Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

La comunidad internacional dará a Haití 5.300 millones de dólares en dos años y 9.900 a largo plazo

01/04/2010 04:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

España aporta 346 millones de euros y subraya que el plan debe ayudar a Haití a construir un Estado plenamente democrático

NUEVA YORK, 31 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Carolina Jiménez)

La comunidad internacional comprometió hoy 5.300 millones de dólares para ayudar a la reconstrucción de Haití en los próximos dos años y 9.900 millones a largo plazo, según anunció el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, al término de la conferencia de donantes celebrada en la sede de la ONU en Nueva York. Ban destacó que los compromisos han superado las expectativas, que ascendían a 3.900 millones para los primeros dos años. "Esta es la solidaridad internacional en acción", dijo en rueda de prensa. "Ahora tenemos que cumplir".

De esa cantidad global, casi 1.700 millones de dólares procederán de la Unión Europea y 1.150 de Estados Unidos, según anunciaron la alta representante de la UE para Política Exterior, Catherine Ashton, y la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, respectivamente. Canadá aportará 400 millones de dólares y Brasil 172 millones. De la Vega confirmó en la conferencia que la contribución española será de 346 millones de euros hasta 2013, cifra que está incluida en la contribución anunciada por la UE.

Todos ellos, copresidentes de la conferencia, comparecieron al término en rueda de prensa para informar de los resultados de la cita. Según De la Vega, el caso de Haití "puede marcar un antes y un después en la política global de cooperación internacional" porque la conferencia ha estado precedida de un trabajo de diagnóstico de gobiernos, instituciones internacionales y sociedad civil. Así, avisó de que aunque "el reto es importante", la dificultad "es una excusa que el futuro nunca acepta. "Control, transparencia y coordinación, con todos estos parámetros podemos avanzar con mucha mayor eficacia, en un nuevo modelo cooperación internacional", añadió.

Para asegurar la eficacia y transparencia de la ayuda, se creará un comité de supervisión que revisará todos los proyectos los próximos 18 meses. El comité lo presidirá el presidente de Haití, René Préval, y será paritario entre la ONU y el Gobierno haitiano, empezando por el primer ministro de Haití, Jean-Max Bellerive y el enviado especial de la ONU para el país, Bill Clinton, que también asistió a la conferencia. "Tenemos que demostrar que la comunidad internacional puede alcanzar un nuevo nivel de impacto y eficacia", resumió la jefa de la diplomacia estadounidense.

Clinton destacó que la comunidad internacional ha aprendido la lección de otras grandes catástrofes, como el tsunami del Índico en 2004 donde, según dijo, el dinero gestionado por la ONU fue el más transparente y eficaz. Ahora, explicó, se intentará mejorar aún más esa actuación y, además de crear un mecanismo de supervisión para los primeros 18 meses, todas las contribuciones se publicarán en la web de la ONU.

Para la vicepresidenta De la Vega, las cifras de hoy no son "frías" porque hablan de la solidaridad del planeta entero. "Haití no está solo", dijo Préval. Eso sí, todos recalcaron que esta es una oportunidad no sólo para remediar los daños del terremoto, sino para lograr un desarrollo real del que ya era el país más pobre de América antes del terremoto.

CLINTON: "LA AYUDA NUNCA SALVA UN PAÍS"

Así, Clinton destacó que "la ayuda es importante pero la ayuda nunca salva un país, nuestro objetivo es el protagonismo de los haitianos". El país necesita maestros, médicos y enfermeras, no sólo medicinas y escuelas. El ministro de Exteriores de Brasil, Celso Amorim, lanzó una propuesta concreta para ayudar a Haití: abrir los mercados y eliminar los aranceles a la importación de productos haitianos.

"La ayuda no es desarrollo, la ayuda prepara las condiciones para el desarrollo", coincidió Préval, que destacó la necesidad de inversiones privadas, extranjeras pero también haitianas. "La comunidad internacional ha hecho su parte y hoy los haitianos deben hacer la suya", recalcó. Los haitianos, añadió, "tienen la responsabilidad de responder bien y rápido", incidió, empezando por la aprobación parlamentaria, lo antes posible, de la ley que permitirá seguir adelante con el proceso de reconstrucción.

De hecho, la comunidad internacional está convencida de que la reconstrucción la debe liderar el propio Gobierno haitiano --los Gobiernos extranjeros deben ser sus "cómplices" y no sus "tutores", dijo De la Vega a su llegada a Nueva York-- y, para ello, uno de los primeros objetivos de la reconstrucción del país es precisamente apoyar las instituciones del país, que ya sufrían una debilidad endémica antes de que el terremoto destruyera el palacio presidencial.

Incluso, dando un paso más allá, la comunidad internacional pretende aprovechar este esfuerzo para promover "un nuevo Haití" y así lo defendió claramente De la Vega, que apeló a todos los donantes a "acompañar a Haití en la labor de construir unas instituciones firmes y plenamente democráticas" y a hacerlo "con el mismo ahínco" con el que se está trabajando por la reconstrucción física tras el terremoto.

La 'número dos' del Gobierno español subrayó que, aunque la reconstrucción de infraestructuras es una tarea prioritaria, "la experiencia de los últimos años" --en los que Haití se ha visto sacudido por varios conflictos civiles-- demuestra que la comunidad internacional debe "hacerlo mejor".

Por eso, abogó por ayudar a Haití a "conseguir una organización política que garantice un Estado estable, participativo, transparente y volcado en los ciudadanos", un Estado "capaz de asegurar a los haitianos los servicios básicos y una administración eficiente y honesta de sus intereses", porque sólo así Haití podrá llegar a ser un país "sostenible económicamente" y "más avanzado socialmente".

91 MILLONES DEL FONDO DEL AGUA

En cuanto a la contribución española, De la Vega precisó que 121, 5 millones se ejecutarán en 2010, 75 millones en 2011, otros 75 en 2012 y los últimos 74, 5 en 2013. Buena parte de la cifra asignada a 2010, 91, 5 millones de euros, corresponderá a proyectos a cargo del Fondo de Agua y Saneamiento, creado por España en 2007 y que ya tiene experiencia en el país.

Agua, saneamiento, educación, habitabilidad básica, sostenibilidad medioambiental, seguridad alimentaria, agricultura y producción serán los objetivos básicos de la ayuda española porque, según dijo, así lo ha indicado el propio Gobierno haitiano. España ha destinado ya 70 millones de euros de ayuda de emergencia a Haití tras el terremoto y, además, tiene asignados otros 37 millones en el plan de cooperación bilateral. También ha condonado los 27 millones de deuda que el país caribeño tenía con España.

En declaraciones a la prensa, la vicepresidenta detalló que todos los esfuerzos de reconstrucción van a centrarse en cuatro ejes: educación, sector primario, instituciones democráticas y, primero de todo, "reconstrucción preventiva" para que, en el caso de que vuelva a registrase un terremoto u otro tipo de catástrofe, sus efectos no sean tan graves.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
46
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.