Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

El Congreso rinde tributo a los padres de la Constitución colgando sus retratos en su sala más grande

21/04/2010 21:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Congreso rindió hoy un nuevo tributo a los ponentes de la Constitución de 1978 reinagurando su sala más grande para bautizarla con el nombre de Sala Constitucional y colgando de sus paredes los retratos de los siete 'padres' de la Carta Magna.

El acto, presidido por José Bono, presidente del Congreso, contó con la asistencia de numerosos diputados y autoridades como los presidentes del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, y del Tribunal de Cuentas, Manuel Núñez.

Los protagonistas ocuparon la mesa presidencial a ambos lados de Bono: Manuel Fraga Iribarne (entonces al frente de Alianza Popular), Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y José Pedro Pérez Llorca (UCD), Gregorio Peces Barba (PSOE), y Miquel Roca (CiU), así como los Isabel Cisneros y Albert Solé, hijos de los dos 'padres' de la Constitución ya fallecidos --Gabriel Cisneros (UCD) y Jordi Solé Tura (PCE-PSUC)--.

La nueva Sala Constitucional seguirá albergando las reuniones de la Diputación Permanente del Congreso, el órgano que sustituye al Pleno en los periodos no ordinarios de sesiones. Allí también se reúne la Comisión Constitucional que actualmente preside Alfonso Guerra.

En sus paredes se ha colocado el retrato conjunto de los ponentes de la Carta Magna que se mostró por primera vez el pasado mes de diciembre con motivo del Día de la Constitución. Se trata de un políptico, de aproximadamente 1, 30 metros de alto por siete metros de ancho, realizado en pintura acrílica en lienzo por Hernán Cortés Moreno, a quien se encargó el retrato cuando presidía la Cámara Manuel Marín, que también puso el nombre de los ponentes a siete salas de las dependencias parlamentarias. "ALGO A LO QUE AGARRARSE"

Durante el acto, Fraga se congratuló de que, gracias al trabajo de los ponentes constitucionales y de mucha otra gente, España tenga "por primera vez algo a lo que agarrarse" y una "base legal para su desarrollo político". El presidente fundador del PP recalcó que la Carta Magna es "fundamental y definitiva" lo que, según apuntó, "no quiere decir que un día no pueda haber una reforma constitucional".

"Espero que no se nos ocurra hacer una ley seca como hicieron los americanos, que se equivocaron por una vez", bromeó, antes de expresar su deseo de que la ley de leyes española dure tantos "siglos" como los que lleva vigente la Constitución de Estados Unidos.

En la misma línea, Miguel Herrero mostró su deseo de que la Constitución de 1978 pueda durar "muchos años más" porque, a su juicio, sería "un error" considerar que hace falta cambiarla cuando ha funcionando "bien" durante más 30 años y abogó por interpretar la Carta Magna "elástica y sensatamente" para que puede seguir siendo "una casa común de todos".

"Cada generación no tiene por qué erosionar la labor de la anterior, sino al contrario; debe subirse sobre los hombros de la misma y llegar más alto", manifestó el ponente constitucional, antes de enfatizar que "nunca" ha habido en la Historia contemporánea de España 30 años "más pacíficos y prósperos". Y eso, añadió, es un capital que "de ninguna manera debe desperdiciarse".

Ensalzó que la Carta Magna vigente pudo ser posible gracias a "la labor de concurrencia y consenso" que imperó entre las diferentes partes. "Cosas tan importantes como la Constitución sólo se hacen por un esfuerzo de generosidad y entendimiento de todos --dijo--, y si ésta puede durar deberíamos exigirnos a todos y a exigir a los demás que se esforzaran por continuar esa labor de concordia".

RECUERDO PARA LOS REDACTORES EN LA SOMBRA

En términos similares, José Pedro Pérez Llorca señaló que la Constitución es "hija de una época", la de la Transición, que fue una "gran operación política", resultado de un "esfuerzo coral", aunque también tuvo "solistas", como el Rey, Adolfo Suárez, Landelino Lavilla, Santiago Carrillo, Alfonso Guerra y Joaquín Abril Martorell, que también recordados por otros ponentes.

Según explicó, los constituyentes no querían "hacer tábula rasa de la historia del país" y aprobaron un texto con "virtudes", como el "consenso" que la hizo posible, pero también con "defectos". Al referirse a estos últimos aludió al Título VIII y admitió que en 1978 no "se pudo hacer más" en lo relativo al Estado de las Autonomías.

De su lado, Gregorio Peces Barba comenzó su intervención agradeciendo principalmente al PSOE la oportunidad que le dio de poder formar parte de "esa noble finalidad" que fue la elaboración de la Carta Magna, de la que se mostró especialmente orgulloso del artículo 2 que, dijo, es producto de su "tozudez", así como al pintor Hernán Cortés por haberle retratado con "rigor y afecto" e incluso, en su caso, "con benevolencia", bromeó.

Durante su alocución, Peces Barba ensalzó una Constitución, la de 1978, con la que, a su juicio, se rompió "el maleficio" de la "imposible" convivencia en España y se consiguió superar "la dialéctica amigo-enemigo, las dos Españas, las intolerancias y la persecución de los heterodoxos".

"Hubo olvidos para facilitar el consenso y evitar el rencor y la venganza --subrayó--, y hubo también recuerdos de nuestra mejor tradición para romper con los desencuentros morales y jurídicos de nuestra historia moderna".

NO HAY CLIMA PARA REFORMARLA

El ponente de los nacionalistas catalanes de CiU en aquella etapa, Miquel Roca, hoy retirado de la política, destacó a su vez que la transición fue "la etapa más positiva de la historia de España", en la que, "por imperativo de la voluntad popular", los políticos trasladaron a la ley los deseos de "libertad, progreso y convivencia" de la sociedad.

Eso sí, admitió que hoy el clima político no es igual y de hecho desaconsejó afrontar una reforma constitucional en el actual contexto: "La democracia es muy frágil -avisó--, que nadie se crea que las victorias de estos años están consolidadas. No es verdad".

En el acto también intervinieron Isabel Cisneros y Alberto Sole, hijos de los dos ponentes constitucionales ya fallecidos --Gabriel Cisneros, entonces en UCD, y Jordi Sole, Tura ponente de PCE-PSUC--. Sus entrañables palabras de homenaje a sus padres aportaron calidez familiar a la ceremonia.

El presidente de la Cámara baja, José Bono, cerró el acto elogiando la capacidad de acuerdo de los ponentes, aún hoy contrapuestos ideológicamente, y destacó que la transición española, en un país que padeció la dictadura, fue posible por "la grandeza de quienes no quisieron la revancha".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
237
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.