Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Los censores carroñeros (CEMA)

06/03/2011 20:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En una Mesa Redonda, del Club Liberal español debatimos sobre el Consejo Estatal de medios audiovisuales (CEMA), llegando a la conclusión que este representa un paso más en la perdida de libertades del ciudadano, que oculta bajo su aparente intento de defensa de los derechos de los ciudadanos la más negra y carroñera de las censuras, que puede soportar un país democrático, comparable a la censura franquista, aun cuando esta podía considerarse lógica ya que era una Dictadura.

La razón de su aparición es el apagón analógico que ha multiplicado gracias a la T.D.T las posibilidades de emisión, pues dentro de un canal pueden verse decenas de ellos, unos de pago y otros no, tal es su versatilidad que ahora en Madrid, andamos por los 60, lo que pone en peligro el actual oligopolio de las cadenas favorecidas por el Gobierno.

Así y para que se pongan firmes ante la Autoridad (Zapatero, hoy, por supuesto) en su artículo 4.1 afirma: Todas las personas tienen el derecho a que la comunicación audiovisual se preste a través de una pluralidad de medios, tanto públicos, comerciales como comunitarios que reflejen el pluralismo ideológico, político y cultural de la sociedad. Además, todas las personas tienen el derecho a que la comunicación audiovisual se preste a través de una diversidad de fuentes y de contenidos y a la existencia de diferentes ámbitos de cobertura, acordes con la organización territorial del Estado. Esta prestación plural debe asegurar una comunicación audiovisual cuya programación incluya distintos géneros y atienda a los diversos intereses de la sociedad, especialmente cuando se realice a través de prestadores de titularidad pública.

Es decir que para mejor disimulo de la censura, lo afirma como un derecho, y como no sabemos lo que quiere decir pluralidad de medios o pluralismo ideológico, político y cultural de la sociedad, se supone que ya será el Ejecutivo quien lo defina y para ello crea su propia Gestapo administrativa, sin recurso previo al juez, es decir el CEMA (Censores Españoles de Malas Artes) que es una autoridad independiente, supervisora y reguladora de actividad de los medios de titularidad del Estado o que estén bajo su competencia, con capacidad sancionadora, encargada del control y seguimiento del cumplimiento de la mencionada ley y, en general, de la normativa audiovisual de ámbito estatal. Es decir la GESTAPO. Tiene por finalidad velar y garantizar el cumplimiento de los siguientes objetivos:

  1. El libre ejercicio de la comunicación audiovisual en materia de radio, televisión y servicios conexos e interactivos en las condiciones previstas en la Ley General Audiovisual.
  2. La plena eficacia de los derechos y obligaciones establecidos en la Ley General Audiovisual, en especial todo lo referente al menor.
  3. La transparencia y el pluralismo del sector de los medios de comunicación audiovisual.
  4. La independencia e imparcialidad del sector público estatal de radio, televisión y servicios conexos e interactivos, y el cumplimiento de la misión de servicio público que le sea encomendada.

El CEMA estará compuesto por la Presidencia, la Vicepresidencia y siete consejerías (Ahora para ahorrar se reduce a siete). Tanto el presidente como los consejeros serán nombrados por el Gobierno mediante real decreto a propuesta del Congreso de los Diputados, aprobada por la mayoría de tres quintos. El texto prevé que los consejeros «serán elegidos entre personas de reconocida competencia en materias relacionadas con el sector audiovisual en todas sus vertientes». Es decir a DEDO.

¡No cabe mayor Inseguridad jurídica! Que se pongan a temblar Intereconomia, Libertad digital, Telemadrid y la mayoría de las privadas que no sean la 4 y la 6, emanación del PSOE de Zapatero, la cadena de Jaume Roure, el dueño de MediaPro y del periódico oficial PUBLICO, que en su juventud militó en la Liga Comunista Revolucionaria y en la IV Internacional, cosa que reivindica plenamente. No oculta que su hija mayor, Montserrat, nació en Nicaragua en plena revolución sandinista y ha venido a substituir a Jesus de Polanco y el grupo Prisa en el apoyo al PSOE, una vez desparecida la influencia de Felipe Gonzalez.

20 millones de euros iba a costar el CEMA en su futura puesta en marcha y con el que José Luis Rodríguez Zapatero quiere controlar, todavía más a los medios de comunicación en la recta final de su mandato. Y a lo ha hecho suficientemente, trasladándoles la tarta de la publicidad de TVE, unos 500 millones de € devaluados bastante por la crisis. Así se desprende de la Ley General de Comunicación Audiovisual que se aprobó en marzo pasado y que prevé para el CEMA consejeros con dedicación única y múltiples asesores para asi tener más ovejas obedientes. Sorprendentemente el presidente de la APM, Fernando González Orbaneja, defiende la creación del órgano censor. Pobre liberalismo, una oveja más al rebaño.

