacio Bancaja de Valencia.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
340
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.