Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Naturalezacantabrica escriba una noticia?

Cetáceos en Canarias

15/12/2010 22:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aunque probablemente lo que más me haya impresionado del viaje a Canarias haya sido perderme en los bosques de brezos y laureles de la Gomera, también tenía muchas ganas de salir en barco a ver cetáceos. En todas las islas hay una buena oferta de salidas organizadas, y en muchas de ellas por tan solo 18 euros te dan un paseo de 2 horas en las que al menos te aseguran que verás calderones boreales. Esta abundante oferta no es de extrañar si tenemos en cuenta que las Canarias son uno de los lugares con mayor diversidad de cetáceos del mundo, habiéndose registrado 29 especies distintas, tanto residentes como de paso. La situación geográfica de estas islas, que marcan el límite de distribución norte para las especies tropicales y el límite sur para las especies de aguas frías, es la responsable de esta gran diversidad. Por otra parte, debido al origen volcánico del archipiélago y a su situación en medio del océano, se alcanzan profundidades de hasta 3000 m a escasa distancia de la costa, lo que facilita la observación de estos animales.

imagePareja de delfines mulares

Finalmente nos apuntamos a una de estas excursiones y al poco de salir del puerto de los Cristianos, al sur de Tenerife, nos dirigimos a unas jaulas de acuicultura que estaban fondeadas a escasa distancia de la playa. Un grupo de delfines mulares (Tursiops truncatus) se venía observando desde hacía unos días en sus alrededores. Los delfines suelen acudir a las proximidades de estas jaulas para alimentarse de los peces que acuden a comer los restos de pienso con los que se alimenta a las doradas y lubinas.

imageCría de delfín mular con su madre

Cuando estábamos acercándonos observamos las primeras aletas, no había duda de que eran mulares. Un grupo de mas de 60 ejemplares nadaban alrededor de las jaulas y se acercaron al barco nada mas que nos vieron. Entre ellos había varias crías pequeñas que nadaban pegadas a sus madres. Después de disfrutar durante mas de diez minutos de los delfines decidimos salir un poco mas afuera, al canal que separa Tenerife de la Gomera, donde habita una población residente de Calderon tropical o de aleta corta (Gobicephala macrorhynus), y que es probablemente el mejor sitio para ver a esta especie.

Mientras íbamos alejándonos de la costa oímos en la radio del barco que otro barco turístico que podíamos ver desde nuestra posición está rodeado de un enorme grupo de Delfines moteados (Stenella frontalis). Según comentan, hay mas de 1000 ejemplares nadando y saltando alrededor del barco.

Más sobre

imageDelfines moteados

Sin dudarlo nos dirigimos hacia allí. Nunca había visto esta especie, característica de aguas tropicales y de unos 2 metros de longitud, mas o menos del tamaño de un delfín listado. Cuando al fin llegamos a la zona donde se habían visto no encontramos nada, parecían haberse marchado todos. Dimos unas cuantas vueltas y cuando nos íbamos a marchar vimos unos saltos a estribor, nos acercamos y allí estaban. No era el gran grupo, pero al menos 15 o 20 delfines moteados se pusieron a nadar en la proa del barco, saltándo y nadando cerca de la quilla.

Ya estaba oscureciendo y aun no habíamos visto a "las ballenas", a pesar de que era la especie en teoría más fácil de ver en la zona. Había empezado a levantarse viento y los borreguillos que se formaban en la superficie de la mar no facilitaba la localización de los cetáceos.

imageCalderón tropical

Cuando estábamos a punto de irnos, el capitán del barco vio una aleta a unos 100 metros de distancia, mientras nos acercábamos pudimos comprobar que se trataba de un calderón, la forma de su aleta y de su cabeza al salir a respirar no dejaba dudas. Pasó muy cerca de nosotros, quizás hubiera alguno mas en las proximidades pero las condiciones de la mar empezaban a empeorar y no pudimos localizarlos.

Después de unos minutos decidimos regresar a puerto, habían pasado dos horas sin enterarnos y al final habíamos visto mas especies de las que habíamos previsto, sobre todo teniendo en cuenta que las condiciones no eran las mejores.


Sobre esta noticia

Autor:
Naturalezacantabrica (602 noticias)
Fuente:
naturalezacantabrica.blogspot.com
Visitas:
1652
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.