Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cosasdedinero escriba una noticia?

Crea tu propia lotería

18/02/2013 18:02

0 Es tan difícil ganar algo y tan fácil perderlo todo que debiéramos plantearnos si nos compensa invertir en la lotería. Lo mismo digo de la bono-loto, la primitiva, el bingo o las apuestas deportivas. Son sistemas pensados para que la mayoría de la gente pierda su dinero

0

Todos conocemos la mecánica de la lotería. Compramos un décimo y esperamos al día del sorteo. La inmensa mayoría de las veces perdemos el dinero apostado. En ocasiones, nos toca el reintegro (la terminación) con lo que nos devuelven el dinero apostado. La inmensa mayoría lo reinvierte en otro décimo (total, se daba el dinero por perdido) y acaba perdiendo.

Sí, es cierto que a veces nos pueden tocar los dos o tres últimos números y podemos multiplicar el dinero que nos costó el décimo por diez o por cien, pero es raro que acertemos y solamente siendo verdaderamente afortunados podemos llevarnos el gordo… Es tan difícil ganar algo y tan fácil perderlo todo que debiéramos plantearnos si nos compensa invertir en la lotería. Lo mismo digo de la bono-loto, la primitiva, el bingo o las apuestas deportivas. Son sistemas pensados para que la mayoría de la gente pierda su dinero.

No sé cual será tu caso, sé que hay gente afortunada que tiene suerte. Como dice ese famoso dicho: “Hay personas que nacen con estrella y otras personas nacen estrelladas”. Yo pertenezco al último grupo. ¿Y tú?

Un día me cansé de perder dinero y pensé: ¿por qué no creo mi propia lotería?

Fue muy sencillo crear mi propio sorteo de lotería: compré una acción de la empresa Abertis en lugar de comprar un décimo de lotería. Total, la acción podría subir o quizás bajara de precio, pero al menos me tocaría el reintegro y me quedaría algo de dinero vendiendo la acción.

Elegí Abertis un poco al azar, sin saber nada de bolsa. Era un valor recomendado por los analistas en aquella época. Así que compré una acción el día 2 de junio del año 2000 que me costó 7, 56 euros. La dejé olvidada en mi cuenta de valores. Como era una lotería, con el paso del tiempo la acción podía subir o podía bajar. Me daba igual perderlo todo, total con la lotería también acabo perdiéndolo todo así que daba igual, pero al menos era mi propia lotería.

Te invito a crear tu propia lotería. Solamente tienes que escoger alguna acción que reparta dividendos de forma periódica, que sea sólida, que pertenezca al IBEX y olvidarte de ella

El día 12 de abril de 2012 consulté cuanto valía mi acción y me llevé la primera sorpresa: ¡valía 12, 12 euros! ¡Ganaba dinero! La diferencia entre lo que me costó y lo que la vendí fue de 12, 12-7, 56=4, 56 euros. ¡Un 60, 32% de beneficio!

Mirando el extracto de mi cuenta me llevé la segunda sorpresa: Abertis me ha ido pagando durante todos esos años dividendos. Vale, son cantidades pequeñas pensarás. 0, 18 euros el primer dividendo, 0, 19 euros el segundo dividendo, y los dividendos fueron subiendo hasta 0, 24 y 0, 28 euros los dos últimos dividendos. No pongo toda la lista porque es larga, pero la suma total de dividendos cobrados por una sola acción suma la cantidad de 6, 31 euros netos. (Dividendos netos, después de pagar impuestos).

Dos sorpresas en una: 4, 56 euros de revalorización de la acción y otros 6, 31 euros suman un total de 10, 87 euros. En total casi un 144% de beneficio.

Te invito a crear tu propia lotería. Solamente tienes que escoger alguna acción que reparta dividendos de forma periódica, que sea sólida, que pertenezca al IBEX y olvidarte de ella. El ejemplo que te he puesto, Abertis, no es de las empresas que pagan mejores dividendos (suele pagar un 5% mientras otras llegan al 8 o 10%), pero si es de las más consolidadas en el pago creciente de dividendos netos (pagaban unos 18 céntimos por acción en el año 2000 y ahora pagan unos 28 céntimos en el 2012).

El ejemplo propuesto es válido para una sola acción. Si en vez de comprar décimos de lotería o ir al bingo o apostar a la primitiva fueramos comprando acciones, el efecto bola de nieve a lo largo de los años puede ser muy significativo.

Crea tu propia lotería: en lugar de comprar décimos de lotería compra acciones que repartan dividendos. A la larga te saldrá rentable.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en