Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

CEOE pide a los sindicatos que "enfríen" el tema de la huelga porque hay que darle un "meneo" a los convenios

18/10/2010 14:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El director del Departamento de Relaciones Laborales de la CEOE, José de la Cavada, ha pedido a los sindicatos que "miren hacia el futuro" y "enfríen" el contencioso de la huelga general porque son muchos los retos de futuro, entre ellos la reforma de las pensiones y la de la negociación colectiva, a la que dijo que hay que darle un "meneo importante" para mejorar su eficiencia.

De la Cavada ha hecho estas declaraciones en el marco de un seminario sobre las relaciones laborales organizado por la Embajada Holandesa y en el que también participaron el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer; la responsable de Empleo de CC.OO., Paloma López, el presidente de Agett, Francisco Aranda, y el ex secretario general de Empleo y asesor del CES, Valeriano Gómez.

El director de Relaciones Laborales de la patronal ha manifestado que para mirar hacia el futuro es necesario "enfriar" el tema de la huelga, y eso, ha dicho, requiere un tiempo, por otra parte legítimo. "Para abordar una negociación de futuro, y tenemos retos, como las pensiones y la negociación colectiva, hay que ir con la cabeza fría. Nosotros también tenemos que resolver nuestros problemas internos. Tenemos un proceso electoral a la vuelta de la esquina. Pero nos necesitamos", ha señalado.

De la Cavada ha asegurado que España necesita mejorar su sistema de relaciones laborales, sobre todo en lo que concierne a la entrada y estancia en el mercado laboral, porque en lo que se refiere a la salida "ya se ha hecho bastante, desgraciadamente".

El director de Relaciones Laborales de la patronal se ha mostrado partidario de analizar por qué la negociación colectiva no ha respondido a las necesidades de las empresas durante la crisis y ha recordado que hasta septiembre de este año sólo un 45% de los trabajadores están cubiertos por un convenio. "Me daría igual que el porcentaje fuera del 53%, lo que no puede ser es que la negociación colectiva no esté dando la cobertura necesaria", ha precisado.

El representante de la patronal se ha mostrado convencido de que tras el fracaso del diálogo social, sindicatos y empresarios se comportarán de manera pragmática. "Seguro que en uno o dos años habrá acuerdos sustanciales en España (...) Dejemos de mirar para atrás. Tenemos mucho tajo", ha apuntado.

En respuesta a la demanda de De la Cavada de darle un "meneo" a la negociación colectiva, los representantes sindicales han replicado que son los empresarios los que no han contestado a los requerimientos de CC.OO. y UGT para ponerse manos a la obra, ya que no han respondido ninguna de las cartas que les han remitido sobre el tema.

¿POR QU? FRACAS? EL DIÁLOGO SOCIAL?

Tanto De la Cavada como Ferrer y López se han visto obligados por el moderador de este seminario a echar la vista atrás y analizar por qué ha fracasado el diálogo social en los últimos dos años. El director de Relaciones Laborales de la CEOE ha reconocido que la patronal estuvo a punto de no firmar la declaración sobre el diálogo social de julio de 2008 porque no se reconocía que el país estaba en crisis.

De la Cavada ha insistido en que el Gobierno, con la "proximidad" de los sindicatos", fue reacio a reconocer la situación económica en 2008 y 2009, existiendo por entonces una oposición "frontal" a debatir ideas de reforma que pudieran causar una pérdida de derechos laborales. Después, ha señalado, el Gobierno pretendía alcanzar un acuerdito", sin que entendiera bien lo que necesita España.

Después del verano de 2009, ha añadido, la patronal tendió la mano a los sindicatos y lograron cerrar un acuerdo "pequeño, pero importante" sobre negociación colectiva. "Fuimos generosos e interesados porque buscábamos hacer la reforma. Tuvimos incluso problemas internos porque hubo una parte de la organización que no entendía bien las subidas salariales que pactamos", ha confesado.

Más tarde, el diálogo tripartito, el que abordaba la reforma laboral, volvió a fracasar porque el Gobierno buscó "equidistancias" entre las posiciones de unos y otros cuando lo que requería la situación era "audacia", ha explicado De la Cavada, que ha añadido que, para los sindicatos, que le tocaran la negociación colectiva y las pensiones era un asunto "muy gordo", que imposibilitaba el acuerdo a pesar de que ambas partes hicieron esfuerzos para alcanzarlos.

La visión de los sindicatos sobre el fracaso del diálogo social varía en algunos puntos respecto a la visión empresarial. Aunque ambas partes comparten que el Gobierno tuvo mucha parte de culpa en que el proceso fallara, los sindicatos entienden que la patronal no ayudó con su actitud, primero exigiendo rebajas de cotizaciones sociales y luego reclamando el abaratamiento de costes vía despido.

La secretaria de Empleo de CC.OO., Paloma López, ha asegurado que sindicatos y empresarios sí estaban logrando avances, aunque lentos, en el diálogo bipartito, pero ha precisado que la irrupción del Gobierno en el proceso amenazando con legislar lo cambió todo.

Para Toni Ferrer, el fracaso del diálogo social se ha debido a que, a pesar de que el diagnóstico parecía "compartido" (esa era la idea de la declaración del diálogo social de julio de 2008), en realidad los empresarios no se lo creían. Por su parte, el Gobierno rompió con este diagnóstico en otoño de 2009, coincidiendo con el cambio de orientación en las políticas económicas de la UE.

TEMPORALIDAD Y POLÍTICAS ACTIVAS.

Los representantes sindicales han defendido que en España hay tanta temporalidad por culpa de su modelo productivo y no porque existan problemas regulatorios y por el mal uso que se hace de determinados contratos, como el fijo-discontinuo, el de obra o servicio y el de formación, y han insistido en que la reforma laboral no ayudará a reducir la temporalidad, sino todo lo contrario.

También han criticado la falta de inversión española en políticas activas de empleo, un aspecto que también ha apuntado el ex secretario general de Empleo, Valeriano Gómez, quien ha llamado la atención sobre el hecho de que sólo se invierten en políticas activas seis décimas del PIB, frente a los 3 puntos del PIB que se destinan a protección por desempleo.

"Invertimos poco en políticas activas y el tamaño de los servicios públicos de empleo es muy limitad, con sólo 8.000 efectivos, por los 30.000 de Francia, los 75.000 de Reino Unido o los 70.000 de Alemania", ha apuntado Gómez, quien se ha mostrado partidario de que las agencias privadas sean intermediarios laborales, pero no a costa del sector público.

En la misma línea se ha expresado el presidente de Agett, Francisco Aranda, que ha defendido el papel de las empresas de trabajo temporal y ha señalado que podrían hacer mucho más por mejorar el mercado laboral español. Aranda ha insistido en que las ETT ayudan a racionalizar la contratación temporal y ha recordado que en otros países, donde las ETT tienen mayor presencia, la tasa de temporalidad es mucho más baja que la española.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
83
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.