Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mario Uno escriba una noticia?

Concurso de acreedores para todos

12/04/2014 19:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La eficacia del concurso de acreedores cuando hay problemas de solvencia económica

 

¿Eres un ignorante que ve la vida de color de rosa? ¡Tranquilo: la vida se encargará de ponerte en tu sitio tarde o temprano! Y si lo que están pensando es que lo digo sin conocimiento de causa y porque me siento superior al resto de la humanidad, permitan que les saque de su error: yo también era igual, y posiblemente lo siga siendo; lo que ocurre es que, si bien antes no era consciente de ello, ahora sí que lo soy. Concretaré: yo era una capitalista idiota que solo pensaba en conseguir dinero con ambición; y por eso me animé a abrir mi empresa y a engordarla, sin pensar en las futuras consecuencias que podría acarrear hacerlo sin planificar cada paso previamente. Al final, me estalló en la cara; porque, sin comerlo ni beberlo, el destino me presentó un concepto que, hasta entonces, desconocía: el del concurso de acreedores.

La primera vez que mis trabajadores me dijeron que la empresa estaba en números rojos, idiota de mí, no les creí o, más que no creerlos, me autoengañé e intenté engañarlos a ellos pensando que sería “una tontería de nada” (así lo dije), y que no tardaríamos en estabilizarlos. Como todos los ignorantes, el peligro de quiebra se lo achaqué a la crisis, y no a mi pésima administración. Poco a poco, fui abriendo los ojos; y cuando supe lo que era el susodicho concurso, cuando me di cuenta de que no podía afrontar las deudas, fue cuando la realidad cayó sobre mí como un jarro lleno de cubitos de hielo. Hay gente que no debería tener hijos porque no está preparada para cuidar de ellos; y esto es igual.

Y, así, conocí también el concepto de la suspensión de pagos. Mi empresa se salvó gracias a que esa situación te permite llegar a un acuerdo con tus acreedores; pero, créanme, he aprendido la lección.


Sobre esta noticia

Autor:
Mario Uno (693 noticias)
Visitas:
655
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.