Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-deportes escriba una noticia?

Contador busca el triplete ante la amenaza del orgullo de Armstrong y de Andy Schleck

01/07/2010 18:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El español Alberto Contador (Astana) intentará inscribir su nombre por tercera vez en el Tour de Francia, que arranca este sábado en la ciudad holandesa de Rotterdam y conluirá el 25 de julio, frente al estadounidense Lance Armstrong, que correrá su último Tour, y el luxemburgués Andy Schleck, rivales en mejor forma y que representarán una mayor competencia que en sus anteriores éxitos.

En 2007, el de Pinto ganó cuando iba a ser segundo, pero la expulsión del danés Michael Rasmussen le facilitó su primera victoria en los Campos Eliseos. En 2009, tras su ausencia por el año de castigo al Astana por sus casos de dopaje, ganó con relativa solvencia, en una carrera marcada por su choque con su compañero Lance Armstrong, de retorno a la prueba que ganó siete veces consecutivas y después de tres años retirado.

Sin embargo, el 'triplete' se presenta mucho más complicado. En primer lugar porque el texano, pese a su edad (cerca de los 39 años), acudirá orgulloso y ayudado por un superequipo, y en segundo, porque la oposición ha crecido de la mano del luxemburgués Andy Schleck (Saxo Bank), cada año más pujante, del australiano Cadel Evans (BMC), que parece haberse quitado la etiqueta de 'segundón', o del italiano Ivan Basso (Liquigas), que regresa a la 'Grande Boucle', donde fue podio en 2004 (tercero) y 2005 (segundo).

De esta forma, con unos aspirantes reforzados con ganas de acabar con el dominio del madrileño y un recorrido con pocos momentos para la relajación, el Tour 2010 se presenta como uno de los que tiene más alicientes de los últimos tiempos.

El jefe de filas del Astana no pasó grandes momentos de apuro en 2009, y sus mayores preocupaciones vinieron por su choque con Armstrong, que elevó la tensión en las filas del equipo sobre el liderazgo. Contador demostró ser el más fuerte y a Bruyneel no le quedó más remedio que apostar por él, aunque el americano firmó un brillante tercer puesto y ahora llega plenamente concentrado.

Ahora, el de Austin quiere revancha e intentar demostrar al español que la edad no es un obstáculo para su clase y una carrera que conoce a la perfección. Armstrong se ha rodeado de un equipo, el nuevo RadioShack, fortísima, con la casi totalidad de buenos corredores del Astana y todos ellos 'fieles' a su intento de recuperar un trono que abandonó en 2006, fecha del inicio del dominio del ciclismo español.

Levi Leipheimer y Andres Kloden, que serían aspirantes al maillot amarillo en cualquier otro equipo, estarán al servicio del texano, además del esloveno Janez Brajkovic, que ha sido capaz de resistir a Contador en la Dauphiné Libéré. Para añadir más 'picante', el estadounidense ha anunciado que será su última 'Grande Boucle', una motivación más.

El Saxo Bank también presenta oposición, sobre todo el primero donde reside la amenaza, en principio, más 'real' para Contador. Andy Schleck dio el salto de calidad el año pasado y pese a su accidentado año, se presenta por edad y clase como un serio aspirante.

El luxemburgués se presenta como la alternativa más peligroso, y ya en 2009, él y su hermano Franck, fueron los únicos en aguantar el tipo al pinteño en la montaña, aunque en su deber está que, al contrario que el madrileño y Armstrong, no anda tan bien en la crono y la de 50 kilómetros del penúltimo día podría pasarle factura.

Cadel Evans e Ivan Basso querrán dar igualmente 'guerra'. El australiano no estuvo fino el año pasado y pese a su veteranía parece más decidido a intentarlo que en otras ocasiones, mientras que el ganador del Giro de Italia podría pagar el esfuerzo de esta victoria. El checo Roman Kreuziger, compañero de Basso, el holandés Robert Gesink o el ruso Denis Menchov, ambos del Rabobank, o el inglés Bradley Wiggins (Sky), cuarto en 2009, también podrían estar en la primera línea de salida donde se deben incluir a más españoles.

El ciclista de Pinto es el señalado como el gran favorito, muestra de su fortaleza, demostrada este año con su rendimiento (victoria en la París-Niza, Algarve y Castilla-León, segundo en la Dauphiné o tercero en su incursión en una clásica de prestigio como la Flecha Valona), o como una forma de trasladarle más presión.

Su equipo ha demostrado poder respaldarle en la carretera y del estado de Alexandre Vinokourov, que regresa al Tour tras su positivo en 2007, dependerán sus posibilidades, aunque en la montaña, el ganador en 2007 y 2009 ha dejado claro en otras ocasiones que se basta por sí solo. El recorrido se ajusta perfectamente a un escalador como él, que además sabe marcar diferencias con sus rivales en las cronos.

SAMUEL SÁNCHEZ Y SASTRE

Así, además de Contador, y con la conocida ausencia del sancionado Alejandro Valverde (Caisse d'Epargne) por su presunta vinculación con la Operación Puerto, habrá que prestar atención al campeón olímpico Samuel Sánchez (Euskaltel) y a Carlos Sastre (Cervélo), campeón en 2008.

El asturiano acude por cuarta vez a la ronda gala con el deseo de estar con los mejores para mejorar la sexta plaza lograda en 2008 y de sumar alguna victoria parcial en las jornadas montañosas. El abulense, por su parte, llega a la 'Grande Boucle', después de haber disputado el Giro y de haber superado unos problemas físicos. Es un gran conocedor de la carrera y querrá dar una buena imagen.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-deportes (121424 noticias)
Visitas:
99
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.