Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Consejera vasca evitará "las ofensas" relativas a las lenguas cooficiales y defiende que no exista "jerarquización"

17/06/2009 11:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La consejera de Educación del Gobierno vasco, Isabel Celáa, pretende evitar que haya "las ofensas" relativas a las lenguas cooficiales de la Comunidad Autónoma Vasca, el euskera y el castellano, y defendió que no exista "jerarquización" de éstas. Tras asegurar que modificará los aspectos "que no fueron objeto de consenso político ni social" por otros acordados, afirmó que, si hay demanda, se ofertará el modelo A, aunque aseguró que no habrá "demanda inducida".

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Celáa destacó que su Departamento ha comenzado su labor "con mucha ilusión y con mucha fuerza", y se mostró convencida de que "la gente está percibiendo que realmente hay un cambio suave, tranquilo, hacia la igualdad de oportunidades". "La Educación es el eje del cambio, precisamente", aseveró.

A su juicio, "el país está perfectamente preparado para el consenso". "Lo que yo he percibido la semana pasada tras mi comparecencia, algo que yo esperaba, ha sido una acogida extraordinaria y, además, una preparación de base, precisamente, para llegar a acuerdos con todas las fuerzas políticas", indicó.

En este línea, señaló que "sólo ha recibido respaldo y buena acogida a su apelación al diálogo y al consenso" por parte de "todos los grupos parlamentarios en todo el hemiciclo, desde Aralar, pasando por EA, hasta el PNV, o el PP".

El titular de Educación destacó que existe un acercamiento en política lingüística con el PNNV. "Nosotros hemos sido capaces de trazar, de perfilar y diseñar una amplia avenida en la que podemos encontrarnos perfectamente a la luz de los consensos alcanzados por el Consejo Asesor del Euskera, y podemos encontrar fundamentos importantes para, de una vez por todas, seguir la misma ruta en política lingüística", dijo.

MODIFICACIONES

Isabel Celáa afirmó que su Departamento realizará "una modificación de todos aquellos aspectos que, relativos a las lenguas, no fueron objeto de consenso ni político ni social". "Y eso lo vamos a modificar, precisamente, sustituyéndolas por aquello que sí es objeto de consenso político y social", añadió.

En este sentido, precisó que el euskera "tiene que ser lengua vehicular de la enseñanza, al igual que el castellano" porque ambas son lenguas oficiales. "Eso quiere decir que el euskera se va a estudiar como lengua y, además, va a servir de lengua transmisora de contenidos educativos", apuntó.

A su juicio, "si algo dice claramente lo que significa nuestra base ideológica, práctica y pedagógica para las lenguas" es el que el euskera y el castellano, que son cooficiales, "son vehiculares de la enseñanza".

"Por tanto, van a servir para transmitir matemáticas, historia, etc. Otra cosa es que en un decreto normativo hecho por el anterior Gobierno, por EA, y además muy reciente, por lo tanto, no ha tenido ninguna aplicación, ninguna consecuencia respecto a los centros escolares y a su práctica, se hablara de la jerarquización de las lenguas", manifestó.

Por ello, consideró que no se tiene que realizar "un desarrollo normativo, un decreto, en el que se dice que el euskera es lengua principal sobre el castellano porque eso sólo es origen de ofensas". "Queremos evitar las ofensas respecto a las lenguas y eso quiere decir que no tiene que haber ninguna jerarquización respecto a las lenguas, sino igualdad", puntualizó.

No obstante, precisó que ello "no significa, en absoluto, que cada centro educativo, en función de su proyecto lingüístico pueda atribuir más proporción horaria al euskera" que al castellano. "En otras palabras, antes del decreto de EA, que es de principios de este año, y otro que también habla de los mismo de finales del anterior, había modelos D, hay modelos D y seguirá habiendo modelo D. Las dos lenguas son vehiculares de la enseñanza", aseveró.

MODELOS

Preguntada por si se van a mantener los modelos A (sólo en castellano), B (mixto) y el D (sólo en euskera), Celáa destacó que, mientras no se haya otros acuerdos que superen los actuales, se mantendrá el sistema de modelos.

"Me gustaría mucho poder transitar hacia una superación de modelos lingüísticos, pero, evidentemente, en este momento, nuestro marco se circunscribe al acuerdo conseguido en 1982 a través de la Ley de Normalización del Uso del Euskera y acuerdos conseguidos a través de la Ley de la Escuela Pública en 1993, que habla de tres modelos", dijo.

La consejera de Educación subrayó que lo que se intenta "conjugar en esos dos marcos normativos, acordados por todos, no es otra cosa sino que se ha de conjugar el principio de libertad de los padres y madres para elegir la lengua prioritaria de la educación de sus hijos con el necesario principio de aprendizaje obligatorio de la otra lengua oficial".

Por ello, al constatarse que el modelo A en los últimos años no ha asegurado el aprendizaje del euskera, afirmó que significa que hay que "fortalecer ese modelo, en tanto en cuanto no tengamos otro marco que lo supere".

"¿Y cómo se puede fortalecer ese modelo? Evidentemente, hemos de utilizar nuevas metodologías y tenemos que poner más recursos lingüísticos al servicio de ese modelo", apuntó.

Sobre la posibilidad de que se puedan abrir aulas de modelo A que se han ido cerrando en algunos centros, subrayó que "todo estará en función de la demanda" porque "no habrá demanda inducida".

"No se trata ahora de empezar a distribuir, incluso contra la demanda, ofertas para cuya oferta no existe demanda. Lo que vamos a hacer es que, si hay 20 ciudadanos -que es el número reglamentado para ello- que exigen, que demandan un modelo observado por la Ley, como es este caso, obviamente, se atenderá esa necesidad de escolarización", aseveró.

Sobre la polémica surgida por el hecho de que Isabel Celáa no asistiera al Ibilaldia, ésta la calificó de "anecdótica". "Las ikastolas conocían perfectamente bien que estábamos preparando reuniones con ellas, con acuerdos de fondo, y creo que todo el mundo percibió aquello como algo natural. No es la primera vez que un consejero de Educación no asiste al Ibilaldia, hubo una coincidencia de agendas y, realmente, no tiene más relevancia, puesto que ahora se está preparando el Araba Euskaraz y suponemos que allí estaremos", apuntó.

PLAN DE EDUCACIÓN PARA LA PAZ

Además, confirmó que el Gobierno vasco reformulará "un nuevo plan de Educación para la Paz contando, precisamente, con todo lo que se ha hecho". "Y, desde luego, las víctimas podrán asistir a las aulas porque pretendemos también educar en la emoción a los alumnos, queremos que realmente comprendan lo que es el sufrimiento y eso es una buena parte de su educación emocional", añadió.

No obstante, apuntó que "ése no es el cambio de fondo", sino que éste "requiere realmente en la reformulación es que no haya ni una sola equidistancia, nada de ambigüedad respecto al terrorismo, al rechazo, a la deslegitimación ética y política del terrorismo".

En este línea, manifestó que no hay "ninguna dificultad" en que acudan víctimas de ETA y del GAL, si se quiere "educar en el sufrimiento". "Pero no se trata de decir que las víctimas tienen que estar con presencia física en las aulas, ése no es el cambio de fondo. Las víctimas pueden hablar a los alumnos utilizando las nuevas tecnologías", señaló.

La consejera afirmó que "el cambio de fondo es que realmente haya una deslegitimación clara" de la violencia y que "las aulas sean absolutamente intolerantes respecto al terrorismo de ETA".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
112
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.