Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Silcblnz escriba una noticia?

Cosas que pasan 1

13/01/2012 12:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por alguna extraña razón, los incidentes son como bolas de nieve que van creciendo ladera abajo. Ya no me extraña que me digan ‘tu vida es como el show de Truman’, los más exagerado o ‘vaya cosas que te pasan’. Ahí va el resumen de las dos situaciones tierra trágame de la semana:

1.- Hay veces que una se cansa de ir 2 horas antes al aeropuerto, por si las moscas. Al fin y al cabo el aeropuerto de Guacimeta está cerca y es pequeño. Todo va rápido. Entonces, con el tiempo justo te dedicas a cerrar la maleta nueva súper cara que te ha regalado tu padre, con dos sistemas de seguridad integrados para que puedas prescindir de los candaditos que compró tu madre en el chino del pueblo. Y, ¡maldición! uno de los sistemas de seguridad se atasca y no se puede cerrar la maleta. ¿Se habrá cambiado la clave? ¿Habrá que usar la llave en esas ranuritas de ahí?… Pasan los minutos.

Al final gritas: ¡¡Mamá, traeme tu maleta!! y empiezas a trasvasar tus cosas… pero la maleta es más pequeña que la anterior. ¡¡Ve a buscar la de tu hermano!! ¿Y dónde c… está?. Mientras buscas… pasan los minutos. Al final, tus cosas están compiladas en dos maletas ajenas y sales corriendo. Quedan 40 minutos para el embarque.

En la radio Elvis Crespo canta ‘A, a, a, aprieta. ¡Es la cosa!’ mientras un Fíat del año catapún chispún a 60 km/h te impide avanzar a la velocidad que te gustaría. ‘Voy a perder el vuelo’.

Al final llego, corriendo, al mostrador. Hay una cola enorme. Un guiri me dice: ‘If you don’t travel to Manchester but to Madrid, you better go ahead’. Y corro, y me cuelo, en el mostrador de facturación. Menos mal que esta vez no he volado por Ryanair.

Más sobre

Hay una chica antes que yo que llega tarde, y le hablan de un posible overbooking en el avión, porque vuelan con nosotros la selección turca y argentina de balonmano. ¡Mira tú que bien! A qué me quedo en tiera… Pero, al final, la chica del mostrador me hace el papeleo a toda velocidad y me indica un pasadizo secreto para salvar el control… que no encuentro.

Me cuelo entre la maraña de gente y le ruego a la policía: Por favor, que se me va el avión. ¡No puedes hacer estas cosas!. Pero ante mi cara de desesperación, a los 5 minutos o así, me deja colar.

Entramos al avión, con sitios asignados. ‘Ya puedo relajarme’. Hasta que se sienta a mi lado una de esas antiguas enemigas adolescentes que todas tuvimos a los quince. Hace años que no sabía de ella. Bueno… Fingimos que no nos conocemos, ¿no?. Qué situación tan cómoda.

A mitad del vuelo, a una azafata se le rebala una cerveza, que cae justo a la altura en la que me siento, en el pasillo, y explota. Los pasajeros estallan en carcajadas y gritan: ¡¡Feliz año nuevo!!

Al rato, en la parte de atrás, algunos pasajeros se muestran agitados. A alguien le ha pasado algo. La azafata nos manda a sentar. Por megafonía se pide que, si hay servicio sanitario a bordo, se ponga en contacto con la tripulación.

Y la última incidencia. Aterrizamos bruscamente, con un golpe que nos puso a todos el corazón en la garganta. Llegamos a las cintas de recogida de equipaje, empiezan a andar, salen unas 20 o 30 maletas y se para. Esperamos y esperamos hasta que, de nuevo, se vuelve a poner en funcionamiento y por fin podemos abandonar el aeropuerto.


Sobre esta noticia

Autor:
Silcblnz (53 noticias)
Fuente:
dragonflyjourney.wordpress.com
Visitas:
2110
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.