Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Padron Sabina escriba una noticia?

Consejos para ser feliz

19/08/2010 16:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy en día hay cantidad de libros, páginas web, charcuterías y por ahí seguido, que le dan consejos para todo. Pero si usted se cree que aquí va a encontrar consejos para lo que indica el título va aviado. ¿Sigue ahí…? Pues entonces aténgase a las consecuencias

<a href=

La felicidad es efímera o cachipolla. Y ustedes se preguntarán: ¿qué consio es eso de cachipolla? Y la cachipolla es un insecto de unos dos centímetros de largo, de color ceniciento, que habita en las orillas del agua y apenas vive un día; motivo este de la corta vida del bicho por el que dice que la felicidad es cachipolla. Según el diccionario de la RAE vigente, ¿eh? En el que saldrá dentro de unos meses ya quitan esto de cachipolla, lo cual es una pena.

¿Y por qué es cachipolla la felicidad? Pues por ejemplo porque está usted tan a gusto mandándose un cortadito en el bar, va y sale Zapatero en la tele diciendo chorradas, y se le va la felicidad a tomar por retambufa en un momentito. A un servidor hasta le entra ardor de estómago cuando oye/ve al presidente, pero gracias a Dios se me quita con el bicarbonato de Pérez Giménez.

A continuación se indican algunas ideas para la felicidad.

1º.- Practicar la atención plena: ser conscientes de cada momento. En lugar de preocuparnos porque nos vayan a echar del trabajo, mientras cenamos con nuestra familia, debemos centrarnos en el aquí y ahora; los alimentos, la conversación... Qué momentos más felices cuando su señora le dice eso tan bonito de: “Mi madre vendrá mañana, y se quedará un mes. Así que a ver cómo te portas”. Algo que usted llevaba meses esperando que ocurriera. ¿A que sí?

2.- Reírse a carcajadas y sin venir a cuento: el simple hecho de anticipar un acontecimiento feliz o divertido puede elevar los niveles de endorfinas y otras hormonas que inducen placer. Por ejemplo, si su señora va y le dice: “Esta mañana le he dado un leñazo al coche, poca cosa, y al niño lo han echado del colegio por tocón”; usted inmediatamente comienza a reírse a carcajadas. Momento en que aprovechará su suegra para decir: “Desde luego tu marido es idiota. De un idiota que no se lo salta un canguro. ¡Ya te dije que no te casaras con él, pero claro como a mí nunca me haces caso”.

3º.- Cantar siguiendo la música: se ha comprobado que la música activa partes del cerebro que producen felicidad. O sea que en su oficina, mientras su jefe le arma la bronca por no haber podido cuadrar las cuentas en tres meses, usted se pone a cantar; por ejemplo algo de La del manojo de rosas: “¡Hace tiempo que vengo al taller, y no sé a que vengo…!

4º.- Ordenar: es casi imposible relajarse cuando la casa está llena de papeles, lagartos, cenefas, figuritas de porcelana, trastos… Empiece por lanzar al contenedor de residuos tóxicos al trasto de su suegra, y verá qué felicidad más grande.

5º.- Aprender a decir que no: eliminar las actividades innecesarias y con las que no disfrutamos. Por ejemplo negarse en redondo a pintar el techo de la cocina. Va a ser difícil porque su señora es una pesada; pero siempre podrá fracturarse algo para tener una disculpa eficaz.

6º.- Hacer una lista: no hay como escribir las tareas para organizar los pensamientos y calmar la ansiedad. Ir tachando cada anotación proporciona una paz del carajo. También puede hacer una tonta; y mucho mejor beneficiarse a una tonta si está buena. Hay unas tontas rubias que no están mal; las listas suelen ser unas pesadas. (¡Machista!)

7º.- Perfumar el aire: las investigaciones indican que los beneficios de la aromaterapia para aliviar el estrés son reales. En un estudio, se observó que los hombres expuestos al aroma de lavanda, mostraban unos menores niveles de ansiedad al tiempo que se volvían maricones paulatinamente. ¡Qué le vamos a hacer! No se puede tener todo en la vida, vamos digo yo.

8º.- Dar prioridad a las relaciones próximas: Establecer una relación de proximidad con su vecina Purita, que está como un tren, le levantará el ánimo y otra cosa. Lo que pasa es que a lo mejor a su mujer no le gusta que se le levante el ánimo.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Padron Sabina (56 noticias)
Visitas:
541
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.