Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bankimia escriba una noticia?

Contratar una tarjeta de crédito, consejos para las rebajas

21/01/2013 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta semana en un artículo publicado en Invertia comentábamos las condiciones que exige la contratación de una tarjeta de crédito.

image

El ‘dinero de plástico’ se ha convertido en el medio habitual de pago de la mayoría de los españoles. Algo más del 70% de los consumidores utiliza habitualmente o bien una tarjeta de crédito o bien una de débito para realizar sus compras.

Las tarjetas de crédito permiten pagar no sólo cuando no se dispone de efectivo, sino también cuando no se dispone de dinero en la cuenta bancaria y se necesita financiar las compras. Pueden resultar un buen producto financiero si se utilizan correctamente. En caso contrario, pueden suponer un grave peligro para la economía familiar. Por ello es recomendable evaluar correctamente los riesgos de las tarjetas de crédito antes de su contratación.

Requisitos bancarios para contratar una tarjeta de crédito

En la actualidad, y debido a los altos índices de morosidad que soporta el sistema financiero español, acceder a una tarjeta de crédito está algo más complicado que hace unos años. Para concederla la entidad financiera analizará determinadas variables:

1.- Ingresos: el banco requerirá al solicitante de una tarjeta de crédito una nómina e incluso, en algunos casos, la declaración de la renta.

2.- Historial crediticio: la entidad financiera estudiará el historial crediticio del solicitante y analizará si tiene otros préstamos o créditos. El banco suele consultarlo en el Cirbe, Centro de Información de Riesgos del Banco de España.

3.- Morosidad: Además de acudir consultar el Cirbe, la entidad también consultará los ficheros de morosos para ver si el solicitante figura en uno de ellos.

4.- Crédito asociado al riesgo: el límite de la tarjeta de crédito viene asignado por la entidad financiera y se fija en función de los ingresos del cliente.

Por otra parte, algunas entidades exigen como requisito indispensable para conceder una tarjeta de crédito la apertura de una cuenta corriente. Otras, sin embargo, ofrecen sus tarjetas de crédito independientemente de la procedencia de la cuenta bancaria asociada.

Características de las tarjetas de crédito a tener en cuenta

Las tarjetas de crédito son un buen producto financiero si se utilizan adecuadamente, pero para ello es imprescindible evaluar los riesgos que conllevan y prestar atención a determinadas variables:

1.- Tipos de interés: es importante prestar especial atención al tipo de interés que aplican las entidades financieras a sus tarjetas de crédito, ya que suelen ser de los más elevados del mercado. En una tarjeta de crédito se debe analizar principalmente la Tasa Anual Equivalente, la TAE, más allá del tipo de interés nominal mensual (el TIN). Tenga en cuenta que un 2, 16% TIN corresponderá a un 29, 23% TAE, por lo tanto, las tarjetas con TAEs más bajas serán las que más convengan. Por lo general, las entidades financieras ofertan este tipo de tarjetas a cambio de algún tipo de vinculación con el banco, que suele pasar por la domiciliación de la nómina o de algún recibo.

2.- Comisiones: al margen de los tipos de interés, también es aconsejable tener en cuenta las comisiones. Cada entidad fija libremente las que considera oportunas pero las más habituales son las siguientes:

  • Comisión por emisión y mantenimiento: se trata de una comisión fija que el cliente paga l emitirse la tarjeta y por su mantenimiento. La cuantía está ligada a la prestación de la tarjeta y al límite de crédito que ofrezca.
  • Comisión por retirada de efectivo en cajeros automáticos: el montante suele variar en función de la red de cajeros en la que el cliente esté realizando la operación y el país en el que se encuentre, aunque esto puede variar dependiendo de la entidad.
  • Comisión por transferencia de fondos: esta comisión se aplica cuando el cliente traspasa fondos de una tarjeta a otra.
  • Comisión por descubierto: se aplica cuando el cliente excede el límite de crédito de la tarjeta pactado con la entidad bancaria.
  • Comisión por reclamación de impagos: se trata del importe que cobra el banco o caja cuando se reclama el pago de saldos adeudados.
  • Comisión por cancelación anticipada: este importe se aplica cuando el cliente cancela la tarjeta antes de amortizar la deuda. Esta comisión suele ser del 3% del capital pendiente de pago.

3.- Límite de la tarjeta y saldos pendientes: para un buen uso de la tarjeta es fundamental conocer el límite de crédito establecido por la entidad y sobretodo cumplir siempre con la deuda en los momentos correspondientes. Al retrasarse en los pagos periódicos o en la devolución del crédito, tendrá que hacer frente al pago de los intereses de demora, que suelen ser superiores al 20% TAE. Además, la entidad financiera le cobrará también la comisión por reclamación de posiciones deudoras, una comisión que puede llegar a ser de hasta 39 euros. Este importe, no obstante, queda recogido en el contrato de su tarjeta. Por otro lado, si la situación de impago de la tarjeta persiste durante un tiempo, la entidad intentará recuperar su dinero y para ello podrá solicitar el embargo de sus bienes.

4.- Descuentos por utilizar la tarjeta: otra de las variables a tener en cuenta es que dentro del universo de las tarjetas de crédito se encuentran aquellas que ofrecen descuentos y promociones por hacer uso de ellas. Puede consultar en su banco si su tarjeta le da derecho a estos descuentos, o bien, consultar en un comparador de tarjetas como Bankimia cuáles son las tarjetas actuales con descuentos. Los descuentos le permitirán ahorrarse algo de dinero en sus compras, repostajes, vuelos…

No obstante, es muy importante no dejarse llevar por estas promociones sin tener en cuenta antes factores como, por ejemplo, qué cantidad descuentan, en qué productos o servicios, cuál es el importe mínimo a gastar para beneficiarse del descuento o si el periodo de tiempo durante el cual se aplican los descuentos es limitado. Una vez se conozca esta información podremos sopesar si realmente sale a cuenta utilizar la tarjeta o no.

Aunque a priori puede parecer que contratar una buena tarjeta de crédito es algo sencillo, es recomendable analizar siempre todos estos factores para conocer de antemano cuáles son los ‘riesgos’ de las tarjetas de crédito. Además, conocer los productos que ofrece actualmente el mercado de tarjetas puede ayudarnos a elegir la tarjeta más competitiva del momento.


Sobre esta noticia

Autor:
Bankimia (4546 noticias)
Fuente:
bankimia.com
Visitas:
388
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.