Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jaloben escriba una noticia?

Convergencia o Unió

19/06/2014 04:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Artur Mas en plena decadencia

El concepto transición lleva implícito un cronograma que no se lo puede saltar nadie; la única excepción es el estado de revolución, un tipo de manifestación que se lleva por delante todo, lo político, lo económico y lo social. No hay un término más odiado por los políticos de carrera que el de transición. Ellos lo saben, el pueblo sigue sin comprenderlo.

Transición significa cabezas rodando por el suelo; chascarrillos enormemente ácidos sobre tu persona y tus circunstancias; sacar al perro; darte cuenta de que Bolonia se llevó por delante tus aspiraciones de doctorado; ver cómo la desidia juvenil descompone tu afortunada idea de perfección política. De hecho, es eso o firmar una asesoría multimillonaria con una empresa de distribución eléctrica (sin renunciar a un sueldo vitalicio "por ser vos quién sois").

El Presidente de Catalunya está a punto de caer (como su peinado a cepillo 3/7). Él lo sabe; su primera dama lo sabe; Durán i Lleida lo sabe (los dos). La Federación se disgrega como una aspirina en un vaso de agua. Será necesario hacer un análisis de los daños, revisar el estado de las fisuras; consolidarlas con una dosis de ideología renovadora y esperar a ver lo que pasa.

El electorado puede ser perezoso a la hora de posicionarse; se pierden votos cuando no hay una ideología clara. Sin embargo, en la Península siempre han funcionado los radicalismos moderados; somos conscientes de propuestas semejantes a papillas políticas que cambian el pollo por la merluza para intentar generar un sabor similar pero distinto. Los ejemplos son múltiples a lo largo de nuestra corta historia democrática. En este punto cabe preguntarse, cuál será la respuesta del voto catalán frente a un compromiso electoral tan cargado de simbología como el de 2015.

Artur Mas va tener que defender, en primer lugar, los dieciséis escaños de CiU en el parlamento antes de que se la vaya la cabeza y celebre su coronación en Santa María del Mar. Ahora bien, los paupérrimos resultados de las elecciones europeas, basados en un esperpento de unidad nacionalista multiautonímica, han tenido que hacer herida,  más cuando Esquerra Republicana de Catalunya se lo está comiendo por los tobillos.

¿Qué falló en la postura del presidente Mas? ¿En qué momento dejó de contar con el apoyo las masas nacionalistas? Encabezó las manifestaciones de la reforma del estatuto de autonomía, impulsó otras movilizaciones de carácter variado, y, sin embargo, se está disolviendo con peligro de no dejar resto; pequeño él, con su media sonrisa.

Quizá a Artur le hubiera gustado ser más radical, pero la tradición burguesa catalana puede haber influido en él; la industria textil de sus predecesores; el complejo ese de ser encargado y no llegar a comprender las aspiraciones de los obreros; etc. Un economista no tiene todas las papeletas para ejercer un gobierno moderno de un territorio que aspira a ser creado ex-novo. Las bases, Arturo, has perdido a las bases. Esos son los que votan. Los burgueses no votan masivamente; los burgueses hacen balance; evalúan la situación y determinan en qué manera podría afectar su voto sobre su economía particular.

Duran i Lleida ha determinado abandonar su cargo por su insostenible relación con Mas

Como ocurre en otros estados de nuestro entorno, vivimos en un país en el que las ideologías machaconas (voy a decirlo, sí, "populistas") son el opio del pueblo. Hay una frase, típica en estos casos, que no me avergüenza lo bastante como para no poder repetirla: Las ideologías son para los tontos lo que las pelucas para los calvos; un clavo de salvación.

Duran i Lleida ha determinado abandonar su cargo por su insostenible relación con Mas; por su insostenible relación y por haber comprendido que su postura, relativamente moderada, no cuadraba con las demandas de un porcentaje significativo del pueblo catalán. Un importante político de carácter moderado, que pernoctaba en el Ritz o el Palace ejerciendo su derecho a dietas, parece que se retira por respetar uno de sus preceptos básicos, la potestad de decisión autónoma sobre asuntos que afectan al conjunto del Estado.

La Constitución no lo permite (no parece permitirlo),  pero Duran i Lleida se retirará manteniendo su idea de que todo esto es una cuestión política y no constitucional, que en el contexto "político" es donde debería de haberse solucionado la cuestión sobre la reforma del estatuto de autonomía. Quizá vuelva Duran, aunque parece cansado.

El caso es que, más allá de las aspiraciones de Duran i Lleida, más allá del hecho parlamentario o de la intención de resolución política de un conflicto de carácter nacional, aparece Oriol Junqueras, un notable, un tío que escribe libros a da clases, un nuevo político formado y que maneja conceptos que todos comprenden y que bastantes comparten.

¿Qué vamos a hacer ahora, Mas? Duran se desvincula; sigues sin compartir experiencias sociales con tu antiguo electorado; te ves rebasado por un profesor que ha conseguido borrar la patética sombra de Carod Rovira.

Arturo ¿qué harás si cuando veas el fin no puedas acudir a nadie? Siempre te quedará aquel famoso desfile, aquel en el que, rodeado de tu círculo burgués, te presentaron como "President de Catalunya".

El sustrato vegetal es la materia que hace crecer arboledas; bosques; selvas; pero la idea de convertirse en compost ideológico no parece resultar suficiente para una persona con las aspiraciones de Mas. Nunca alcanzó el 39 por ciento de los votos del electorado, pero servirá de sustrato a futuros posicionamientos, sin duda, en mayor medida que el celebrado Joaquim Molins o el denostado Xavier Trias –actual alcalde de la ciudad condal.

Transición significa cabezas rodando por el suelo; sacar al perro; ver como la desidia juvenil descompone tu afortunada idea de perfección política

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Jaloben (6 noticias)
Visitas:
806
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.