Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Psicocine escriba una noticia?

Crítica: "Paul"

14/07/2011 14:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El próximo 22 de julio se estrena en las salas españolas un invitado la mar de especial: Paul, un curioso y asombroso alienígena que seguro no nos va a dejar indiferentes.

La cinta comienza presentándonos a dos amigos, Graeme Willy (Simon Pegg) y Clive Gollings (Nick Frost), que están a punto de cumplir el sueño de sus vidas: Abandonar la arcaica Gran Bretaña por unos días para visitar la meca de los fans de los comics, novelas gráficas y ciencia ficción en general… ¡La gran Comic-con de San Diego, EEUU! Tal acontecimiento no podía quedarse tan solo en eso, y haciendo gala de su condición de fans de los fenómenos paranormales, deciden también hacer una ruta por todo EEUU visitando los lugares más emblemáticos y conocidos en los que, supuestamente, hubo contacto alienígena.

Cuál será su sorpresa al pasar por la mítica Área 51 y descubrir a un pequeño y gamberro alienígena que se presenta como Paul (Seth Rogen, o Santi Millán en su versión española), y les pide, casi ordena, que le ayuden a escapar de sus captores. Por un lado fascinados, y por otro lado muertos de miedo, estos dos ‘ frikis’ de lo paranormal se embarcarán, junto con su peculiar nuevo compañero, en el viaje de sus vidas. Por el camino se encontraran con todo tipo de personajes, desde agentes de oscuras organizaciones gubernamentales en busca del alienígena perdido hasta paletos de pueblo que representan a la cristiandad más tópica y rancia de EEUU.

Dirigida por Greg Mottola (Supersalidos, Adventureland) y siendo el primer guión de Simon Pegg y Nick Frost (los dos actores protagonistas de la cinta), Paul nos presenta a lo largo de algo más de 100 minutos una bonita y divertida historia de aventura, comedia, amistad, y muchas, muchísimas referencias. Y es que el guión de Paul parece haber sido escrito con una profunda admiración y respeto hacia toda la cultura de ciencia ficción que nos rodea desde la aparición de Star Trek a finales de los años 70. Da igual que seamos unos neófitos en el tema, o unas eminencias, Paul conseguirá sacarnos una sonrisa con referencias totalmente inesperadas a clásicos como Expediente X, E.T. o Star Wars.

No obstante, estas referencias no llegan a ser tan importantes en la trama como para enajenar al espectador más casual, provocando que la carga humorística de la película se distribuya a partes iguales entre inteligentes homenajes al fandom de la ciencia ficción y el humor más pueril basado en pedos, tetas y palabrotas. Paul es gamberro, un fuera de serie, y sabiendo todos los secretos de la vida, se entrega al carpe diem más extremo, provocando un profundo cambio en todos los humanos con los que se encuentra en su peculiar éxodo. Si creéis que Paul tiene algo que ver con E.T. y su teléfono, estáis muy equivocados.

Otro de los puntos fuertes de la película son los excelentes personajes secundarios que adornan la película, siendo algunos de ellos antiguos conocidos de programas como Saturday Night Live, dando de si escenas realmente memorables, como una pequeña representación del eterno debate entre creacionistas y evolucionistas de los estadounidenses, o incluso cameos de alto standing, siendo estos algunas de las mejores referencias que veremos en la película.

En definitiva, Paul es una película muy entretenida, ideal para pasar el rato, y aunque si somos un poquito ‘ frikis’ la disfrutaremos más, las frases lapidarias de Paul serán más que suficientes para mantenernos con una sonrisa en la cara hasta el final de la película.

Lo mejor:

  • El carisma y los puntazos de Paul. Y sobre todo, su actitud.
  • El cameo final.
  • Las mil y una referencias ‘ frikis’ que plagan la película. ¡Ni la banda de música country se salva!

Lo peor:

  • Todas esas referencias que ves, pero no terminas de entender, dejándote con la sensación de haberte perdido algo bueno.
  • Que el cartel de la película te destripe el cameo final.

Sobre esta noticia

Autor:
Psicocine (4367 noticias)
Fuente:
psicocine.com
Visitas:
2498
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.