Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bankimia escriba una noticia?

¿Cómo se pueden reunificar las hipotecas?

06/07/2011 08:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Reunificación de deudas y préstamos es una alternativa para las familias que están en una situación de sobreendeudamiento, es decir, el total de las deudas y préstamos que paga cada mes supera el 40% del total de los ingresos familiares. Esto le puede ocurrir a familias que se quedan sin trabajo y sus ingresos los reciben del inem, personas que tienen que cambiar de empleo y el sueldo pasa a ser menor, etc.

Cuando una familia se ve en esta situación puede optar por la reunificación de deudas; que consiste en unificar en un nuevo préstamo hipotecario, los préstamos personales, créditos, tarjetas de crédito y la hipoteca que tenga en la actualidad.

Al unificar sus deudas la familia pasará a tener todas sus deudas en una única cuota hipotecaria mensual, que será menor que la suma de las cuotas que tiene vigentes. De forma que los gastos se adaptan a sus nuevos ingresos, disminuyendo de nuevo su nivel de endeudamiento.

El Interés suele ser más elevado que una hipoteca estándar, aunque acostumbra a ser inferior que otros tipos de préstamos o créditos no hipotecarios. La principal ventaja es que la familia puede solventar su situación económica sin perder su vivienda y sin tener que verse obligado a no poder hacer frente a los pagos mensuales, lo cual conllevaría quedar fichado en los listados de morosidad y dificultar mucho la obtención de cualquier tipo de financiación en el futuro.

¿Cómo se hace la reunificación de deudas?

Ante la escasa oferta publicitada por parte de las entidades financieras, una familia que quiera solicitar una Reunificación de deudas y préstamos lo mejor que puede hacer es acudir a un broker especializado para que le ayude a encontrar una entidad que le refinancie las deudas con más rapidez y eficacia. Normalmente el intermediario solicitará al cliente:

  • Los tres últimos recibos de todas las deudas que quiera reunificar.
  • Los datos que se suelen pedir las entidades financieras cuando se quiere solicitar una hipoteca (ingresos, situación laboral, datos sobre el inmueble, etc.).
  • El historial de impagados, para conocer la situación financiera del cliente.

El broker analizará la documentación aportada y si considera que la reunificación de deudas es viable, presentará la operación a las entidades financieras con las que colabore y que ofrezcan la hipoteca que más se adapte al perfil del cliente.

La Entidad financiera estudiará la documentación aportada por el intermediario y tasará la vivienda que se aporta en garantía. Si decide aprobar la operación, presentará una oferta de las condiciones aprobadas, que el broker intentará que sean lo más favorable posible para su cliente.

Si la familia acepta las condiciones planteadas, se preparará todos los trámites necesarios para la firma de la hipoteca donde se reunificarán todas las deudas y préstamos, lo cual incluye la solicitud de certificados de saldo pendiente a los bancos con los que el cliente tenga deudas actualmente, para conocer el importe para la cancelación.

Una vez se firme la nueva hipoteca es la entidad que reunifica los préstamos la que se encarga de cancelar todas las deudas. El proceso para la constitución de la hipoteca es igual que para cualquier otra.

Caso práctico: ¿cuándo es una buena solución?
Más sobre

La Reunificación de deudas y préstamos no siempre es la mejor alternativa, puesto que es posible que a veces se convierta en un parche temporal y que pasado un tiempo la familia vuelva a tener dificultades financieras.

Hay que conocer cuando nos beneficia la reunificación, para ello debemos ver que ocurriría con nuestro nivel de endeudamiento en el caso de que el euribor tomase valores máximos. Lo explicaremos mejor con un caso práctico:

Vamos a suponer que una familia tiene una vivienda hipotecada con un valor de tasación de 300.000 euros. Los cónyuges obtienen en la actualidad un sueldo neto de 2.000 y 1.500 euros. Y tienen los siguientes préstamos y créditos:

Préstamos y créditosInteresesDeuda pendienteCuota mensualAños pendientesComisión de cancelación HipotecaEuribor+0, 75150.000 € 698, 58 € 25 años0, 50% Préstamo coche 18%10.000 € 244, 13 € 4 años3% Préstamo coche 28%10.000 € 244, 13 € 4 años3% Préstamo compra inmobiliario10%6.000 € 111, 15 € 6 años3% Tarjeta crédito 15.000 € 100 € - Tarjeta crédito 26.000 € 100 € -

Con estos datos podemos saber que los préstamos y créditos hacen que en la actualidad la familia tenga un endeudamiento del 43% sobre los ingresos netos familiares. Ya que la suma de todas las cuotas (teniendo en cuenta que por cada tarjeta pagan 100 euros mensuales) es de 1.498 euros que divididos entre 3.500€ nos da un 43%.

La familia recurre a una entidad especializada en reunificar deudas para disminuir sus deudas mensuales y unificarlas en una única cuota. Le ofrecen reunificar los 187.000 euros a un interés del euribor+1, 25 a 35 años.

Se debe realizar un pago inicial por los gastos derivados de la cancelación de los préstamos, cuyo cálculo nos da un coste de 3.055 euros, y de la constitución de una nueva hipoteca, que asciende a los 5.225 euros.

El Gasto inicial total ascenderá en el ejemplo a 8.280 euros (en la vida real puede rondar de 6.000 a 12.000 euros según el importe de la reunificación y las comisiones).

Como la familia no tiene ahorros para hacer frente a los gastos iniciales, la entidad le suma dicho importe al total solicitado. De forma que se financia un monto total de 195.280 euros que equivale a 788, 63 euros mensuales si el interés es de 3, 336%. Esto supone un endeudamiento del 23% que es menor al que tienen actualmente (43%).

En esta caso está claro que la familia decidirá acudir a una la reunificación de préstamos para poder mejorar su situación actual y llegar a fin de mes sin el agua hasta el cuello.

Conclusión

Realizar una reunificación de préstamos supone incrementar la deuda inicial, por los gastos que supone esta operación, además de alargar el periodo de endeudamiento. Pero te permite coger un soplo de aire para poder mejorar la situación financiera y dar un respiro a la familia mientras la crisis económica no mejora.

Pero hay que tener presente que según la situación familiar puede ser preferible optar por otras alternativas como ampliar el importe o el plazo la hipoteca, pedir un periodo de carencia, vender el piso, alquilar habitaciones u otros. Pero las familias que están en una situación poco flexible (sin alternativas para vivir en otro lado por circunstancias familiares) y financieramente difícil su mejor opción acaba siendo la reunificación.

Imagen| David González Romero


Sobre esta noticia

Autor:
Bankimia (4546 noticias)
Fuente:
bankimia.com
Visitas:
116
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.