Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pablo Lanchazo escriba una noticia?

Cosa de dos

18/05/2012 00:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hay mucha gente que no se da cuenta de que la vida pasa y no hay marcha atrás. De ahí, que tengas el deber de vivir cada uno de los momentos que esta te brinda. Estos momentos son insuperables si se comparten

Hay mucha gente que no se da cuenta de que la vida pasa y no hay marcha atrás. De ahí, que tengas el deber de vivir cada uno de los momentos que esta te brinda.

Pues bien, yo llevo ya un tiempo sintiendo, viviendo y valorando cada uno de los momentos que vivo. Y es que las personas que están solas no se dan cuenta, pero unos buenos momentos, compartidos con la persona que quieres, son dos veces buenos. Y lo mejor no es eso, sino que los malos momentos significan y te afectan mucho menos cuando tienes el apoyo y el cariño de esa persona.

Porque el amor no es una fórmula mágica que te transporta a otro mundo donde no existen los malos momentos. Lo que el amor hace es que veas las cosas de otra forma. Te hace valorar muchísimo más las cosas buenas que te da la vida, y desechar y olvidar con mayor facilidad las negativas.

Yo no creía en todo esto. Pensaba que no necesitaba a nadie, que yo solo me bastaba, y probablemente tuviese razón. Pero a día de hoy, y después de haber sentido y sentir lo que siento, no podría volver a esa soledad.

Pienso que la vida es mucho más bonita si es compartida. Hacer de los problemas de la persona que está a tu lado tus problemas; ser el motivo de su sonrisa y que ella sea el motivo de la tuya; que una sola mirada diga más que mil palabras; besar y que el tiempo se detenga con ello; querer a esa persona por encima de todo, con lo bueno, pero sobre todo con lo malo.

Cuando dos personas se quieren no hay peros que valgan, ni obstáculos insalvables. Todo se reduce a una sonrisa. Esa sonrisa que te vuelve completamente loco. Una sonrisa que te hace ver las cosas de una forma distinta, que te transforma un cielo gris en un sol brillante. Esa sonrisa tímida, inocente, en la que piensas cada mañana al despertar y que ocupa tus pensamientos durante el resto del día.

La vida pasa y yo quiero que la mía lo haga a tu lado.


Sobre esta noticia

Autor:
Pablo Lanchazo (7 noticias)
Visitas:
629
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.