Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Isaac Chavero escriba una noticia?

Cirugía para recobrar la virginidad

12/10/2009 23:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aunque resulta una paradoja en pleno siglo XXI, cada vez se realizan más cirugías para la reconstrucción del himen. Esta intervención es demandada por mujeres que por motivos culturales o religiosos deben llegar vírgenes al matrimonio. También se la hacen mujeres que quieren "hacer un regalo" a su pareja o prostitutas que quieren vender su supuesta virginidad.

El himen es una membrana fina, de tejido es elástico y fibroso que  cubre parcialmente la apertura de la vagina. Esta membrana se puede romper con la primera penetración y producirse sangrado.

La cirugía de reconstrucción del himen, es muy sencilla y  se realiza de forma ambulatoria. Con esta cirugía se vuelven a unir mediante suturas los fragmentos del himen que todavía permanecen en la vagina.

La reparación quirúrgica del himen, no es exclusiva de nuestros días; en la Celestina de Francisco de Rojas  (año 1500  ) leemos: "Esto de los virgos, unos los hacía de vejiga y otros curaba de punto. Tenía en un tabladillo (...) unas agujas delgadas de pellejos e hilos de seda encerados, y colgadas allí raíces de hoja plasma y fuste sanguino, cebolla albarrana y cepacaballo; hacía con esto maravillas: que cuando vino el embajador francés, tres veces vendió por virgen a una criada que tenía". A la alcahueta Celestina se le atribuía haber "hecho y deshecho" más de 5.000 hímenes, prueba irrefutable de honra y castidad"

Actualmente,   es una intervención realizada por cirujanos plásticos y algunos ginecólogos. Además de las reconstrucciones del himen, también se realizan cirugías estéticas de rejuvenecimiento vaginal.

Para las que estén pensando en operaros para demostrar que no habéis deshonrado a nadie; debéis saber que ahora ya no es necesario operarse. En Japón han inventado un dispositivo que permite a las mujeres fingir ser vírgenes. Se trata de un himen artificial que se introduce en la vagina quince o veinte minutos antes del coito y que, cuando se produce la penetración, expulsa un líquido que presenta una textura similar a la de la sangre. Sus vendedores recomiendan a la usuaria que añada algunos quejidos y gemidos al utilizarlo. Puedes comprarlo en su página web; Gigimo (una tienda erótica)

Este invento parece que tiene un gran éxito de ventas en algunos países árabes de Oriente medio. Josep Tomás en un artículo titulado: Fingiendo ser Virgen  escribe lo siguiente: "Por lo pronto, en Egipto algunos políticos han solicitado al gobierno que prohíbe la importación del reconstructor de himen artificial. Como no iba a ser menos, el que se ha pasado tres pueblos es un profesor de la universidad religiosa egipcia Al-Azhar, que ha solicitado la pena de muerte para compradoras y personas implicadas en la distribución y venta de este invento diabólico. Se da la circunstancia que en muchos países árabes algunos centros de cirugía estética practican de manera ilegal reconstrucciones quirúrgicas del himen, pero a precios desorbitados. El precio bajo del himen falso japonés, 30 dólares, asegura su fácil adquisición a nivel general, por lo que no es de extrañar que su volumen de ventas haya puesto de los nervios a algunos."

El tema de la obsesión por la virginidad puede llevarse al extremo de matar a la mujer que la perdió sin estar casada. En El Mundo podemos leer el caso de una joven británica de origen turco que presuntamente fue asesinada por su propio padre por perder la virginidad. El padre montó en cólera pensando que se había perdido la reputación de toda la familia. Sobran comentarios.

Y para finalizar un apunte  para los virgino-obsesos; el  himen puede romperse accidentalmente en la práctica deportiva o  incluso con el uso de  un tampón.  A veces el himen es lo suficientemente elástico y no se produce sangrado. Y otras veces no existe el himen (la mujer nace sin él). Por lo que  el no sangrado en la primera cópula, no significa necesariamente que la mujer no sea virgen. .


Sobre esta noticia

Autor:
Isaac Chavero (523 noticias)
Fuente:
larevistadecirugiaestetica.com
Visitas:
2330
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.