Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

La comprasa 'Txoti Barrote' dice que no pretendía humillar a las víctimas

09/09/2010 16:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los cuatro miembros de la comparsa bilbaína 'Txori Barrote', acusados de enaltecimiento del terrorismo por exhibir fotografías de los asesinos del fiscal jefe de Andalucía, Luis Portero, en su caseta durante las fiestas del 'Aste Nagustia' de 2008, han asegurado que no pretendían humillar a las víctimas, sino "denunciar" la "situación" de los "presos políticos vascos".

Durante el juicio que ha comenzado ante la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, ha testificado el hijo del fiscal asesinado por ETA, Daniel Portero, autor de la querella contra los cuatro procesados, quien ha explicado los motivos de su denuncia: "Vi a los asesinos de mi padre y no me pude aguantar, me suponía una humillación".

La Fiscalía solicita una pena de 18 meses de prisión para los cuatro procesados --la presidenta de la asociación 'Txori Barrote', Gurutze Olagorta; la secretaria, Aitziber Urrengortxea; el tesorero, Borja Irizar, y el representante legal, Alexander Zuluaga--, mientras que la acusación particular ejercida por Portero eleva la petición a los 24 meses de cárcel.

El presidente de la asociación de víctimas Dignidad y Justicia testificó después de que los cuatro acusados coincidieran en explicar a la Sala que con la colocación de fotografías de presos en su txosna (caseta) en las fiestas de Bilbao lo que pretendían era "ponerle caras a esas personas", para hacer ver "que no son fantasmas" y denunciar que están "a miles de kilómetros de sus familias". Entre estas fotos estaban las de Harriet Iragi e Igor Solana, condenados como autores materiales del asesinato de Luis Portero, el 9 de octubre de 2000 en Granada.

"IGUAL QUE EN CÁDIZ"

Los cuatro procesados insistieron a la Sala que su comparsa reúne a familiares y amigos de "presos políticos" para organizar "actos festivos" y "denunciar la dispersión". Para eso aprovechan también las fiestas grandes de Bilbao, ya que "las comparsas, como pasa en Cádiz, tienen un ámbito reivindicativo", explicó Irizar.

Además, también insistieron en que la colocación de fotografías se viene haciendo "desde hace más de 30 años" y es algo "automático" cuando se procede a la decoración de las casetas. Preguntado por si su objetivo es denigrar a las víctimas, Urrengortxea insistió: "Para nada, nunca ha sido intención humillar a nadie".

Tanto Daniel Portero como su hermana Rosario, que también declaró como testigo, aseguraron que las fotografías estaban colocadas de tal manera que eran visibles desde la vía pública, ya que estaban justo detrás de la barra de la caseta en un tamaño grande. "Pude identificarlos, nunca he olvidado la cara de los dos asesinos de mi padre y los reconocí claramente", explicó Rosario Portero.

También declaró en calidad de testigo el concejal del PP en el Ayuntamiento de Bilbao Carlos David García, quien relató cómo desde que ocupa su cargo al frente de la Concejalía de Festejos se han sucedido incidentes por los "enaltecimientos" que 'Txori Barrote' y otras comparsas han hecho a presos de ETA. De hecho, explicó que este año la asociación de los procesados ha sido sancionada y no ha podido instalar una caseta en el 'Aste Nagustia'.

REPRIMENDA DEL JUEZ A UN ABOGADO

El concejal 'popular' ha explicado también los incidentes que ocurrieron en los Carnavales de 2004, cuando se impedió que la comparsa saliera en desfile con una carroza en la que sus integrantes pretendían portar fotografías de presos de ETA. Su interrogatorio por parte del abogado de tres de los acusados, Kepa Mancisidor, ha derivado en un cruce de interrupciones hasta que el presidente del tribunal, Alfonso Guevara, ha tomado la palabra para impedir el "pulso". "La ideología política se la dejan ahí fuera, como yo la dejo", ha afirmado.

Mancisidor ha vuelto a ser increpado por el magistrado después de la declaración como testigo de la abogada Arantxa Zulueta --en prisión preventiva desde abril--, a quien Guevara no permitió que saludara a los procesados. Sin embargo, desoyendo esta advertencia, el abogado defensor se levantó y dio dos besos a Zulueta, lo que ha provocado una fuerte reprimenda del presidente del tribunal.

"Esa actitud intolerable y chulesca del letrado puede dar lugar a la sanción correspondiente, porque no se va a convertir esto en un vis a vis --le abroncó Guevara--. Ya sólo falta que aquí se bajen los pantalones". El abogado intentó tomar la palabra, pero el juez se lo impidió para reprocharle nuevamente su provocación y zanjar la cuestión con un: "Para vestir la toga hay que tener educación".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
169
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.