Este Gobierno no parece saber contentarse con los asuntos propios, en los que es notoriamente ineficiente, y no cesa en su empeño de ampliar los campos en los que poder dejar huella de su escaso respeto a la libertad y de su afán de entrometerse en asuntos que le deberían ser completamente ajenos: desde el tabaco a la educación de nuestros hijos, pasando por Internet, con la famosa Ley SINDE y su SECCION SEGUNDA (las S.S), fuerzas militares que como todo el mundo sabe completaban a la policía civil GESTAPO del régimen hitleriano.

El artículo 20 de la Carta Magna, en la Constitución de 1978 debería garantizarnos la libertad de expresión y punto y si algún programa viola la Ley en lo que tiene la Sociedad de más sensible, los niños o el honor, para eso están los jueces, últimamente también bastante controlados por el Ejecutivo.

Cuando un ministro como Jáuregui invita a las televisiones a hacer ‘ una reflexión sobre los contenidos’ y añade que el Consejo de Medios estará ‘ parar ayudarlas’ … es como para echarse a temblar.

¿Un organismo cuyo único precedente en España es el Consejo Audiovisual Catalán -CAC-, máquina de premiar a medios políticamente afines y de castigar a los críticos, como hemos podido aprender de su historia reciente, echando a la COPE por molesta de toda Catalunya?.

El pleno del Senado dio este miércoles el visto bueno a la LES (ley de Economía Sostenible, el corsé o los sostenes donde han metido todas estas pendejadas que atacan directamente a la libertad de los ciudadanos) con un texto que no incorpora ninguna enmienda para unificar el CEMA y la CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones), como se había anunciado semanas atrás desde el Gobierno y a pesar de las propuestas presentadas expresamente por grupos como Entesa. Una integración que se calculaba que ahorraría cerca de 30 millones de euros ¿No habían dicho 20? Mentían antes y mienten ahora respecto a la configuración del CEMA como organismo autónomo, tal y como prevé la Ley General de la Comunicación Audiovisual. Todo lo que baje de 100 millones de euros lo pongo yo, además de todas las coimas, sobornos y toda clase de negocios sucios a los que va a dar lugar semejante instrumento de poder.

Fuentes oficiales dijeron a Servimedia que se ha decidido finalmente que el PSOE no defendiera en el trámite de la LES la convergencia entre los dos consejos (con una única sede en Barcelona. Seguro que en el edificio de al lado del CAC catalán, para ganar más rápidamente en experiencia) ‘ ante la actual falta de consenso parlamentario en torno al CEMA’ .

El PP, por fin una buena, ha mantenido hasta el final una enmienda, que no ha prosperado, contra la creación de este consejo, al que considera un organismo ‘ censor’ de los contenidos que emiten las televisiones. A juicio de los populares, sus competencias las puede desempeñar perfectamente la CMT. El Ejecutivo sigue convencido de la conveniencia de fusionar los dos órganos reguladores, en línea con lo que impera en la mayoría de países europeos que tienen entidades de esta naturaleza.

El Gobierno dice que no da la batalla por perdida y que con la LES sí se ha dado un ‘ primer paso’ en el alumbramiento del CEMA equiparando la composición de consejeros de los organismos reguladores (7). Entre la larguísima lista de cometidos del CEMA, destaca uno: el "ejercicio de la potestad sancionadora" establecida en la ley. Y es que los medios, a partir de la publicación de esta norma en el BOE, deberán cumplir una larga serie de obligaciones si no quieren correr el riesgo de ser sancionados con multas que pueden ascender al millón de euros o, y esto es más grave, la revocación de las licencias.

Según establece la nueva norma, las televisiones serán multadas con multas de entre 500.000 a un millón de euros si cometen infracciones como la emisión de contenidos o publicidad "que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión, o cualquier otra circunstancia personal o social".

También tendrán que pagar el mismo importe aquellos medios que, a juicio de los integrantes del Consejo, incumplan el siguiente y ambiguo artículo, relativo a los derechos del público a la "comunicación audiovisual plural": "La prestación plural debe asegurar una comunicación audiovisual cuya programación incluya distintos géneros y atienda a los diversos intereses de la sociedad, especialmente cuando se realice a través de prestadores de titularidad pública". Palabras, palabras, palabras.

La sanción, en este caso concreto, y en el de otros relacionados con la legalidad de las emisiones, puede venir acompañada de la "revocación de la licencia", lo que conllevaría el cierre del medio. Aunque estas son las más graves, no son las únicas. Para casos de infracciones consideradas graves o leves, los importes de la multa oscilan entre los 500.000 y los 50.000 euros. En fin no los gano todos los días.

El debate (tertulia) del Club Liberal Español, moderado por Alberto Miguel Arruti y con un treintena de liberales asistentes, muchos de ellos insignes, estuvo de lo más animado por que estos CENSORES CARROÑEROS se las traen, y no hay nada que guste más a un liberal que se precie, que hincarle el diente a un buitre depredador, aunque luego haya que vomitarle encima. Quedamos en hacer un resumen para publicarlo, pero yo prefiero escribir un artículo, uno.

Bernardo Rabassa Asenjo

Presidente de Honor y de Relaciones Exteriores del Club Liberal Español

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1594 noticias)
Visitas:
6017
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.