Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

La consigna como método de actuación política

16/11/2010 14:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es llamativa la exagerada uniformidad con que se manifiestan, en todas sus intervenciones, los socialistas españoles. Todos los miembros del PSOE que tienen alguna responsabilidad dentro del partido, utilizan el mismo discurso, sin variar prácticamente ni la puntuación. Lo que quiere decir que ninguno de sus miembros disfruta de autonomía propia a la hora de enfrentarse a un micrófono. No les vale ni el plácet a sus opiniones personales. Están seriamente obligados a utilizar los dictados que, a modo de consignas, salen a diario de la cúpula de su cadena de mando. Y estas directrices las repiten una y otra vez todos ellos, desde el secretario general hasta el último afiliado.

La consigna actual u operación dóberman, coreada sin desmayo por los miembros del PSOE, es un tanto llamativa, ya que lo que achacan al Partido Popular les cuadra mucho mejor a ellos. Dicen que el Partido Popular tiene una agenda oculta y que si gana las próximas elecciones, el estado de bienestar quedará reducido prácticamente a cenizas. Limitará al máximo los gastos sociales que, por lo que parece, fueron establecidos por los socialistas. Los Populares privatizarán la Seguridad Social y, al aplicar los distintos apartados de esa agenda oculta, peligrarán las pensiones y los parados verán mermado su subsidio. Toda una catástrofe social. Achacan desvergonzadamente al Partido Popular, lo que en realidad están haciendo ellos.

Hasta ahora han sido los socialistas los que han puesto en peligro las pensiones. Hace años fue con Felipe González y ahora es José Luis Rodríguez Zapatero. Y ese riesgo quizás sea más grave aún con Zapatero, ya que el porcentaje de trabajadores activos con respecto al número de jubilados es más bajo ahora que en tiempos de González. Entonces también pregonaban incansablemente que si llegaba el Partido Popular al Gobierno, los jubilados podían quedarse sin sus pensiones. Llegó Aznar y, en vez de recortarlas, las garantizó por ley. Ahora Zapatero se ha saltado esa ley a la torera y, por decreto, ha congelado despiadadamente esas pensiones. No quiso ni tener en cuenta que las jubilaciones en España son las más bajas de toda la Unión Europea. Y la Sanidad la han descapitalizado de tal forma que, salvo vacunas para la gripe A, escasea de todo y las listas de espera se hacen interminables. Lo que achacan al Partido Popular vienen perpetrándolo ellos insolentemente desde hace ya mucho tiempo.

Pero mentir no cuesta nada y menos cuando piensan sacar réditos de esa mentira. Desde la llegada de Alfredo Pérez Rubalcaba a la vicepresidencia del Gobierno, la mentira ha quedado institucionalizada. Este clérigo del laicismo siempre ha sido un émulo de Paul Joseph Goebbels. Tan cínico, tan impulsivo y dominante como Goebbels, pero sin su talento, Pérez Rubalcaba, se carga de retórica mesiánica y comparte el dicho del ministro de propaganda nazi: una mentira mil veces repetida, se transforma en verdad. Y nadie como el antiguo portavoz de los Gal, elevado ahora a vicepresidente primero del Gobierno, para elaborar consignas que, como aplicados coristas, repetirán una y otra vez todos los miembros del PSOE. Él fue el creador de aquel "pásalo", utilizado profusamente para asaltar las sedes del Partido Popular a raíz de los terribles sucesos, aún sin aclarar, del fatídico 11M.

Dado el rechazo y la contestación que encuentra Zapatero hasta entre los suyos, su enorme cobardía le impide afrontar directamente la realidad. De ahí que haya optado por colocarse en un segundo plano y dejar a Rubalcaba la pelea diaria con el devenir político. Y en realidad, aunque a base de echar caradura al asunto como consecuencia de sus conocidos antecedentes, el vicepresidente primero no ha perdido el tiempo y el pasado fin de semana ya impartió su primera clase magistral ante el Foro de la Juventudes Socialistas. Encomendó a los jóvenes cachorros del PSOE la importante misión de conseguir de la ciudadanía la recuperación de la confianza, para evitar que sus votantes se abstengan en las próximas elecciones.

Para conseguir esto, los jóvenes allí reunidos reciben la consigna de desvelar ante los votantes del PSOE la estrategia adoptada por el Partido Popular, que no es otra que "sentarse a ver pasar el cadáver de su enemigo", y que sigue, como no, instalado en el cuanto peor, mejor. A Rubalcaba le quitas de repartir malintencionadas consignas y no le queda más que sus maldades pasadas que lo inhabilitan para el ejercicio de cualquier cargo público. Y más ahora, después de que Felipe González desvelara el secreto que conocía todo el mundo. En cualquier otro país, hace ya tiempo que Rubalcaba estaría fuera de la circulación, o incluso en la cárcel. Sin remontarnos a los sucesos del 11M, y mucho menos a los tiempos del GAL y de la cal viva, tenemos el reciente caso del chivatazo del Bar Faisán, que es tanto como colaborar con la banda terrorista de ETA.

José Luis Valladares Fernández

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
177
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.