Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Qconta escriba una noticia?

Cómo cobrar la indemnización ante un despido improcedente

06/09/2012 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageEl trabajador debe demandar a la empresa ante el SMAC El trabajador deberá demandar a la empresa ante el SMAC y no cobrará la indemnización hasta que no transcurran más de seis meses aproximadamente.

Para conseguir una indemnización exenta de tributación a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el trabajador que se enfrente a un despido que se considere improcedente deberá demandar a la empresa ante el órgano de conciliación . En caso de no hacerlo, la indemnización no estaría exenta y, por lo tanto, habría que practicar la retención correspondiente, aplicando la última modificación establecida en la Ley 3/2012, de 6 de julio.

Esta variación tiene su origen en la reforma del mercado laboral que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy el pasado mes de febrero. En dicha regulación, se suprimía el denominado "despido exprés", una fórmula a la que recurría la mayor parte de los empresarios para evitar acudir a juicio y abonar, en el caso de que se reconociera la improcedencia, los salarios de tramitación.

Por tanto, y según explica José Javier Montero, director de Quality Conta , cuando se produzca un despido improcedente, el trabajador deberá demandar a la empresa ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) . Si ambas partes alcanzan un acuerdo, el empleado recibirá la indemnización exenta de tributación, cuya cuantía se elevará a 33 días por año trabajado a partir de la entrada en vigor de la reforma laboral. De no existir acuerdo, tendrá que demandar a la compañía ante el Juzgado de lo Social, un episodio que podría repetirse de forma frecuente ya que esta fórmula permite a las empresas retrasar el pago de la indemnización.

En la práctica esto supone que el trabajador no cobrará la indemnización hasta que no transcurran más de seis meses aproximadamente , que se corresponde con el periodo medio que, en la actualidad, transcurre entre la fecha de despido y la sentencia del Juzgado de lo Social.

La novedad, tras la Ley 3/2012, radica en que después de que el Juzgado de lo Social dicte sentencia, "la opción por la indemnización determinará la extinción del contrato de trabajo, que se entenderá producida en la fecha del cese efectivo en el trabajo", a diferencia de lo que sucedía con anterioridad, en la que para ello se precisaba el abono de la indemnización.


Sobre esta noticia

Autor:
Qconta (108 noticias)
Fuente:
qualityconta.blogspot.com
Visitas:
3985
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.