Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Cobo reclama saber quién es el "responsable final" del espionaje pues ya "no hacen falta más pruebas"

29/04/2010 13:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, opinó hoy que "no hacen falta más pruebas" de que se produjo un espionaje sobre su persona y sobre el ex consejero Alfredo Prada, y se preguntó por qué desde la Comunidad de Madrid se "quiere negar la evidencia" y se alinean con las tesis de los imputados, pidiendo incluso a las víctimas de este caso que se disculpen, algo que afirmó no hará.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, Cobo se preguntó si "de verdad hacen falta más pruebas" sobre este asunto, y se dirigió directamente al consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, a quien le preguntó si realmente es necesario que tanto él como Prada pidan perdón.

"Hay personas empeñadas en negar la evidencia. Lo que a mí más me duele en este momento es no poder saber quién ha encargado esto, bajo qué ordenes actuaban estas personas. No sé quién es el responsable final, pero sí sé seguro que esto ha ocurrido, y lo sabe toda la ciudadanía y mi partido", proclamó el vicealcalde.

Y, sin embargo, "el letrado del PP de Madrid personado en la causa apoya las tesis del abogado de los imputados", algo que la 'mano derecha' de Alberto Ruiz-Gallardón, no puede entender, según reconoció él mismo.

"No puedo entender por qué, además de haber sido agredidos por esa vigilancia constante, se nos pide que pidamos perdón, que callemos, que no hablemos, que archiven la causa... no lo entiendo. Si no tienen nada que ocultar, ¿por qué ese afán de ponerse al lado de los imputados?", inquirió.

De hecho, se refirió a los presuntos espionajes a los que también habría sido sometido el vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, y aseguró que él está "deseando conocer quién realizó y encargó" dicha actuación. "Y no voy a desear ni a pedir que se archive su causa, sino al revés, porque no tengo nada que ver, no tengo nada que ocultar y deseo que quien ha cometido un acto irregular responda por ello", apostilló.

DECLARACIÓN DE LOS IMPUTADOS

Con respecto a la declaración de tres ex guardias civiles imputados en el caso ante el juez ayer, Cobo indicó que "no quisieron responder a las preguntas de los letrados" de la acusación, por lo que no dieron cuenta sobre "a quién corresponden los números que figuran en los posicionamientos telefónicos y a los que llamaron 26 veces a la una de la mañana mientras estaban frente a un restaurante" donde cenaban Prada y su familia.

Lo que sí hicieron, sin embargo, fue "cambiar sus declaraciones", ya que tras su "burla sobre los partes" cuando salió a la luz este asunto, momento en que decían que "nadie con el más mínimo conocimiento o relación con el mundo de la seguridad podría hacer eso y que además hay muchas personas que conocían unos datos tan elementales como la agenda" de los espiados, luego pasaron a buscar "explicaciones contrarias".

Y es que cuando los informes de los posicionamientos telefónicos confirmaron que los presuntos espías se encontraban en los mismos lugares que Prada y Cobo, se aseguró que estaban realizando labores de contravigilancia, al principio sólo en actos públicos y luego también en su vida particular. "La contravigilancia realizada por estas personas no sería legal y, aún así, prefieren asumir eso que decir la verdad", exclamó el edil.

"Pero en mi caso no pueden ni siquiera decir eso, y (al ver que los posicionamientos telefónicos) coinciden con lo que decían los partes, que fíjese qué difícil es, se explica que hay dependencias de la Comunidad de Madrid en esta zona y que, además, el edificio de Cibeles están en una zona de paso de cualquiera", continuó.

Sin embargo, estos argumentos se desbaratan, a su parecer, cuando "no pueden probar, por ejemplo, por qué sólo están en estas zonas (en las mismas fechas y horas que) reflejan los partes. "¿Por qué estos señores no vigilan los edificios cercanos al Ayuntamiento y no pasan por aquí los días siguientes, y sólo están los días que alguien indicó en esos partes 'inventados'?", se preguntó.

"Hay cuestiones que no podrán probar, porque, dando por bueno que estos tres ex guardias civiles contravigilaban a Prada, ¿cómo puede alguien explicar, aunque ponga cara de decir la verdad, que el mismo parte diga que antes (de ir con el ex consejero) habían estado (en Cibeles)? Eureka, coinciden sus posicionamientos telefónicos, incluso en las calles donde no hay dependencias de la Comunidad, con los partes. Es imposible tanta coincidencia, absolutamente imposible. (El espionaje) está más que probado", opinó.

SIN DUDAS

Finalmente, indicó que, a su parecer, las declaraciones de ayer provocaron algo de "enfado" a la juez instructora del caso, quien preguntó "con ironía" sobre la posibilidad de que estas personas hicieran "un seguimiento tan permanente y constante sin que nadie se lo hubiera ordenado".

"¿Se cree alguien eso? Dicen que decidían por la mañana si iban a un sitio o a otro, que nadie se lo ordenaba... ¿se están riendo de alguien? Porque creo que si su señoría tenía dudas, ayer le quedaron muy claras: eso es imposible", afirmó.

Además, recordó que será el procedimiento judicial el que determine si hubo malversación de fondos públicos en esta actuación, pero que a él lo que le interesa saber, como dijo desde el primer día, se conocer quién ordenó que lo siguieran. "Dentro de todo, la malversación de fondos públicos no me parece lo más grave en comparación con que se haya producido el espionaje", zanjó.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
125
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.