Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Captalis escriba una noticia?

Claves para pagar menos por una vivienda

14/09/2009 12:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si en estos momentos estás pensando en cambiarte de vivienda pero atraviesas un mal momento y andas escaso de dinero, desde Captalis lo que queremos es facilitarte las cosas y ofrecerte los mejores productos a los mejores precios. Y no hay mejor forma de hacerlo que ofrecer consejos para tratar de ahorrar de la mejor forma posible. En el post de hoy trataré de ofrecer algunas claves para pagar por una vivienda el menor precio posible, ahorrándonos algunos eurillos.

A la hora de ir a adquirir una vivienda, y sobre todo en los tiempos que corren, si contamos con dinero en efectivo seguramente podamos sacar un buen precio por ella, ya que a muchos vendedores se les ponen los ojos como platos al ver grandes sumas de dinero delante, sobre todo si les corre prisa vender. Si lo sabemos hacer bien podemos llegar a rebajar el precio hasta en 20.000 euros.

Para ello también existen algunas técnicas para conseguir estas rebajas:

- En primer lugar, buscar un vendedor que necesite vender, eso es primordial, si la persona tiene prisa por hacerlo seguramente consigamos un precio mucho mejor.

- Nuestro segundo paso será encontrar a ese vendedor, y para ello podemos acudir al Registro de Propiedad, en caso de ser un particular, para ver si esa persona tiene necesidad de vender, por ejemplo si tiene hipotecada otra propiedad. Si el vendedor no es particular y tratamos con promotores, deberemos saber cuánto paga por la hipoteca de ese piso, y eso lo averiguaremos al ir al banco para subrogarnos a su préstamo. Una vez lo averigüemos podemos saber si le urge o no la venta de la vivienda.

- El tercer paso es el que os comentaba antes. Si vamos con dinero contante y sonante a ver un piso, seguramente consigamos una pequeña rebaja, en el caso en el que el vendedor tenga la necesitad de vender. Aquí podemos aplicar ese refrán popular que dice ‘ Más vale pájaro en mano que ciento volando’ , y es que si el vendedor se asegura cierta cantidad de dinero, puede bajar en sus pretensiones finales, porque hoy en día nada es seguro del todo.

- Este punto nos lleva al siguiente, el comprador es una especie en peligro de extinción, y en cuanto aparece uno, no les dejan escapar, sean cuales sean los costes, así que ‘ si apretamos las tuercas’ un poco podemos conseguir muy buenos precios.

- Tenemos que hacer ver al vendedor que cerrará el trato pronto. Ellos llevan prisa, y si nosotros damos la sensación de querer ir hacia delante en la venta, los descuentos en el precio pueden ser considerables. Este paso nos lleva al siguiente, una vez hemos comenzado la negociación, cuanto antes la cerremos mejor, sobre todo en el tema de la negociación, pero hasta llegar ahí podemos tomarnos nuestro tiempo.

- Eso sí, no debemos parecer desesperados, en ese caso el vendedor puede aprovecharse, es por eso que debemos ser cautos, y no mostrar un interés desmesurado en el inmueble. Nos puede ayudar señalar algunos fallos del producto, para entrar de lleno en una negociación que seguramente nos salga rentable. A partir de aquí ofreceremos lo que estimemos oportunos, una recomendación, ofrecer un 60% del valor del inmueble es una buena cantidad, y a partir de ahí, como en un bazar, seguramente nos darán la negativa e iremos subiendo poco a poco, hasta que lleguemos al 80% del valor, como mucho. La clave para lograrlo, no hacer nunca más de dos visitas.

- En caso de ser vendedores, cuidado, hay artimañanas de todo tipo para aprovechar al máximo la situación actual. Está bien obtener descuentos, pero no hemos de olvidar que el que vende su casa también tiene que obtener algún beneficio. Hay situaciones en las que el comprador deja una señal del piso, y cuando ya está el piso vacío, y hay otros gastos, el comprador llega y dice que ha tenido problemas con el banco y que no le puede dar todo el dinero que le falta. Normalmente los vendedores terminan por ceder con tal de quitarse el piso de encima. Otra artimaña a es la que usan los que ofrecen un precio bajo por el piso y es rechazado. Al cabo de los días siguientes, conocidos de este comprador llaman al vendedor para ofrecerle precios más bajos aún, así que el vendedor, con ganas de deshacerse del piso, termina cediendo a la primera oferta.

Todas estas técnicas son muy utilizadas a la hora de adquirir una vivienda, y a ellas se suman muchas otras. Pero lo que sí es seguro es que para la compra de una vivienda lo que vamos a necesitar es una hipoteca, y para seleccionar la mejor hipoteca no hay nada mejor que nuestra calculadora hipotecaria, en la que obtendrás los mejores resultados para realizar tu hipoteca, así como las entidades que más te convienen.

Fuente: El Mundo


Sobre esta noticia

Autor:
Captalis (203 noticias)
Fuente:
blog.captalis.com
Visitas:
281
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.