Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Audiovisual Galego escriba una noticia?

Los cineastas "periféricos" reflexionan en Amal sobre el futuro de estas producciones

28/10/2010 23:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las nuevas tecnologías han permitido a los cineastas asumir el coste de producciones que antes resultaba imposible sacar adelante. Así lo han ratificado varios autores que participan en el festival de cine euroárabe, Amal

AG - Teresa Rocamonde.

Las nuevas tecnologías, con la aparición de material asequible de gran calidad y de canales alternativos de distribución han supuesto un balón de oxígeno para los cines periféricos. Es una de las reflexiones que han realizado algunos de los autores que participan que participan en la octava edición de Amal, el festival internacional de cine euroárabe que se celebra en Santiago.

Aunque las conclusiones sobre la cabida que tienen este tipo de producciones son bastante pesimistas, la andaluza Lidia Peralta aseguró que las nuevas tecnologías, especialmente la aparición de cámaras digitales de gran calidad y con muchas aplicacones, han permitido “perder rigidez al mundo del cine tradicional y del documental” y contar historias que, de otro modo, sería imposible por la falta de ayudas y las dificultades que tiene el creador para llegar a los centros de decisión.

Peralta aseguró que España no es el mejor lugar para hacer cine independiente y menos tratar temáticas árabes “pese a la historia común que nos une”, y exceptuando cuando se trata “aspectos históricos que no molestan políticamente” la cultura árabe no interesa, lo que se traduce en la imposibilidad de distribución del producto.

Tanto ella como Eduardo Alter (Barcelona, 1975) creen que el fenómeno de la inmigración en España es muy reciente en comparación con otros países europeos, y esta falta de experiencia impide conocer cómo sería la convivencia real entre culturas, algo en lo que Alemania, con su larga tradición de inmigración turca, por ejemplo, tiene más asumido.

A pesar de ello tampoco es el mejor país para este tipo de cine, según el director alemán Thomas Ladenburger, quien destacaba los problemas que encuentra para introducir su documental El cuentacuentos en televisiones no ya por la temática sino por no adaptarse a los estrictos tiempos establecidos para los slots televisivos.

Desinterés mutuo

Pero señalaba Thomas una cuestión aun más llamativa: el desinterés de los inmigrantes musulmanes por las películas y los festivales que tratan de acercar la cultura árabe a Europa, una cuestión en la que también incidía Michela al destacar como los músicos sí han conseguido dar ese paso que en el cine todavía está muy lejos.

Michela fue especialmente dura con la situación en su país, en el que, aseguró, “no hay espacio para los cines periféricos ni para la cultura árabe”. La guionista de Shooting Muhammad cree que “España es un país muy acogedor en este sentido”, una idea en la que redundó el autor de El mensajero, Shahram Alidi, al recordar que este país es, históricamente, la puerta a Europa de los cineastas árabes.

Sin embargo, el director kurdo-iraní destacó el “empeoramiento” del diálogo intercultural entre Oriente y Occidente. Los artistas e intelectuales tratan de tender unos puentes que la sociedad no está dispuesta a cruzar, parece ser la reflexión de este autor que, pese al pesimismo actual, apuesta por seguir profundizando en esta relación para que esas fronteras sean cada vez más tenues.


Sobre esta noticia

Autor:
Audiovisual Galego (12 noticias)
Visitas:
415
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.